GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Transfobia en la Asamblea

Editorial
Diversidad Social
Carla Antonelli Fuente:"elpublico.es"
Las continuas faltas de respeto calientan la cámara autonómica durante las últimas sesiones

La diputada del PSOE Carla Antonelli alza la voz y señala los comportamientos tránsfobos manifestados en público en la Asamblea de Madrid por parte del diputado de Vox Mariano Calabuig. Después de que se hubiese referido a ella en un principio en masculino y ella le corrigiera, lo ha continuado haciendo a lo largo de toda la sesión, con palabras como “el representante del partido socialista” o “el diputado”. Tras la persistencia del diputado de Vox, la representante del PSOE mostró su DNI y su carnet de diputada para evitar volver a ser tratada en masculino. A continuación Antonelli solicitó el amparo de la presidenta de la Comisión de Políticas Sociales para defender su “derecho al honor, el derecho a la dignidad y la propia identidad”. La presidenta no hizo ningún comentario, solo se limitó a apuntar la solicitud de la diputada. 

 

El hecho de que en pleno siglo XXI en un país desarrollado como es España, una persona deba sacar su documento de identidad para conseguir ser tratada por el género que figura en él, es verdaderamente deplorable. Además, resulta curioso que el tema tratado en el debate era la Ley Trans, ya que el Ministerio de Igualdad trabaja en un borrador que avala la libre determinación del género. La finalidad de la futura ley es conseguir la despatologización de la transexualidad que permite e cambio de sexo sin necesidad de exámenes médicos o psicológicos. Vulnerar el derecho al honor, dignidad e identidad de esa manera desde un cargo público resulta cuanto menos desesperante y se trata de un comportamiento intolerable. 

Carla Antonelli lo ha denunciado en Twitter buscando la visualización pública de una conducta retrógrada y el diputado de Vox ha citado sus palabras justificando que hacía una utilización del masculino genérico aceptado por la RAE. A pesar de lo ocurrido,  Mariano Calabuig no pidió perdón durante la sesión a la diputada, ni tampoco lo hizo al finalizar esta. Por lo tanto, se percibe que se trataba de un comportamiento intencionado y medido, del cual tampoco se percibe su arrepentimiento. En el ámbito parlamentario, estas conductas son recurrentes por parte de los miembros de diferentes partidos, independientemente de la ideología de los mismos. Incluso en el partido al que pertenece la diputada Carla Antonelli ha habido declaraciones públicas en las que se decía que los transexuales ponían en riesgo la identidad de los 47 millones de españoles. 

 

Estos comportamientos son el claro reflejo del acoso que reciben las personas trasngénero día tras día. Este caso en concreto viene desde los altos cargos públicos, que supuestamente tienen ser ejemplo para toda la sociedad, por lo que si esto pasa en las altas esferas, ¿qué es lo que estará sucediendo en la calle? Es una cuestión que deberían plantearse y resulta necesario buscar una ley que regule estos actos en todos los ámbitos. La moralidad y la ética inexistente que se percibe en el mundo a día de hoy resulta desconsoladora y hace que titulares como este sean más comunes de lo que deberían ser. 

 

Finalmente Antonelli concluyó su recurrencia al amparo de la presidenta citando a Pedro Zerolo, compañero suyo conocido por su lucha a favor de los derechos LGTBI, “Don Mariano, en su modelo de sociedad no quepo yo pero usted en el mío sí”.

 
Desarrollo en Drupal por Suomitech