GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Maysoun Douas: «Gran parte de la sociedad piensa en las mujeres musulmanas como cosas»

Entrevista
Culturas
Fuente: El País
Su nombre copó titulares cuando Manuela Carmena la incluyó en su lista para las últimas elecciones municipales. Hoy, convertida en la primera concejala musulmana del Ayuntamiento de Madrid, aprovecha su tribuna para romper estereotipos: «Ser musulmana no implica renunciar a tus pasiones».

 

 

Cuando hace un año Manuela Carmena anunció su fichaje, la prensa no tardó en echarle el ojo. «Al principio me dio vértigo», confiesa Maysoun Douas, que acaparó titulares por ser la primera candidata musulmana a hacerse con uno de los asientos que hoy ocupa en el pleno de Cibeles. Acto seguido, reflexiona y admite la necesidad de que perfiles como el suyo tengan visibilidad en la vida pública: «Se está consiguiendo que el reflejo diverso de la sociedad se traslade a otros ámbitos, como la política».

Granadina de nacimiento e hija de marroquíes, su currículum es el de una mujer preparada, pero sobre todo de una emprendedora que desde bien joven tuvo claro que se entregaría a la causa feminista: «En ningún momento se nos invita a que tomemos el papel que queramos dentro de la sociedad, se nos cuestiona continuamente y, lo que es peor, gran parte de la sociedad no piensa en nosotras como personas, sino como cosas».

Douas atribuye dicha cosificación al hecho de que se reasigne a la mujer musulmana un espacio que no le corresponde, «que es el de la sumisión», subraya. Y lamenta que este desconocimiento eclipse su verdadera lucha: «Tenemos un compromiso, que es hacer de la sociedad un lugar mejor, por eso, es muy frustrante que se nos pongan trabas constantes».

Frustración es la palabra que también emplea para referirse a la eterna polémica del velo, que en los últimos días se ha reavivado tras una entrevista en la que Nora Baños, candidata de Podemos en las pasadas elecciones europeas, denunciaba que se cuestionase su defensa del feminismo por ser musulmana y llevarlo. En este sentido, la edil de Más Madrid desaprueba que «en una sociedad de libertades se cuestionen las libertades individuales» e incide en que no se puede generalizar: «Mientras que en Irán, por ejemplo, muchas mujeres son perseguidas por no llevar velo al ser obligatorio por ley, en Turquía, en cambio, se estuvo luchando hasta 2003 para modificar la norma que prohibía llevarlo en las instituciones públicas», argumenta quien desde la adolescencia considera esta prenda parte de su identidad: «Siento que, con él, soy más libre representando quién soy».

«Las musulmanas en periodo de lactancia tienen derecho a cobrar un sueldo a tiempo completo y a trabajar solo media jornada» es otra de las declaraciones por las que Baños ha sido blanco de las críticas, pero que Douas suscribe: «El verdadero islam insta a alcanzar la equidad y la justicia social, contempla más derechos que limitaciones; el problema es que siempre ha estado sometido a entornos políticos que han condicionado su cumplimiento y han provocado que se haga una proyección distorsionada de él».

Desmontar esta imagen y, sobre todo, romper con los estereotipos es uno de los mayores retos que, para la concejala, tienen por delante las mujeres musulmanas: «Nuestra misión es recuperar un espíritu que se ha ido perdiendo por la masculinización de las interpretaciones ligadas al islam». En esta línea, reconoce que la cuestión de la emancipación se resiste en el imaginario colectivo. «Nos enfrentamos a diario a la misma pregunta: “¿seguro que lo vas a hacer?” Por favor, no nacimos ayer ni necesitamos que nos lleven de la mano».

Y concluye con un último alegato: «Las musulmanas están haciendo mucho por educarse, emplearse y formar parte activa de la sociedad y el movimiento feminista, y revertir estos logros por cuestiones espirituales debería hacernos reflexionar sobre la forma en que concebimos la inclusión y la diversidad». Y a todos aquellos que aún se sorprenden al ver a una científica o a una política con velo, les manda un mensaje: «Ser musulmana no implica renunciar a tus pasiones».

Desarrollo en Drupal por Suomitech