GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Venezuela: Un futuro sin Chávez

Reportaje
Internacional
Enrique Capriles y Rafael Maduro en campaña electoral
Tras la muerte de Chávez Venezuela debe elegir sucesor. Henrique Capriles, líder opositor, se enfrenta a Nicolás Maduro mano derecha del ex Presidente fallecido.

El futuro que le espera a Venezuela tras la muerte del mandatario Hugo Chávez es incierto. El día 14 de abril el pueblo venezolano tendrá el deber y el derecho de elegir sucesor. En plena campaña electoral, Maduro o Capriles luchan entre sí por el voto popular.

El 5 de marzo de 2013, el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, falleció en La Habana (Cuba) casi tres meses después de operarse por cuarta vez de cáncer y dos meses después de ser reelegido para un mandato que concluiría en 2019. Chávez, que llegó al poder en 1999, fue denominado como un fenómeno político. Polémico por su vertiente política dictatorial, se trató de un mandatario que mantuvo excelentes relaciones con países latinoamericanos, pero que rechazó el imperialismo norteamericano.

Henrique Capriles, líder opositor, se manifestó a través de Twitter para mostrar su apoyo a la familia de Chávez y el pueblo venezolano. Por un lado con un mensaje de apoyo: "Mi solidaridad a toda la familia y seguidores del Presidente Hugo Chávez, abogamos por la unidad de los venezolanos en este momento" y por otro lado, haciendo un llamado a la unidad: "En momento difíciles debemos demostrar nuestro profundo amor y respeto a nuestra Venezuela! Unidad de la familia venezolana!".

Tras la confirmación de su muerte se realizó un despliegue especial de todas las Fuerzas de Seguridad del Estado, según Maduro en un miting del partido "para acompañar y proteger a nuestro pueblo". Elizabeth Useche, enviada especial a Caracas, nos informa de como millones de venezolanos se lanzaron a las calles, por una parte para llorar la muerte del presidente y por otra, y en su gran parte opositores al chavismo, para comprobar de primera mano la muerte del presidente.

Muchos líderes sudamericanos declararon varios días de luto y viajaron a Caracas para mostrar su apoyo a Venezuela, países como Argentina y Bolivia, entre otros. Rafael Correa, presidente de Ecuador y presunto heredero de la lucha anticapitalista latinoamericana, emitió un comunicado en el cual manifestó un "profundo pesar" por la muerte del presidente venezolano al que calificó como "líder de un proceso histórico en América".

Por su parte, Estados Unidos desmintió cualquier acusación de haber estado involucrado en el cáncer del mandatario, a la vez que Obama manifestó el "apoyo de Estados Unidos al pueblo venezolano y su interés en el desarrollo de una relación constructiva".

Elizabeth Useche nos comunica de que el ambiente social que se vive en el país latinoamericano es "un ambiente difícil ya que la población está completamente dividida en dos bandos, el caprilista a favor de la oposición, y el de Maduro, que supondría la continuidad del chavismo".

Comienza la campaña 

Desde el 2 de abril hasta el 11 de abril a medianoche, Venezuela vivirá la campaña electoral más corta de la historia. Los dos principales candidatos se presentan en público y ante los medios de comunicación casi a diario.

Por un lado, Nicolás Maduro, el presidente encargado, fue elegido candidato por el propio Chávez, antes de su muerte. De 50 años, su carrera política siempre ha estado ligada a la del expresidente desde los inicios del Partido V República en los 90. En el otro bando, Henrique Capriles, líder de la oposición en los últimos años, y gran esperanza para gran parte del pueblo venezolano. El joven político y actual gobernador de Miranda, espera conseguir el cambio tan ansiado por los “oligarcas”.

Desde la visión del exterior y específicamente desde España, Sonia Osorio, directora de la Fundación de Periodistas Venezolanos en el Extranjero, declara que la estrategia de Maduro "se basa en los insultos y en la represión y el ataque director a Henrique Capriles". Osorio, que busca el ideal de transparencia informativa, como ella misma indica, señala además que "en un gobierno, supuestamente democrático y justo no se pueden encontrar exhibiciones como las que ofrece el líder del oficialismo "

 

 

La sociedad venezolana ya ha salido a la calle a proclamar sus ideales. Ha habido concentraciones en 19 ciudades para apoyar al aspirante Capriles. Useche admite que las propuestas de Capriles para ser electo se basan en el progreso del país aprovechando los recursos propios para adquirir independencia y dejar de regalar la riqueza de Venezuela a otros países.

La “cruzada por el futuro” de Capriles, tal y como él la llama, está dirigida principalmente a los estudiantes, que son el futuro del país. Entre sus propuestas figuran el fomento de empleo, la devolución de expropiaciones, el problema de la delincuencia y seguridad del país.

Los eventos de Nicolás Maduro  también son seguidos por multitudes, aunque a diferencia del candidato opositor, el gobierno moviliza a la población desde diferentes ciudades para cada evento, con autobuses que los llevan hasta la marcha, lo cual hace dudoso el seguimiento y asistencia que tienen estos eventos individualmente en cada ciudad. Su campaña se basa principalmente en la imagen del difunto presidente Chávez, sentencia Useche.

La muerte de Hugo Chávez ha creado en Venezuela una insólita situación política que deberá resolverse el día 14 de abril, el denominado 14A. El ganador deberá afrontar la difícil situación económica en la que se incluyen la devaluación del bolívar y la dependencia del petróleo.

A pesar de ello, Jesús Eduardo Troconis, Catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad Carlos III de Madrid y exparlamentario venezolano, prevé una mejora en los intereses empresariales del país, independientemente de quien gane las elecciones. "Quien gane pondrá límites a las estatalizaciones. La transferencia de privado a público va a cambiar porque no se puede hacer más para destruir el empleo y la capacidad de las empresas de producir riqueza".

En el sentido opuesto como se publica en la web cadena3.com se encuentra Carlos Pérez Llanas, reconocido analista internacional, que declara que "los regímenes políticos no se heredan. Venezuela va a entrar en un proceso de transición donde todo estará condicionado a Chávez".

Ante esta situación muchas son las dudas. Pero indica Osorio: "La respuesta está en cómo hubiera sido el futuro de Cuba sin los Castro, o como sería el futuro de Argentina sin Cristina. Sin duda una pregunta que no deja a nadie indiferente, pero sin respuesta directa ni segura".

Venezuela en el exterior

La posición de Venezuela como país exportador de petróleo es de suma importancia para las relaciones internacionales y diplomáticas. El profesor Troconis defiende y señala esta situación declarando que "la capacidad venezolana, en cuanto al petróleo, es insuperable. El problema está en el modelo económico chavista".

 

 

Con relación a esto la duda y el miedo atacan directamente a Cuba. Chávez era el aliado más valioso de la historia moderna cubana y ahora se ve en peligro tratados como el del año 2000, el Convenio Integral de Cooperación entre Cuba y Venezuela. Esto se traducía en privilegios al régimen de Fidel Castro, ya que Venezuela le suministraba casi de manera gratuita 53 mil barriles de petróleo diarios y con un trato preferencial sin precedencia.  Con Maduro la continuidad del convenio está asegurada. Ahora, Henrique Capriles está dispuesto a desvincularse del país caribeño y afirma, como declaró en su último baño de masas, que "no va a ir ni una solo gota de petróleo más para financiar el gobierno de los Castro".

"Específicamente las relaciones España-Venezuela siempre han sido buenas" afirma Troconis. Con Chávez en el poder desde la Moncloa se han firmado tratados como el Convenio PDVSA-REPSOL sobre Explotación de gas natural o el Convenio de las Operaciones Aéreas entre ambos, sendas firmas en 2012. Con respectos a las relaciones diplomáticas no se sabe que deparará el futuro, sólo el presidente electo lo sabrá.

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech