GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

La Irlanda del cambio

Editorial
Internacional
Mary Lou McDonald celebrando la victoria del Sinn Féin
El abandono de la Unión Europea por parte de Reino Unido ha creado un conflicto en el continente, y ha influido notablemente en el transcurso y los resultados de las elecciones irlandesas del 8 de febrero. Estamos ante una situación histórica en Irlanda, ya que, por primera vez, un partido de izquierdas ha conseguido derribar a los partidos conservadores de centro y centro derecha.

Históricamente siempre ha existido un bipartidismo entre Fianna Fáil y el Fine Gael, el cual se ha visto amenazado por el partido Sinn Féin. Este partido fue la herramienta política de la organización terrorista IRA (Ejército Republicano Irlandés) durante décadas. Por lo tanto es sorprendente que este partido redujera las posibilidades de victoria de los dos partidos clásicos.

 

Uno de los motivos por los que el país ha cerrado las puertas al bipartidismo es la ineficacia que han demostrado en las últimas décadas. Las principales causas que han provocado un cambio en la tendencia del voto han sido la sanidad, la amenaza de subir la edad de jubilación o la vivienda. Este último, especialmente, ya que la media del precio de la vivienda en Irlanda duplica al de la Unión Europea. La vivienda en el país se ha convertido en un bien de lujo. 

 

Otra de las principales causas por las que los unionistas han votado mayoritariamente a Sinn Féin es la promesa del partido de celebrar un referéndum con el fin de poder reunificar la isla en un plazo máximo de cinco años. Algo que los partidos tradicionales defienden hacer dentro de más tiempo. 

 

Pese a que Mary Lou McDonald ha intentado limpiar la imagen del partido, la opinión pública sigue dudando de él, aunque la mala situación de las infraestructuras, las carencias económicas y las desigualdades sociales, les han dado un fuerte empujón a este partido para que supere, aunque por poco, a los dos grandes partidos irlandeses.

Los artífices de este cambio político sin ninguna duda son los jóvenes. Irlanda es uno de los países de nuestro entorno con la población más rejuvenecida. Estos nuevos pensamientos se deben a que este sector de la población ya no reconoce a los republicanos por la campaña que realizó IRA en el antiguo conflicto del norte de Irlanda.

La situación parece complicada, ya que ninguna de las fuerzas puede garantizar un gobierno estable individualmente, ni quiere arriesgarse a decepcionar a sus votantes formando alianzas con un partido rival. El panorama es bastante semejante al ya visto en otros países europeos recientemente, incluso a la que vivimos en España hace unos meses y que terminó provocando una repetición de las elecciones.

 
Desarrollo en Drupal por Suomitech