GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Virus sin fronteras

Reportaje
Internacional
datos del coronavirus a 30-03
De unos a otros nos hemos contagiado. Ya son más de 190.000 casos por coronavirus en la población mundial con un corto espacio de tiempo (31 de diciembre de 2019 a 1 de marzo de 2020).

Virus sin fronteras

 

Vivimos en un mundo globalizado, ¿pensaba alguien que habría algún rincón del mundo sin infectados?

Siendo una mutación de un virus anterior aún seguimos sin disponer de un antídoto que salve en su mayoría a las personas afectadas.

Como instinto de supervivencia lo primero es la salud. Los Gobiernos se han organizado de forma tardía a las recomendaciones sugeridas por la OMS. Quien avisa no es traidor...

 

Introducción

El planeta se compone de más de 7.000 millones de personas, repartidas en 194 países, pero todos estamos dentro del mismo saco. A pesar de que no corremos la misma suerte, nacer y morir es un acto común para todos.

La humanidad ha realizado grandes logros en su desarrollo de índole muy variada, como el descubrimiento del fuego o, incluso, el alunizaje sobre el único satélite natural que posee la Tierra. También se ha enfrentado a innumerables contratiempos para seguir adelante y sumar más páginas en los libros de historia, como las dos guerras mundiales que asolaron el mundo, los desastres naturales que no se pueden prever, o las enfermedades, siendo la peste negra la más devastadora, con alrededor de 200 millones de fallecidos entre 1347 y 1353.

Esto último es lo que nos atañe, y es que el virus SARS-CoV-2, más conocido como el coronavirus es lo que ha puesto en alerta a los humanos, llegando la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) a declararlo como pandemia, es decir, a una propagación mundial de una nueva enfermedad, como ellos mismos lo definen en su página web. Esta repentina difusión de un elemento nunca antes visto en los organismos de las personas, como todo, tiene un origen, y se sospecha que comenzó en la ciudad china de Wuhan, en la provincia de Hubei, a unos 800 kilómetros de la costa este del país.

 

¿Qué es el Coronavirus?

Coronavirus o COVID-19 es la nueva enfermedad surgida en diciembre de 2019 debido a un brote en Wuhan, China. 

Afecta a la capacidad respiratoria y pulmonar del organismo que lo contraiga. 

Es contagiosa, se propaga de unos a otros y se expande mediante el contacto de las secreciones nasales, fluidos bucales y lagrimales.

Los síntomas más comunes entre los infectados por COVID-19 han padecido fiebre, tos y disnea (ahogo o dificultad para respirar). La mayoría de las personas que se infectan sufren una leve enfermedad y se recuperan, pero en otros casos puede ser más grave.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que este virus lleva a una mayor letalidad a aquellos pacientes con patologías. Está declarado como pandemia global ya que se ha extendido globalmente y es un problema que atañe a la población mundial. Así lo podemos ver representado:

 

https://view.genial.ly/5e861c8cd5aa510e32a84a9e/interactive-image-organos-afectados-por-el-covid-19

 

Los mecanismos para frenar el contagio del virus son evitar el contacto personal, uso de guantes y mascarillas. La mejor manera de prevención es el confinamiento, medida adoptada por la mayoría de países del mundo.

Entra y haz una visita por nuestro mapa para saber en qué partes se haya presente el virus https://uploads.knightlab.com/storymapjs/cfedfad610f5fb25bdfc2a57e6490a20/coronavirus/draft.html 

 

 

Origen

El nuevo coronavirus COVID-19 tuvo su origen en un mercado de animales en la ciudad de Wuhan, en la provincia china de Hubei. A mediados del mes de diciembre de 2019, las autoridades sanitarias de Wuhan detectaron una serie de casos de neumonía producida por una causa desconocida, aunque según confirmaciones posteriores, el primer caso se produjo a mediados de noviembre.

En ese momento se originó una alarma sobre una nueva enfermedad desconocida hasta el momento. Aunque todavía no se ha confirmado de manera evidencial, se señala al murciélago como el origen del brote. Aunque varios estudios apuntan a otro animal, el pangolín, como transmisor del virus a los humanos.

A partir del 17 de noviembre se registraron entre 1 y 5 casos nuevos cada día. Un mes después, el 20 de diciembre, el total de casos de coronavirus confirmados había llegado a las 60 personas. Los médicos no reconocieron que se encontraban ante una nueva enfermedad hasta finales de diciembre. El médico Li Wenliang fue de los primeros en alertar sobre la amenaza del virus, pero el Gobierno de Pekín le silenció inmediatamente. 

 

A pesar de la gravedad del asunto China siguió dando muy poca información sobre este nuevo virus. El 30 de diciembre, un grupo de médicos del Hospital Central de Wuhan, liderado por la doctora Ai Fen, lanzó una alerta sobre un "coronavirus similar al SARS". Ocho de estos médicos fueron detenidos y acusados de difundir falsos rumores, entre los cuales se encontraba el doctor Li Wenliang.

 

El 5 de enero, un equipo médico del Centro Clínico de Sanidad Pública de Shanghai consiguió secuenciar el nuevo virus. El gobierno lo mantuvo en secreto hasta que, pasados seis días, unos investigadores lo filtraron a varios sitios web. Esta filtración permitió a la comunidad internacional comenzar a desarrollar tests y vacunas contra el virus y los responsables de la difusión de este descubrimiento, fueron castigados con el cierre de su laboratorio.

 

Hablamos con Lucas de la Cal, corresponsal de “EL MUNDO” en Wuhan para que nos explique cómo está volviendo china a la normalidad y cómo se vivió allí está desinformación sobre el virus por parte del gobierno chino:

https://youtu.be/sR40JR_jUlc 

 

 

Medidas de confinamiento generales

 

Desde que China dio la alarma el mundo no despertó. Aunque algunos siguen pellizcándose la piel deseando creer que viven una pesadilla.

El cierre de la actividad docente fue de los primeros mecanismos en saltar a la ristra de medidas restrictivas gubernamentales. Quedarse en casa es una obligación ciudadana, a menos que poseas un salvoconducto con el cual dirigirte a tu puesto de trabajo. Adoptar medidas de seguridad hasta de dos metros es otra de ellas, (¡qué bien ya nadie te quitará el sitio en la fila del supermercado!).

 

Sin embargo hay otras muchas que dependen del país, por ejemplo un tiempo limitado para pasear a la mascota o desplazarse en un vehículo más de una persona.

Algunos países cerraron antes aeropuertos, industrias, negocios, etc., pero antes o después, el resultado parece ser el mismo ya que la población se infecta siendo del país que sea porque el virus no discrimina en cuanto a razas ni nacionalidades.

La cuarentena ha hecho mella, en países como España, Italia, Estados Unidos, Países Bajos, etc. han cerrado sus colegios, cafeterías, bares, trabajos y diferentes negocios. Esto nos parece ahora más normal, sin embargo, vamos a ver cómo están ahora mismo las diferentes naciones en los diferentes continentes:

 

Europa:

Italia: registra 105.000 casos y 12.000 fallecidos, con una situación, ahora mismo, todavía más alarmante que en España. Las medidas laborales son prácticamente las mismas, lo único es que en el país de la bota ya no se puede ni entrar ni salir, un cierre de frontera que deja la situación aún más alarmante. Lo preocupante del lugar es donde se haya su foco máximo, al norte, entre la zona de Piamonte, Lombardía, y sus vecinos hacen que la pandemia se pueda acercar a la frontera del norte, provocando así este cierre.

Suecia: con 3.500 casos y 105 muertos, es la oveja negra de Europa; colegios, bares, tiendas abiertas, etc. Es de los pocos países en Europa, y el mundo, que todavía no ha tomado medidas estrictas en su país, a pesar de que los números son preocupantes, la gente tiene menor vida en las calles que los países centroeuropeos o del sur del viejo continente.

Centro de Europa: Francia y Alemania encabezan la lista de contagiados y defunciones de esta zona. Por lo general las medidas son prácticamente las mismas que en toda Europa, cierre de negocios, adiós vida en las calles y fuera cualquier situación extrema de riesgo. Estos números son similares en todo el continente si tenemos en cuenta número de habitantes y densidad de población en cada país.

Portugal: junto a Italia, el único que ha cerrado fronteras. Marcelo Rebelo de Sousa, su presidente, decretó estado de alarma a los pocos casos de contagio, el resto de medidas son similares al resto de Europa.

 

 

América: 

Estados Unidos: aunque Donald Trump, al principio, no vio problemas, rectificar es de sabios. Ha cerrado fronteras y ha rechazado todos los vuelos procedentes de Europa. Los 190.000 contagiados son preocupantes, llegando así a ver cosas insólitas como las calles de Nueva York desiertas.

Un país de referencia para estas medidas en América del sur es Argentina, quien decretó el estado de confinamiento el 19 de marzo aún teniendo solo poco más de 1.000 contagiados. Otros países como Brasil, apenas se lo toman en serio, su presidente Bolsonaro el otro día llamó al coronavirus “pequeña gripe”.

Si cambiamos de continente, en Irán, el país asiático actual con más casos, sufre una situación inexperta, sin tomar ninguna medida y, según la gente iraní, el mejor remedio es beber alcohol.

Para saber cúantos fallecidos y contagiados hay en cada país, diariamente, si quieres saber el progreso de la pandemia  visita la página: https://www.rtve.es/noticias/20200401/mapa-mundial-del-coronavirus/1998143.shtml 

Si te preocupa más el número de contagiados, gente enferma, medidas que se toman o problemas a nivel nacional puedes consultarlo en: https://elpais.com/sociedad/2020-04-01/ultima-hora-y-noticias-del-coronavirus-en-directo.html

Donde se actualizan los datos diariamente

 

Veamos las diferentes medidas que toma el Gobierno alemán contadas por un ciudadano de Bonn que estudia y trabaja, por lo que se ha visto afectado en los dos ámbitos de su vida:   Entrevista Christian JÜRGUEN BAYAS

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=5RA5Kh5-iAY&t=6s

 

Además, la situación global desmiente un cese del incremento de contagios y de unas consecuencias económicas muy agraviadas. La licenciada en Relaciones Internacionales Giulia PASCUZZI nos revela diferentes casos en los distintos países: Entrevista https://www.youtube.com/watch?v=voFsCUSpckI

Por último, acabamos con México, nación de la que hemos entrevistado a 2 personas y nos han comentado algunos de los aspectos más importantes acerca de cómo se vive actualmente allí.

Nos encontramos en un país donde las medidas son a medias. Se ponen pero no para todos, cosas que se aplican pero la gente no les hace caso y no tienen reprimendas, gente sensata que cumple desde el día 1 y gente que llegará un día más tarde.

El primer caso es José Manuel Mijares: un mejicano de 24 años que trabaja como comunicador audiovisual, tal y como se dan las circunstancias, ahora mismo no puede hacer su trabajo con regularidad (producciones, viajes, etc.) y se dedica a ayudar a su padre con su trabajo:

P: En la vida personal tú, tu familia con el trabajo, ¿cómo lo estáis llevando?

R: “La verdad, con bastante filosofía, mi padre y yo seguimos yendo a trabajar cuando se puede ir a la fábrica nosotros creamos productos de higiene, por lo tanto somos una empresa que sí es vital para el funcionamiento público y es muy importante, porque pues estamos suministrando a hospitales, estamos suministrando a residencias, etc.”

La situación en México es muy complicada de entender, las medidas se toman mal y tarde, y lo peor de esta situación, es que no se cumplen al 100%

P: ¿Cómo lleva actualmente México la situación del coronavirus?, ¿qué medidas se están tomando?

R: “Pues mira, ayer se acaba de declarar el estado de alarma, significa esto que cualquier empresa no vital para el mantenimiento público, llámese comida, etc., se le recomienda, pero no se esfuerza por ley el cerrar su producción sin despedir a los trabajadores, esto apenas el día de ayer, también se tomarán medidas para que no haya despidos en caso de que se despidiera a alguien, se le pondrían sanciones legales. pero hasta ahora esa ha sido la única respuesta del gobierno, antes se había dado un poco por estados, alcaldías. Por decisión propia y esto es lo que se había puesto hasta entonces en los hospitales, evidentemente toman medidas sanitarias necesarias”.

 

Afortunadamente, aunque su trabajo sea indispensable, no necesitan tanto transportar materiales, ya que los hospitales allí todavía no están colapsados.

P: ¿Los hospitales llegan a estar colapsados y necesitan otros sitios?

R: “No, a ver el problema es que no se han declarado tantos, nosotros estamos en el número 1.200 y no  habido desabasto de lugares, pero también porque creo que es una falta de pruebas, porque es una falta de básicamente que hacer tests, defender a la población, regular, porque hay muchísimos más casos en las calles de los que se dicen; simplemente que no hay pruebas para medirlo y tampoco el gobierno está haciendo ninguna ningunas medidas para evitar esto, entonces, no hay desabasto, lo habrá en una semana y media a lo mejor, cuando ya estén desbordados”.

El material médico en este país también está próximo a agotarse, lo grave es que las medidas no se están cumpliendo a rajatabla y esta falta de material empezará a ser peligrosa en menos de dos semanas:

“Hay muchos gasto en material médico, hay mucho material desde papel higiénico a mascarillas,  equipo respiratorio, guantes… sí que lo hay, todos los hospitales hasta ahora están tomando medidas sanitarias por la cual, bastante estrictas, es  necesario que todo el personal lleva guantes y mascarilla y limpian las superficies cada tanto tiempo, pero sí que hay desgasto, los precios por ejemplo del alcohol etílico, que nosotros es lo que hacemos, se duplicaron, las mascarillas y todo el material protector o higiénico se duplicó, muchos de estos se están teniendo que importar desde Brasil, Chile, etc. Si hay mucho desabastecimiento en todo el sector higiénico.”

 

“muchos de estos se están teniendo que importar desde Brasil Chile… Si hay mucho desabasto en todo el sector higiénico”

 

Nuestra segunda entrevistada es Cristina Torre, mexicana de 26 años que trabaja en la marca de ropa conocida Adidas, una empresa de origen europeo, con una sede en América y habiendo hecho muchos negocios en Asia, parece una combinación buena para saber qué hacer y qué no hacer con este virus.

La gente en su empresa y en empresas internacionales están contentas, la situación económica del país todavía no ha sido muy grave para ellos, sin embargo, no es para todos por igual:

P: En el empleo, etc., ¿cómo va, hay muchos despidos, hay muchos ERTES, hay muchas cosas del estilo?

R: “Sí, ha habido bastante desempleo, no despidos, lo que está haciendo muchas empresas es no necesariamente despidiendo a las personas, pero reduciendo el sueldo a la mitad y con la mitad del sueldo pueden cubrir el sueldo de todos los empleados bien.”

Cristina no sale casi de su casa, solo para lo justo y necesario, sus compatriotas no son iguales, hay gente que no sabe la verdadera gravedad del asunto.

P: ¿Y la situación en las en las calles?, ¿cómo es la vida ahora mismo en México?

R: “Hay algunas zonas donde es completamente vacía y en zonas donde la gente no está entendiendo de verdad lo que es lo que está sucediendo, no saben lo que es estar en estado de emergencia. Las personas en general siguen su vida normal, el transporte público ha bajado la cantidad de personas que lo utilizan, pero sigue habiendo bastantes personas que lo usan. Restaurantes y bares cerrados, pero si hay personas que salen a la calle o por lo menos hacer algo de ejercicio también hay, van a caminar nada más, sacan a los perros… como que lo ven como que nada grave está sucediendo “.

“zonas donde la gente no está entendiendo de verdad lo que es lo que está sucediendo, no saben lo que es estar en estado de emergencia”

Su vida laboral actualmente ha cambiado por completo, como la de la gran mayoría de mejicanos, se ha puesto de moda el tecnicismo “home office”.

P: ¿Tu situación de empleo actualmente cómo es con el coronavirus?

R: “Ahora lo que nos han dicho, que ya llevamos 15 días estamos trabajando desde casa, es que ya oficialmente vamos a seguir así hasta el 20 de abril con el home office. Entonces cada uno es como el responsable de hacer las cosas mientras está trabajando en casa, no habido despidos por el momento, están intentando hacer todo lo que se pueda para no llegar hasta esas medidas. Al final es una empresa global y las oficinas centrales están en Alemania, entonces, las cosas están mucho más avanzadas, todo está mucho más avanzado. Por ejemplo, estamos replicando el aprendizaje que se tuvo tanto en Asia como en Europa, entonces creo que por ese lado te puedo decir que, si estamos un poco más cubiertos a manera empresa laboral, pero ni siquiera es como es que tengamos ninguna seguridad ninguna carga, o sea, todos los planes de aquí a agosto están cancelados, entonces pues en esa estamos, viendo de qué manera con seguir haciendo cosas y aunque no podamos salir de las casas”.

“estamos replicando el aprendizaje que se tuvo tanto en Asia como en Europa, entonces creo que por ese lado te puedo decir que, si estamos un poco más cubiertos a manera empresa laboral”

Lo más sorprendente es ver que ahora hay más trabajo que antes, mientras que unos se quedan en casa sin trabajo o sin mucho que hacer, hay gente que está todo el día enganchada a las teclas del ordenador:

P: ¿Sobre las horas laborales, más o menos?

R: “Más, porque hemos estamos siendo muy reactivos con el tema, entonces tenemos que tomar medidas de repente se necesita esto de ‘ahorita’ para ‘ahorita’, para mañana. Entonces no tienes tiempo ni siquiera de planear las cosas, porque lo que planeas cambia entonces pierdes el tiempo planeando algo que llevabas para implementar a partir de ya y en ese momento ya no lo puedes hacer y tienes que cambiar todo. Y tienes que volver a planear sobre todo cosas que no tienes ni tiempo de planear, cuando ya estás ejecutando, cuando ya estás pensando en lo siguiente; porque ya otra vez se toma otra medida de precaución diferente entonces un poco sube y baja de emociones, sobre todo, pero todo bien pues nada.”

 

“Entonces no tienes tiempo ni siquiera de planear las cosas, porque lo que planeas cambia entonces pierdes el tiempo planeando algo que llevabas para implementar a partir de ya y en ese momento ya no lo puedes hacer y tienes que cambiar todo.”

 

Gracias a los dos entrevistados podemos sacar una cosa concluyente de México, el presente es malo, pero el futuro peor.

 

 

Mapa de casos por COVID-19                                                                                                  A fecha del 30 de marzo de 2019, el número de casos en el mundo es elevado, cercano al millón de contagios, sin embargo, no en todas las naciones se ha expandido este virus de una manera homogénea. Por ello, es conveniente observar en qué países el COVID-19 ha tomado más fuerza, y, claramente, debido a su origen en China, es el territorio asiático el más afectado. El resto de cifras en las zonas asiáticas, a pesar de la cercanía con el punto de origen en Wuhan, no ha tenido un número muy grande, siendo India, Indonesia, Arabia Saudí, Rusia, Tailandia o Japón de los únicos que han superado los 1.000 casos hasta el momento.

 

 

 

En cuanto a Europa, todo cambia, y es que un brote en el norte de Italia produjo un efecto dominó en el resto del viejo continente. La propia Italia, junto con España, Francia y Alemania son los que sí han sobrepasado los 50.000 contagios. La diferencia es considerable, puesto que en lugares como Portugal, Turquía o Austria han superado los 5.000 casos, mientras que en sitios, a priori, con menos posibilidades de estar afectados por su condición de isla, como es Reino Unido en medio del océano Atlántico, se han incrementado a más de 10.000 afectados por el virus.

En la parte oeste del globo, en Estados Unidos, la histeria colectiva que no se creía vivir en el país gobernado por Donald Trump, acabó llegando, y es que la elevada cifra de casos ha llevado a que las autoridades tengan que intervenir. Este es la nación con más personas afectadas, seguida de Canadá, que alcanza los más de 5.000, pero en el centro y sur del continente, es difícil ver países con más de 2.000 casos (solo Chile y Brasil), siendo de 500 a 1.000 contagios lo más común.

Sobre África existen muchas teorías que se ponen sobre la mesa al no tener una gran cifra de afectados. Algunos sugieren la polémica idea de que la etnia subsahariana (población mayoritaria en el continente) tiene un sistema con más defensas e impide que el virus les afecte, mientras que otros indican que las condiciones sanitarias y las escasas pruebas de coronavirus no enseñan el verdadero número. Sea como fuere, por el momento, Sudáfrica es el único con más de 1.000 casos, mientras que el resto no supera los 500, salvo Argelia y Egipto.

 

 

Consecuencias 

Las consecuencias de esta pandemia nunca antes vista en la raza humana pueden ser devastadoras, tanto en niveles económicos como sociales. El valor del dinero ha incrementado a lo largo de los años, desde las primeras ‘pseudo-transferencias’ que se hacían pagando en sal por el trabajo, y es que, a día de hoy, es el dinero lo que controla el mundo.

Muchos empresarios toman las decisiones en base a las cuestiones económicas, y dejan de pensar en el bienestar social del resto, incluido el de sus trabajadores, por lo que la cuestión ética salta a un primer plano. Pero si somos realistas, y estuviéramos en la misma situación, quizá tomaríamos la misma opción para asegurar nuestro bien, aunque se perjudique a otro, y así es como funciona la sociedad actual.

El dinero el mundo es el que hay, se puede fabricar más, pero lo único que haría sería devaluar el resto y, finalmente, todo volvería a quedar igualado. Los casos en los que unos ganan más en esta situación de crisis mundial no hace más que favorecer la desigualdad que se ha ido incrementando a lo largo de la historia. Pero el tiempo no se detiene, por lo que se han de buscar soluciones y tratar de explotar los recursos naturales para asegurar la continuidad del ser humano. Aunque, también, se ha de tener en cuenta que no podemos sobreexplotar, ya que nos quedaríamos sin abastecimientos, por lo que no importaría si tuviésemos dinero o no.

En cuestiones sociales, esta pandemia en la sociedad actual marcará un antes y un después, y es que un acto tan sencillo como viajar en metro, ahora se convertirá en una guerra de miradas con el resto de gente por la idea de que vuelva a suceder una catástrofe como en la que nos encontramos.

Lugares tan abarrotados como la Puerta del Sol en pleno centro de una ciudad tan turística como es Madrid, o Times Square en Nueva York, quizá dejen un pequeño hueco entre visitante y visitante por el recelo a lo citado anteriormente.

Puede que las relaciones que conocíamos cambien para siempre, pero también puede que no, y es que la raza humana es tan interesante de estudiar su comportamiento que, posiblemente, nunca se llegue a hallar una solución sobre cómo funciona la mente, por lo que se imposible prever lo que sucederá en un futuro, pero debemos aprender de nuestros errores.

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech