GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Pablo Hasél, el detonante

Editorial
Indignados
Furgón de la Guàrdia Urbana en llamas / Imagen EFE
En las últimas semanas la actualidad ha estado marcada por el juicio al rapero Pablo Hasél, para quien la justicia pide 9 meses de prisión y 30.000 euros de multa. Sumados a otros antecedentes penales, Hasél se sienta en el banquillo acusado de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona y a las instituciones del Estado. Esto ha creado mucho revuelo en la sociedad, derivando protestas por las calles de Barcelona y Madrid de personas afines a que lo que estaba ocurriendo con el cantante era una injusticia.
 
Lo que empezaba como una concentración pacífica, sin autorización del gobierno, empezaba a envalentonarse a medida que pasaban las horas. Los violentos comenzaban a abrirse paso en las protestas, primero arrojando todo tipo de objetos contra los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, seguido de destrozos al mobiliario urbano y finalmente haciendo añicos escaparates, persianas y puertas de todo tipo de comercios.
 
Los empresarios volvían a ver como unas protestas que pretendían ser pacíficas se convertían en revueltas violentas en las que sus locales recibían todo tipo de daños y destrozos.
 
Las graves protestas producidas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél han provocado en Cataluña y Madrid multitud de altercados, quema de contenedores, destrozos y ataques a multitud de comercios. Sin duda, los empresarios presentan un sentimiento constante de hartazgo, no solo fueron uno de los sectores más castigados a lo largo de la crisis sanitaria, sino que, a lo largo de las últimas semanas han visto como muchos de sus negocios hansufrido multitud de destrozos y saqueos.

La mayoría de las organizaciones empresariales han mostrado abiertamente su crispación tras los últimos incidentes. Por ello, decidieron organizar un acto el pasado 4 de marzo, manifestando su rechazo total a losactos vandálicos sucedidos en las manifestaciones de Barcelona y de otras ciudades españolas. A su vez, piden al Govern y al ayuntamiento de la ciudad condal que potencien las medidas para la recuperación y reactivación de la economía, e intenten abandonar su actitud “irresponsable”.

El presidente de la patronal, Josep Sánchez Llibre, ha leído un comunicado en el cual hace un llamamiento directo a la pasividad de la Generalitat ante los diferentes altercados, sin realizar ningún llamamiento al orden hasta el pasado viernes. En el texto, se suscriben asociaciones del comercio, turismo, hostelería y restauración, los cuales componen más del 25 % del PIB catalán y dan empleo a casi medio millón de trabajadores.

No obstante, también han aprovechado para recalcar su máximo apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, exigiendo que no se pongan en duda las actuaciones llevadas a cabo en respuesta a los actos vandálicos.

Sanchez Llibre ha finalizado su comunicado transmitiendo la importancia de sector social en Cataluña y la importancia de que el nuevo gobierno de la Generalitat cuente con el apoyo de los empresarios. “Nos necesitamos a todos para salir de una situación grave y delicada, y tenemos que recuperar la ilusión colectiva y situar la economía al servicio de las personas”, concluyo Llibre.

Desarrollo en Drupal por Suomitech