GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Un día en Vicálvaro

Crónica
Local
Parroquia de Santa María de la Antigua, Iglesia Vicálvaro
Parroquia de Santa María de la Antigua
Alguna vez en la vida, la ciudad de Madrid ha formado parte de nuestras vidas, - un viaje, una visita de paso, el período universitario…-pero la mayoría estamos muy lejos de conocer muchos de sus rincones y dejarnos llevar por los encantos que pequeños barrios castizos de la capital nos ofrecen. Hablemos de Vicálvaro.

Conocer una ciudad en profundidad supone visitar sus barrios más profundos. Vicálvaro es uno de sus distritos situado al sureste de la provincia madrileña.  Aunque es un lugar que poca gente se aventura a explorar, pasar un día en él merece la pena.

Rodeado por Moratalaz, San Blas-Canillejas, la Villa de Vallecas y Coslada entre otros, Vicálvaro es una barriada que se ha construido alrededor de su casco antiguo. Su edificio más importante es la Parroquia de Santa María de la Antigua, cuyo primer documento data del año 1427. Años más tarde, Felipe II hizo que se ampliara el edificio y ya en 1602 se construyó un retablo y en 1760 se instaló en su interior órgano. No obstante, ambos fueron destruidos a comienzos de la Guerra Civil por el bando republicano. Más adelante, con motivo de la conmemoración del 4º Centenario de la Iglesia, alrededor de los años 90, comenzaron a desarrollarse las obras del edificio para su restauración y ya en 1997 el Gobierno de Madrid lo declaró bien de Interés Cultural.

Tras el buen sabor de boca que nos dejan algunas obras históricas como esta, pasamos por la plaza de Don Antonio de Andrés. Su nombre responde a un importante profesional de la Medicina y actualmente es el punto de encuentro de muchos habitantes del barrio.

En el casco antiguo nos encontramos con los siguientes edificios: la, Ermita de la Soledad, la Cruz del Cristo de la Guía y Pila bautismal de Ambroz.

Se acerca la hora del almuerzo y hay que buscar un lugar donde cargar las energías. Para ello nos retiraremos un poco del casco antiguo, pero diez minutos de agradable paseo serán más que suficientes. Para ello tenemos varias opciones, pero proponemos principalmente dos: El Rincón de Carla y la Taberna de Chana.  

Situado en Paseo de los Artilleros 15 (posterior) desde hace diez años, El Rincón de Carla ofrece tapas y raciones de comida tradicional. Sus especialidades son el arroz con bogavante o con marisco, el risotto de rabo de toro, el rabo de toro, las hamburguesas de buey y las patatas cortijeras (15-20 euros por persona).

Desde 1997 y en memoria de Manuel Chana, La Taberna de Chana ofrece platos típicos castizos. Las especialidades de la casa son el cocido madrileño, el rabo de toro, los callos a la madrileña y los caracoles gallegos (20-25 euros por persona).

Tras llenar el estómago, continuamos con la ruta. A pesar de la visita a todos sus monumentos no acabaremos de conocer toda la historia de Vicálvaro, pero la curiosidad es una cualidad humana, y para acabar con nuestras dudas podemos visitar el Museo de Vicálvaro que se emplaza en la sede de la asociación Vicus Albus.

Que mejor forma de acabar la jornada que con la cercanía y el interés hacia el mundo animal: el Parque Temático de la Naturaleza Faunia, situado en Valdebernardo es un lugar lleno de animales salvajes de los que podemos disfrutar hasta las 18:00 un día laboral y hasta las 20:00 un fin de semana. 

Desarrollo en Drupal por Suomitech