GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

"No existen distancias para los que menos tienen, porque al final son los que más dan"

Entrevista
Internacional
Errachidia es una pequeña ciudad marroquí en la que Elbassma y Marian García han centralizado sus esfuerzos
Marian García en el Desierto de Mezouga, cerca de Errachidia, donde se realizan los proyectos de Elbassma || Marian García
Marian García, 29 años y Maestra en Educación Infantil y Primaria, se alza como una de las voces autorizadas de la Asociación solidaria Elbassma.

Marian, con un Máster en "Prevención de drogodependencias y otras conductas adictivas", pone su experiencia como voluntaria al servicio de esta organización. De forma altruista, ayuda a construir un futuro mejor para los jóvenes invisibles para la sociedad coordinando los proyectos que desarrolla en Marruecos Elbassma, (sonrisa en árabe). Se  trata de una organización formada por un grupo de jóvenes marroquíes y españoles comprometidos con los derechos de los niños de Errachidia, una pequeña ciudad del país magrebí. La joven maestra, con su solidaria doble vida, quiere animar a la juventud para que aporte el granito de arena con el que sea posible “crear sonrisas”. 

Pregunta: Llevas años colaborando con esta asociación, ¿sientes que la acción de Elbassma está ayudando al cambio?  ¿Se pueden ver los frutos del trabajo? 

Respuesta: Empecé como voluntaria en 2015 y poco a poco fui colaborando más con ellos hasta llegar a formar parte de la junta directiva. Es difícil ver cambios grandes porque somos una asociación que trabaja con poblaciones pequeñas. La principal misión de Elbassma es crear sonrisas y ese reconocimiento lo vemos diariamente en nuestro trabajo. Vemos frutos, aunque no todos los que nos gustaría porque tampoco tenemos los medios. 

P: ¿Cúal crees que es la razón por la que los jóvenes se hacen voluntarios?

R: Actualmente muchas personas utilizan el voluntariado como un fin turístico. Es cierto que es una buena oportunidad para viajar y conocer culturas desde dentro, pero sobre todo se trata de hacer algo beneficioso para los demás. Respecto a los valores de los voluntarios, creo que imperan la humildad y el altruismo, porque todos obran de forma desinteresada. 

 

El día de un voluntario en Elbassma || Almudena López Sanz

P: ¿En qué iniciativas trabaja Elbassma?

R: Principalmente, nosotros dirigimos campos de trabajo que se realizan en verano y en Semana Santa. Trabajamos con niños en diferentes pueblos realizando talleres educativos, clases y actividades lúdicas. También, tenemos proyectos para rehabilitar escuelas. En ciertas zonas de Marruecos no se destina mucho dinero a la educación, por eso nos encargamos de pintar y sanear las escuelas para que los niños puedan ir al colegio con la alegría que se merecen. 

A esto, se le suma nuestra colaboración con una asociación que trabaja atendiendo a jóvenes con diversidad funcional. Algunos voluntarios que pueden ir durante todo el año están allí realizando labores fisioterapeúticas o médicas, entre otras muchas. El último proyecto que hemos abierto es un centro de mujeres, situado en las montañas del Atlas, donde ellas pueden recibir cursos y reunirse para tener mayor peso en la sociedad.

P:¿El choque de culturas dificulta vuestra labor? ¿Cómo es el trato entre los nativos marroquíes y los voluntarios? 

R: Es normal tener un poco de miedo a la diferencia cultural, pero yendo con respeto no se tiene ningún problema. La gente allí es cercana, saben a lo que vamos y lo agradecen en el alma. No existen distancias para los que menos tienen, porque al final son los que más dan.

P:¿La asociación recibe algún tipo de subvención?

R: Elbassma no recibe ningúna subvención. Lo hemos intentado conseguir con diferentes proyectos, pero es muy difícil ya que somos muchas las asociaciones que luchamos por lo mismo. Nuestro sustento económico son las ayudas de los voluntarios o donativos que aportan diferentes personas o actividades que se realizan para la recaudación de fondos.

Elbassma, perfectamente integrado en la sociedad marroquí || Almudena López Sanz

P:¿Cuál es el truco para compaginar una vida laboral y personal con la labor solidaria que ejerces?

R: Lo más importante de todo es lo que tu quieras hacer por los demás, todos podemos sacar tiempo para estas causas. No cuesta tanto porque al final se ve recompensado. Sé por experiencia que todas las personas que han estado en Elbassma o en asociaciones similares, cuando ven la sonrisa de los niños, se dan cuenta del tiempo que perdemos en otras cosas que quizá no sean tan importantes. Es cuestión de perspectiva. 


Noticias relacionadas

Una experiencia inolvidable en Elbassma 

Yo, en la guardería; mi hermana, en la escuela 

Experiencia como voluntario en Marruecos en Elbassma

Desarrollo en Drupal por Suomitech