GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Bacterias capaces de descomponer plásticos sintéticos: un avance prometedor en la lucha contra la contaminación

Reportaje
Indignados
La acumulación de plásticos sintéticos en el medio ambiente es uno de los problemas ambientales más graves de nuestro tiempo. Afortunadamente, un grupo de científicos ha descubierto que ciertas bacterias tienen la capacidad de degradar estos materiales, abriendo la puerta a un futuro más sostenible y libre de contaminación.

Los plásticos sintéticos son una invención del siglo XX que han revolucionado la industria y la vida cotidiana de las personas. Sin embargo, su durabilidad y resistencia también los convierten en un problema para el medio ambiente, ya que tardan cientos de años en descomponerse y pueden causar graves daños a la fauna y flora. 

 

 

 

 

Uno de los mayores problemas del uso excesivo del plástico es la acumulación de residuos. A medida que se producen más y más productos de plástico, la cantidad de residuos plásticos también aumenta. El problema es que el plástico no se degrada fácilmente y puede tardar cientos de años en descomponerse en la naturaleza, lo que significa que los residuos de plástico pueden persistir en el medio ambiente durante mucho tiempo. Además, muchos de estos residuos plásticos terminan en los océanos, donde pueden causar graves problemas para la fauna marina, como la ingestión accidental de plásticos y la asfixia. 

 

 

Otro problema del uso excesivo del plástico es la liberación de productos químicos tóxicos. Algunos tipos de plástico contienen productos químicos como el bisfenol A (BPA), que puede filtrarse en los alimentos y bebidas que se almacenan en envases de plástico. Estos productos químicos pueden ser perjudiciales para la salud, ya que se ha demostrado que pueden afectar al sistema endocrino y causar otros problemas de salud. 

 

 

En este contexto, la investigación sobre las bacterias que pueden descomponer los plásticos sintéticos se ha convertido en una prioridad para la comunidad científica. Uno de los estudios más prometedores en este campo ha sido realizado por investigadores de la Universidad de Kyoto, quienes descubrieron una especie de bacteria, Ideonella sakaiensis, la bacteria produce una enzima llamada PETasa, que es capaz de descomponer el PET en sus componentes básicos, ácido tereftálico y etilenglicol. Esto es importante porque el PET es un material muy resistente y no se degrada fácilmente, lo que significa que puede tardar cientos de años en descomponerse en la naturaleza. 

 La bacteria Ideonella sakaiensis 201-F6, fue descubierta por investigadores japoneses en 2016, posterior a la descomposición de la PETasa sus residuos son utilizados como fuente de energía por la bacteria. Además, se han identificado otras bacterias con la capacidad de degradar otros tipos de plásticos, como el Pseudomonas putida, el Rhodococcus ruber y el Acidovorax sp.  

La capacidad de la Ideonella sakaiensis para descomponer el PET es un avance significativo en la lucha contra la contaminación plástica. Si se puede desarrollar una forma de utilizar esta bacteria o su enzima PETasa a gran escala, podría ayudar a reducir la cantidad de residuos plásticos que terminan en el medio ambiente y en los océanos. También podría abrir nuevas oportunidades para la producción sostenible de plásticos. 

Sin embargo, aún se necesita más investigación y desarrollo para determinar cómo se podría utilizar esta bacteria en aplicaciones prácticas y eficientes a gran escala. Además, también se debe considerar cuidadosamente cualquier posible impacto ambiental o de salud de utilizar bacterias o enzimas para descomponer plásticos a gran escala. 

Si bien aún queda mucho por aprender sobre estas bacterias y su capacidad para degradar otros tipos de plásticos, los avances en este campo son muy prometedores. Por ejemplo, se están investigando posibles aplicaciones para utilizar estas bacterias para reciclar plásticos, reducir el impacto ambiental de los vertederos y la contaminación de los océanos. 

La investigación sobre las bacterias capaces de degradar plásticos sintéticos es un campo emergente que ofrece grandes promesas para el futuro de nuestro planeta. Si bien aún queda mucho por investigar y aprender, los avances en este campo son muy prometedores, y la posibilidad de utilizar estas bacterias para reducir la contaminación y la dependencia de los plásticos es una esperanza para un futuro más sostenible. Es importante seguir apoyando y financiando la investigación en este campo para lograr estos objetivos. 

 

 

Entrevista: https://youtu.be/nBzNkRh6f-Q

 

  1. 1. Yoshida, S., Hiraga, K., Takehana, T., Taniguchi, I., Yamaji, H., Maeda, Y., Toyohara, K., Miyamoto, K., & Kimura, Y. (2016). A bacterium that degrades and assimilates poly(ethylene terephthalate). Science, 351(6278), 1196-1199. doi: 10.1126/science.aad6359 

  1. 2. Wei, R., & Zimmermann, W. (2017). Microbial enzymes for the recycling of recalcitrant petroleum-based plastics: how far are we?. Microbial Biotechnology, 10(6), 1308-1322. doi: 10.1111/1751-7915.12720 

  1. 3. Prieto, A., Escapa, I. F., Martínez, J., & de Cabezón, A. S. (2016). Bacterial degradation of polyethylene. In Biodegradation and bioremediation of pollutants (pp. 139-157). Springer, Cham. doi: 10.1007/978-3-319-24954-2_6 

  1. 4. Tournier, V., Topham, C. M., Gilles, A., David, B., Folgoas, C., Moya-Leclair, E., Kamionka, E., Desrousseaux, M. L., Texier, H., Gavalda, S., Cot, M., Guémard, E., Daligault, F., Poussu, E., & Nomme, J. (2020). An engineered PET depolymerase to break down and recycle plastic bottles. Nature, 580(7802), 216-219. doi: 10.1038/s41586-020-2149-4 

  1. 5. United Nations Environment Programme (UNEP): "Single-use plastics: A roadmap for sustainability" (https://www.unep.org/resources/report/single-use-plastics-roadmap-sustainability) 

  1. 6. National Geographic: "Here's how much plastic trash is littering the Earth" (https://www.nationalgeographic.com/environment/2018/07/ocean-plastic-pollution-solutions/) 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech