GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Vicálvaro

Zaida Cantera: “La propia idiosincrasia de la sociedad española sigue siendo muy patriarcal”

Zaida Cantera, diputada del PSOE, en una entrevista para GlocalPressURJC
La diputada continúa su lucha por el movimiento feminista y los derechos de las minorías desde el Congreso

Feminista, ex militar y actual diputada del PSOE por Madrid.

“La cancelación de las prácticas sí afecta a nuestro futuro”

Equipo Médico. CC BY Jennycepeda
En esta situación se encuentra Covadonga López, alumna de último curso de Medicina que estaba realizando prácticas en el Hospital Ramón y Cajal. Hablamos con ella y traducimos algunas de sus recomendaciones a "Visual Thinking".

El último curso de Medicina supone un reto a nivel académico para cualquier estudiante.

“El machismo es el que mata"

Toñi Domingo, cofundadora de Entre-Tejiendo Vicálvaro junto al mural feminista del 8M
La marea morada ha vuelto a tomar las calles de Vicálvaro durante el 8M. Entre ellas ha estado Toñi Domingo, a quien entrevistamos días después del Día de la Mujer. Se define como “feminista de barrio” y es cofundadora de la asociación Entre-Tejiendo Vicálvaro, un grupo autogestionado que lleva tejiendo redes entre las vecinas del barrio desde 2014. Se reúnen todos los miércoles por la tarde en el Centro Social Polivalente de Vicálvaro. “Yo soy feminista y, como creo en ello, voy poniendo mi granito de arena junto a mis vecinas”, afirma Toñi.

¿Cómo nace Entre-Tejiendo Vicálvaro?

"En las catástrofes debería empezar a plantearse el uso de drones"

Eduardo Méndez, técnico en telecomunicaciones, posa con el mando de su dron
Para algunos, los drones son el futuro. Pero para el madrileño Eduardo Méndez son su día a día: los repara, los revisa y conoce a fondo esta nueva tecnología que cada vez está más presente en todos los ámbitos

Incluso antes de que empezara su grado en Telecomunicaciones, a Eduardo Méndez

"El movimiento estudiantil también es una escuela"

Aníbal frente a la estatua de Miguel de Cervantes en el patio interior del campus de Vicálvaro de la Universidad Rey Juan Carlos
Pasa-clases, concentraciones y huelgas. Cuatro años de trabajo han convertido a Aníbal Valverde en un símbolo de las protestas estudiantiles en Vicálvaro. Ya alejado de la universidad, repasa lo que ha dado de sí su paso por la lucha por los derechos educativos

"Los proyectos espaciales necesitaban construir bases en España"

Alberto Martos es uno de los referentes en las misiones espaciales con colaboración española
Equiparado a la Circunnavegación de Magallanes y Elcano, el de Alberto Martos es uno de esos casos en los que la labor española ha sido, y sigue siendo, importante para el desarrollo de la historia de la humanidad. Y es que hace 50 años, cuando millones de personas miraban al hombre pisando la luna por televisión, no se paraban a pensar en el ejército de hombres repartidos por todo el mundo que velaban por la seguridad y el éxito de Aldrin, Armstrong y Collins. Algunos de ellos desde California, pero también desde Canarias y Madrid. El ingeniero de telecomunicaciones Alberto Martos narra con fresco recuerdo esos gloriosos años en los que las misiones espaciales contaron con la imprescindible labor española.

Subvenciones para la discapacidad: una carrera de obstáculos

Cartel con el nombre de la asociación, AMIVI, colocado en la pared de la entrada de su local donde desarrollan sus actividades diarias
El colectivo de padres de AMIVI denuncia la falta de medios desde la creación de la asociación en 1995 y reclama más ayudas a la Comunidad de Madrid

La discapacidad intelectual es una alteración en el desarro

“El ajedrez es un tesoro para toda la vida”

Club de Ajedrez Valdebernardo Entrevista
José Luis Uceda es el presidente del Club de Ajedrez Valdebernardo, que anunció el pasado 25 de febrero la celebración del II Torneo de Lentas en el distrito. Nos abre las puertas de su sede, ubicada en el Centro Cultural de Valdebernardo, para acercarnos a este deporte y contarnos todos los entresijos de la próxima competición.

La ciencia de la igualdad

Maria del Mar Monto, presidenta de Forense Tecnológico de Vicálvaro: "Hay que darle las gracias a los frikis, que han apostado por poner la ciencia al servicio de la sociedad".

En la mesa, hay una caja con una fotografía pegada. “Veo que ya hemos recibido el paquete que vamos a sortear”, comenta María del Mar Mora-Granados, presidenta de la asociación Forense Tecnológico de Vicálvaro. “Es una impresora 3D”, continúa. “Hoy en día, en algunos países ya las utilizan hasta para generar huesos. Obviamente, las que utilizan para ello son algo mejores que esta”, concluye con cierta ironía. El sorteo al que se refiere se celebrará, el próximo viernes 13 de marzo, en el Encuentro de la Comunidad Educativa por la Ciberseguridad. Un evento organizado por la asociación que preside y que está recibiendo una gran acogida. “Ya se han inscrito más de 80 personas, y eso que aún no hemos hecho difusión en los institutos, nuestro principal público”, explica.  

María del Mar es perito informático judicial. Es decir, se encarga de valorar pruebas digitales de cara a un juicio. “Igual que cuando hay que valorar a un enfermo va un médico, cuando hay pruebas digitales se encarga un perito”, explica. Para este trabajo, no existe titulación específica, sino que “es necesario cursar estudios relacionados con el ámbito de la informática y experiencia demostrada”.

En su caso, realizó el grado de ingeniería informática. “Cuando estudié en la universidad había un número diferenciador de hombres, sin embargo, yo creo que eso ahora se está revirtiendo”, cuenta. A través de Forense Tecnológico, imparte charlas de concienciación en los institutos sobre el buen uso de las nuevas tecnologías. En estas, no aprecia que las chicas tengan menor interés que los chicos. “Incluso en ámbitos como el ciberacoso o la sextorsión ellas muestran mayor interés, porque les toca más de cerca”, prosigue la presidenta. De hecho, la necesidad de combatir este tipo de casos es el principal motivo por el que se fundó la asociación.

"En ámbitos como el ciberacoso o

la sextorsión ellas muestran mayor interés,

porque les toca más de cerca”

Sin embargo, los números parecen decir lo contrario: solo el 18 % de las mujeres en el mundo realizan carreras STEM (acrónimo en inglés referido a Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), según el informe de la UNESCO del pasado octubre. España también se aproxima a la realidad mundial: según el estudio Vía universitaria (2017-2019) elaborado por la Xarxa Vives d’Universitats, el género femenino tiende a realizar carreras del área de la salud y cuidados mientras que el masculino en aquellos ámbitos relacionados con el poder y toma de decisiones, donde además tienen mayor proyección laboral.

 El autobús 130

En los años 90, la única forma de llegar a la Universidad Politécnica de Vallecas, donde estudiaba Maria del Mar,  era cogiendo el autobus 130, que unía Vicálvaro, Vallecas y Villaverde. "En ese momento, la zona era el centro de la droga y yo viajaba a diario con ‘yonkies’ al lado. Luego tenía que atravesar un descampado y un polígono abandonado, y esperar ahí al autobús que pasaba cada 20 minutos, si lo cogías. A mí, por suerte, nunca me pasó nada; pero era bastante acojonante”, recuerda María del Mar. “Al final te hacías amiga de los conductores”, sigue con cierto sarcasmo. “Ahí sí que se notaba lo que era vivir en el extrarradio”, cierra. En el imaginario, se dibuja un barrio muy distinto al actual.

"Yo iba a la universidad

con ‘yonkies’ al lado"

Con el tiempo, las comunicaciones entre Vicálvaro y Vallecas han aumentado no solo en rapidez; sino que también en seguridad. “Somos barrios muy luchadores, y por eso, aunque no tuviéramos las mismas posibilidades que en el centro, siempre hemos tenido vecinos que han intentado traernos la tecnología, la ciencia, la cultura, etc.”, relata. Un claro ejemplo de ello fue la semana del 8 de marzo, donde las mujeres vicalvareñas coparon las calles para que las nuevas generaciones no sientan el mismo miedo que María del Mar cogiendo el autobús 130.  

Un futuro de ciencia ficción

Coches que se conducen solos, drones para el trabajo de campo, pantallas de televisión que se enrollan… Todos ellos son avances científicos que ya se utilizan en laboratorios y áreas de expertos y que pronto llegarán a la calle, según comenta María del Mar. “Hay que darles las gracias a los frikis. Son técnicos, como Mark Zuckerberg o como Tesla, que han apostado por poner la ciencia al servicio de las personas, y mejorar así la sociedad”, afirma. Todos estos inventos están orientados a reducir las desigualdades, a construir una sociedad más justa. También entre hombres y mujeres.


Noticias relacionadas

“La brecha digital no existe”

José Raúl Elola, Premio INCIBE al Cibercooperante del año en 2019
La sede de Forense Tecnológico se encuentra en una calle poco transitada de Vicálvaro, entre comercios locales. Su atrevida fachada roja incita a imaginar que lo que se encuentra tras sus muros no es una tienda de informática al uso, y su interior va incluso más allá. Viejas torres de ordenador se apilan hasta casi rozar el techo; cajas, cartuchos de impresora y teclados, cables, pero también medicinas. “Lo siento, nos pilláis con esto un poco revuelto, es que enviamos los materiales al Sahara Libre dentro de dos semanas”.

Un vecino de Vicálvaro

"Con el Brexit perdemos un compañero de viaje”

Carlos Fernández de Casadevante sentado en su despacho de la facultad de Vicálvaro de la URJC
Rodeado de papeles y libros de Derecho, en su despacho de la Facultad de Vicálvaro de la Universidad Rey Juan Carlos, Don Carlos Fernández de Casadevante, catedrático de Derecho internacional público y relaciones internacionales y profesor de la Universidad, se muestra relajado y contento de poder compartir sus conocimientos. En la pared cuelgan antiguos dibujos de sus hijos. Controla la situación porque sabe que juega en casa.

Tras tres años de negociaciones e incertidumbre política, el 31 de enero de 2020, Reino Unido s

"Lo peor que le ha pasado a Vicálvaro es pertenecer a la capital"

Valentín González, presidente de Vicus Albus, junto a la base de datos de la asociación.
Entre 1948 y 1954, Madrid absorbió un total de trece pueblos de sus alrededores para convertirlos en barrios de la gran ciudad. El 20 de octubre de 1951 llegó el turno de Vicálvaro, cuyos vecinos vieron cómo la masificación de la capital les arrebataba parte de su identidad. Apenas un año después, y ajeno a todo lo que acontecía en Madrid, nacía en Extremadura un niño que, unos veinte años más tarde, se mudaría al barrio –para él, el pueblo- que cambió su vida. En 1970 Valentín González (Bienvenida, Badajoz, 1952) llega a Vicálvaro y se impregna de los valores y la historia de un barrio al que, asegura, “lo peor que le ha pasado es pertenecer a la gran capital”.

 

“SÉ QUE NO TENGO RELEVO”

Páginas

Desarrollo en Drupal por Suomitech