GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Adentrándonos en las profundidades de la Red

Reportaje
Comunicación
Internet es la ventana abierta hacia lo inimaginable
Deep web: Terrorismo, corrupción, compra-venta de órganos, suicidios en directo, entre otros, de una sobreinformación para la curiosidad extrema.

Son tiempos demasiado fáciles en los que para poder optar a una información, únicamente tenemos que teclear aquello que ansiamos saber. Tiempos en los que descubrir barbaridades se encuentra a un solo clic de nuestro ratón, y tiempos en los que poder ver la mayoría de atrocidades inimaginables para nuestros ojos, no necesitemos ni soñar con nuestras peores pesadillas.  Con la implantación de Internet en nuestras vidas, hace más de diez años nadie supuso que lo que conocemos actualmente como Internet fuera una pequeña parte de lo que en realidad se encuentra en nuestras vidas, o lo que ni siquiera imaginando pudiéramos encontrar. No lo vemos ni lo tocamos, pero está presente todos los días de nuestra vida sin que lo sepamos. Pudiera parecer un mito, pero no es muy difícil acceder a ella.

Las llamadas deep web o internet invisible constituye 96% de aquellas páginas privadas que no podemos encontrar en un buscador comercial como Google o Safari, y se encuentra dentro de un elevado porcentaje en el que actualmente todos los consumidores sólo utilizamos un 4% de esa gran mayoría que se oculta. Lo podríamos describir como si imagináramos un iceberg virtual en la que la parte que asoma por encima del agua constituyera nuestra actual accesibilidad virtual, y la parte inundada en el agua, todo lo que en verdad internet nos oculta debido a la gran cantidad de sobreinformación que encontramos en ella.

Accediendo a la denominada deep web

Primero debemos utilizar una máquina virtual gracias a la cual, podamos crear un ordenador falso dentro de otro ordenador, para así cambiar el sistema operativo de él y no dejar rastro para acceder a lo que muchos incluso tildan de peligroso. Ejemplos de software pudieran ser el virtual box, entre otros. A continuación nos disponemos a instalar otro software que nos redirecciona la IP del ordenador, para ocultar así nuestra identidad virtual. Uno de los programas más utilizados es el Tor: una red de ordenadores capaz de cambiar cada cinco minutos la situación geográfica de la dirección IP del ordenador. Por último, tenemos que bajarnos otro programa capaz de congelar nuestro disco duro para proteger nuestro ordenador si notamos que, tras nuestro buceo hacia la Deep web empieza a ir más lento de lo habitual. No podemos tentar a la suerte.

Una vez que tenemos todo correctamente instalado, iniciamos nuestra navegación desde un buscador descatalogado, el riesgo será menor que si lo hiciéramos desde un buscador más conocido. No tenemos que llamar la atención, pues cuanto más nos adentremos en ella, más delito estaremos cometiendo.

En la deep web, no vamos a encontrar “www.”  pues las URL o páginas direccionales se mueven a través de números y letras ligados entre sí. Siempre de manera codificada. De hecho, los numerosos usuarios que entran ahí mantienen un lenguaje oculto, sin sentido, como si hubieran creado un código nuevo que sólo ellos pudieran entender. Continuamos nuestro recorrido y accedemos a la página The Hidden Wiki, la denominada Wikipedia en la deep web. Esta página es considerada una de las más peligrosas, y sin embargo, de las más interesantes. Es una especie de guía que ofrece amplios listados de acceso a páginas en las que podemos contratar asesinos, gente dispuesta a vender órganos, prostituirse, venta de armas, sexo gore, todo lo ilegal que no alcanzamos siquiera a imaginar. Existen muchas páginas que nos ayudan a adentrarnos en este mundo tan oculto, por ejemplo en esta: http://www.batanga.com/tech/55817/como-entrar-a-la-deep-web-y-que-cosas-...

Dentro de la deep web

Cada página no es nada comparable a lo que actualmente conocemos como internet. Se trata de una especie de foros donde la gente sube cosas de todo tipo. Ejemplos de imágenes tan impactantes que se pueden ver son vídeos de gente suicidándose en directo, páginas terroristas o de casos de corrupción.

Sin embargo en la deep web también hay cosas buenas. Se puede encontrar lo que tú quieras, como por ejemplo el lanzamiento de un producto que hasta dentro unos años no va a salir. Es la búsqueda de una información sin límites, sin prohibiciones.

Cada persona es un mundo y la curiosidad muy amplia. Claramente habrá gente que le interese el asunto y que se quiera introducir más en el tema de “investigar”, de ver cosas que jamás imaginó, pero lo realmente claro es: ¿Me creerían si les dijera que parte del conocimiento que tenemos de este mundo puede ser mentira?.

Desarrollo en Drupal por Suomitech