GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

“Cuando las barbas de tu vecino veas cortar...”

Crónica
Crisis Mundial
Una nueva Crisis Mundial acecha bajo el amparo del devenir económico de todos los mercados en el 2019. Wall Street se incomoda, El PIB mundial se tambalea y la salida del Reino Unido de la UE dejan la situación económica mundial en entredicho.

No hay que ser muy sabio para saber que el exceso de demanda hace que el producto que se ofrece se deteriore. Volvemos a tener a los mercados en un punto álgido y, todo lo que sube, en algún momento, tiene que bajar. Si hacemos caso a los números, nos encontramos en un momento de crecimiento, pero son los analistas los que advierten que nos empezamos a situar en cifras similares a 2008. Y todos sabemos lo que pasó aquel año.

 

Trump dirige la partida, como siempre lo ha hecho, en el soberano país que preside: Exceso de liquidez, inflación creciente y pleno empleo son algunos de los conceptos económicos que ahora mismo definen la situación norteamericana. Y todo esto suena muy bien pero, ¿qué viene a continuación?

 

Estados Unidos está jugando en una burbuja, dejando una base deudora que puede explotar en Wall Street en un futuro no muy lejano. Javier Jorrín relata en El Confidencial una verdad ya vivida en el pasado:La realidad es que el precio al que cotizan las acciones en Wall Street parece irreal. La capitalización del mercado es en torno a 30 veces superior al beneficio conseguido por esas compañías (ratio PER), según los cálculos del Nobel de Economía, Robert Shiller. Esta cifra es superior a la que se alcanzó en 1929 y que provocó la Gran Recesión, y también está por encima de la burbuja ‘subprime’ de 2007”.

Pero EEUU se ha querido proteger y sus aranceles están perjudicando a los países “súper productivos” que viven de la exportación (sobremanera en los países del sudeste asiático). Tal es así que todo va en cadena: ellos no pueden exportar por el alto coste que esto conlleva. Las empresas, por ende, se las ven y se las desean para invertir, perjudicados por los pocos ingresos que vienen recibiendo en este sentido. “La disminución del crecimiento económico de unos y la entrada en recesión de otros afectará al PIB mundial y hará que éste crezca menos que en los años anteriores. No obstante, muy difícilmente será un factor decisivo que impulse una contracción económica a nivel global.” escribió acerca del 2019 Gonzalo Bernardos en El Español.

Esto es lo que pasa al otro lado del Atlántico. En Europa todo va de otra manera: recortes, austeridad y un país que aún está pendiente de su salida de la Unión Europea, ¿Cómo afectarán estos hechos al viejo continente? El descenso del comercio está afectando a multitud de países con superávit comercial, que basan principalmente su modelo de ventas en la exportación. Países como Holanda o Alemania han visto decrecer sus ingresos, por lo que la incertidumbre del futuro más próximo se cierne sobre las principales potencias europeas. La demanda externa se paraliza y la demanda interna no es lo suficientemente fuerte para sostener a los países, generando un clima de recesión.

Aunque el principal problema de Europa ahora mismo es el Brexit. Su consecución reduciría drásticamente los acuerdos comerciales entre Reino Unido y la UE, bajando notablemente las exportaciones y provocando una huida de empresas, fábricas y servicios financieros a otros países. Además, la Libra quedaría en un estado de titubeo ante una situación nueva para todos los mercados.  

Si nos fijamos en España, la situación es bastante distinta a lo que dicta el camino europeo. Tras la crisis económica tan radical que se vivió hace más de 10 años, el país se mantiene en una fase de recuperación lenta, por lo que debería crecer sin desequilibrios económicos en los próximos años. Al igual que otros homónimos europeos, el sector exterior español no es el mejor, pero el crecimiento del mercado interno y del turismo, en base al consumismo generalizado, deja una coyuntura más favorable de cara a una nueva crisis económica mundial. No obstante, la austeridad es una bala en la recamara de España. Pero no es la mejor.

 

Jugar a la ruleta rusa con la austeridad puede salir bien o puede salir mal. Países como Argentina, Brasil, Túnez o Turquía, entre otros muchos más, se han visto perjudicados por el camino que ha tomado Europa con el comercio exterior. El agotamiento social y la deuda externa neta les pasa factura y les deja al borde del colapso. Sin embargo, la recesión y disminución económica de algunos países afecta al PIB Mundial, pero no será tan relevante como parece. Pero la desaceleración económica existirá a nivel internacional, por lo que los mercados deben estar atentos a cualquier acontecimiento que presagie lo que le pueda pasar al vecino o a uno mismo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=Tea2-LU8Fpg
 

 
 
Desarrollo en Drupal por Suomitech