GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

La URJC unida contra el COVID-19

Crónica
Universidad. Nuevas herramientas
Imagen gentileza del Portal web del Ayuntamiento de Madrid
Los ordenadores no cesan su actividad desde el pasado 11 de marzo. Desde que, siguiendo las indicaciones de Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, las clases fueron suspendidas, la URJC ha sido pionera a la hora de adaptar las medidas necesarias para continuar su trabajo de forma telemática.
El aula virtual de la URJC se encuentra viviendo sus momentos de máxima actividad por el incesante flujo de estudiantes que se conectan al día para seguir sus clases. Tanto profesores como alumnos se adaptan dentro de las circunstancias de la mejor forma posible. Las videoconferencias programadas en la plataforma equivalen a las clases presenciales fijadas para estas fechas y la actividad lectiva sigue su curso con total normalidad.
 
La solidaridad mostrada en estas semanas de confinamiento por parte de la ciudadanía también atañe a la URJC, puesto que de diversas maneras han aportado su granito de arena para ayudar a combatir el COVID-19. así ha quedado reflejado, entre otras acciones, con la donación de 60 equipos informáticos para el proyecto Folding@home de la Standford University, destinado a combatir la lucha contra el coronavirus.
 
Luchando como también lo hacen en la clínica universitaria, en la que han instalado un teléfono de atención psicológica gratuita . Infinidad de psicólogas trabajan día a día para atender las llamadas de todas partes de España, muchas de ellas de personas que viven con dificultad el confinamiento, bien por tener a familiares enfermos, con alguna discapacidad o por vivir situaciones complicadas como el duelo por la perdida de un ser querido o problemas de pareja. Los servicios permanecerán operativos todo el tiempo que sea necesario, puesto que el principal objetivo es contribuir a mejorar la salud mental de las personas en estas duras circunstancias.
 
Pero este no ha sido el único granito de arena aportado por la comunidad universitaria. El Centro de Apoyo tecnológico del Campus de Móstoles está fabricando viseras homologadas con las impresoras 3D disponibles en todos los centros de la universidad, con el fin de donarlos al personal sanitario de los hospitales vinculados a la URJC. De esa manera se ayudará a abastecer a los sanitarios que se encuentran desbordados por la falta de recursos.
 
 
 
 
 
 
Recursos como los que también emplea la universidad para incentivar la colaboración de su alumnado, dando clases de apoyo a aquellas familias que cuenten con más dificultades para continuar el curso académico de forma eficaz. La universidad junto con el ayuntamiento de Fuenlabrada ha impulsado esta iniciativa a la que también se han unido egresados, PDI y PAS. El ayuntamiento de la localidad ha ofrecido el servicio a 64 colegios
para que haga uso de la bolsa de voluntarios ofrecida por la URJC. Una medida que, según el alumnado, es necesaria ya que cualquier cosa que puedan hacer servirá de ayuda.
 
Impulsados por el mismo espíritu solidario, el alumnado del Máster en Asesoría Jurídica Laboral y la profesora María Begoña García Gil, en colaboración el ayuntamiento de Madrid ha lanzado el programa “YoTeAyudoConTuBasura”. El objetivo principal es prevenir el contagio del COVID-19 y ayudar las personas contagiadas o que presentan circunstancias especiales. Los participantes deberán respetar las normas sanitarias recomendadas y solo colaborar con su vecindario. Si el proyecto tiene éxito, la idea es trasladar la iniciativa a otros municipios de la Comunidad de Madrid con el fin de ayudar al mayor número de gente posible.
 
A pesar de las circunstancias, para evitar perder el espíritu artístico de los estudiantes de la URJC, el coordinador de los talleres de teatro, Víctor Mendoza, ha propuesto que el taller no bajé el telón y las obras de teatro sean grabados en formato podcast. Una iniciativa que normaliza la situación dentro de la comunidad universitaria y que, además permite, que el alumnado de lo mejor de sí mismo.
 
De esta forma, la URJC con un conjunto de aportaciones quiere sumarse a la lucha llevada a cabo por la población española contra el COVID-19. De forma educativa aportan su solidaridad con la ciudadanía más necesitada, demostrando ser una de las universidades de la comunidad que más está contribuyendo a esta situación. Porque este virus lo paramos unidos.
Desarrollo en Drupal por Suomitech