GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Pasión por el rugby y superación personal

Entrevista
España en el Mundo
Último partido de Nicolás con el Fénix C.R., rugbyfenix.com
Una convocatoria con la selección española Sub 18 fue el estímulo que necesitó Nicolás Bono para dar un vuelco en su vida, en busca del profesionalismo en el mundo del rugby. Comprometido e incansable como deportista, siempre con una sonrisa, recién llegado a la mayoría de edad, voló a Londres para integrarse en la disciplina del London Scottish, donde, con mucho esfuerzo, se está afianzado dentro del club como un jugador prometedor.

Es y será una de las mejores experiencias de mi vida”. Así resume Nicolás Bono sus vivencias en un equipo de Championship, la segunda división inglesa de rugby. Sin embargo, como él mismo nos recuerda, varias veces a lo largo de la conversación, “en Inglaterra el rugby es otro mundo”, “como el fútbol en España, para que lo entendamos claro”, por lo que la Championship está muy por encima de la División de Honor en España, primera liga española.

Nicolás Bono tiene tan sólo 18 años, pero alberga una determinación fuera de lo común que le llevó a emigrar a Inglaterra cuando se dio cuenta que había tocado techo jugando a rugby en su Aragón natal “tenía que salir de España... si quería que mi sueño llegase a ser realidad”.

Según cuenta, no lo ha tenido fácil, y su progreso ha estado basado en el sacrificio y el trabajo. Desde su primer entrenamiento, “¡pedazo de caos!” es su sincero resumen, pues le costó adaptarse a las exigencias técnicas y tácticas de su nuevo club, hasta ser seleccionado para la Academia del London Scottish, hay meses de trabajo abnegado.  “Tantísimo sacrificio se ha visto premiado con estar ahí, en la academia”. La Academia es lo que en España sería un equipo de promesas, en el que jóvenes jugadores de toda Inglaterra compiten por hacerse un hueco en el mundo del rugby profesional. En el caso del London Scottish, es un club que hasta ahora ha nutrido a numerosos clubes londinenses con jóvenes jugadores procedentes de su cantera. “El objetivo de la academia es formar jugadores que lleguen al primer equipo lo antes posible o bien transferirlos a otros”.

Desde el aterrizaje en Heathrow hasta la selección para la Academy, ha habido cinco meses intensos de “entrenamientos muy fuertes, constante competencia, mucha tensión... compaginados con un trabajo de Kitchen Porter (friegaplatos) en jornadas de hasta dieciséis horas. Nada como una voluntad inquebrantable para superarlo. Pero Nico no ha dejado de soñar: “¿jugar en la Premiership? visto lo visto, todo depende de un email, mensaje o llamada. Si tengo el talento suficiente, las lesiones me respetan y continúo tan persistente como siempre… es muy difícil, pero a ello aspiro”.

Con un futuro tan prometedor y a dos mil kilómetros de distancia no se ha olvidado de su club, su “gran familia” como él mismo llama al Fénix C.R. En el futuro “quiero volver a mi club y junto con mis compañeros, llevarlo a la categoría más alta posible. ¿Cuando? No lo sé”. Puede que sean sus dieciocho años y todavía no haya tenido tiempo de olvidarlos, o puede que sea cierto que “todo jugador de rugby es un caballero” y por lo visto, actúa en consecuencia. Lo que es seguro es que en estos momentos Nicolás estará disfrutando de los triunfos del Fénix C.R., recientemente ascendido a División de Honor B, mientras suda la camiseta de un histórico del rugby británico.

Comentarios

Qué orgullo que España esté tan bien representada fuera, y en una disciplina diferente al fútbol, al tenis o al baloncesto. Una pena que gente así no se quede para engrandecer el rugby en España, que falta le hace!

Desarrollo en Drupal por Suomitech