GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Madrid a la cabeza de la “marea blanca”

Opinión
Comunidad de Madrid
Manifestación marea blanca Madrid
Manifestación el domingo 21 de abril. 20minutos.es
El pasado domingo 21 de abril, volvieron a reunirse los madrileños para manifestarse contra la externalización de la gestión de los hospitales, y por supuesto, de los centros de salud, que todavía son públicos. Es la quinta “marea blanca” que se realiza en la capital y aunque se había reducido un poco el número de participantes, la lucha y el entusiasmo no han decaído. En total, se pudieron contabilizar hasta 40.000 personas, insistimos, en que ha sido la menos multitudinaria de las cinco. A pesar de esta capacidad de unión y protesta ciudadana el gobierno parece no pronunciarse sobre nuevas decisiones, lo que hace pensar que siguen en pie los planes de privatización.

Muchos manifestantes insisten en el hecho de que la privatización de la gestión de estos hospitales y centros de salud tendrá unas consecuencias demasiado duraderas. Estas opiniones radican en que la decisión del actual gobierno no será fácilmente revocable por siguientes gobernantes, como ocurre con muchas otras cosas.

A pesar de la seriedad del asunto, estas manifestaciones tienen siempre un ambiente festivo y de colaboración. Aunque suele transcurrir vigilada por un número reducido de dispositivos policiales, en comparación con otras protestas. No hay incidentes desagradables ni manifestaciones de violencia, lo que define a esta “marea blanca”  como una gran proclamación de ideales y un grito de justicia, altamente pacíficos.

Cartel de la manifestación del pasado domingo en la capital. Dosdemayo.tomalosbarrios.net

Las canciones, coros, bailes, instrumentos y demás espectáculos, caracterizan al tercer domingo de cada mes en la capital madrileña. Además, destaca por ser una congregación de todo tipo de personas. No solo acuden los médicos, enfermeras y personal sanitario, sino que también hacen presencia todos sus familiares, amigos y hasta mascotas, todos con el uniforme característico, de bata blanca. Pero hay un sector bastante amplio que destaca por una implicación cada vez más acentuada, los pacientes. Éstos parecen ser más conscientes cada semana, de las consecuencias directas que pueden tener para ellos esta decisión del gobierno.

Es importante insistir en la idea de que nunca se habían unido tantas personas de distintas culturas e ideologías para defender una misma causa. Esos domingos, da igual que pertenezcas a un partido u a otro, lo que importa es defender la sanidad pública. Muchos no nos cansamos de escuchar esa frase que no paran de proclamar: “la sanidad no se vende, se defiende”.  Nosotros los ciudadanos, somos la última esperanza que le queda a la sanidad pública y si el gobierno no nos escucha, gritaremos más fuerte, hasta que quiera escuchar.

Vídeo: Imágenes de la manifestacióm del domingo 21 de abril

Comentarios

Por favor, no dejemos que un gobierno acabe con una sanidad que muchos otros países intentan igualar. Si flaqueamos ahora, las consecuencias duraran muchos años y será muy muy dificil de arreglar. 

 

Hace unos meses estube realizando un trabajo sobre esta temática y me impresionó la verdadera situación en la que estamos y las consecuencias que esta decisión va provocar.

No hay más que ver las movilizaciones que se están realizando en contra de esta reforma para saber que la mayor parte del personal sanitario de nuestra país está completamente en contra.

Es cierto, como bien se dice en el artículo,  que el ambiente en este tipo de actos es bueno y se suelen desarrollar sin ningún tipo de conflicto.

En mi opinión, estas movilizaciones se van a seguir produciendo. Desgraciadamente creo que no van a ser suficientes para cambiar los planes del gobierno.

Hace unos meses estuve realizando un trabajo sobre esta temática y me impresionó la verdadera situacion en la que estamos y las consecuencias que esta decisión va a provocar.

No hay más que ver  las movilizaciones que se están realizando en contra de esta reforma para saber que la mayor parte del personal ssanitario de nuestro país está completamente en contra.

Es cierto, como bien se dice en el artículo, que el ambiente en este tipo de actos es bueno y se suelen desarrollar sin ningún tipo de conflicto.

En mi opinión, estas movilizaciones se van a seguir produciendo. Desgraciadamente, creo que no van a ser suficientes para cambiar los planes del Gobierno.

En mí opinión hemos llegado a un modelo económico de bienestar completamte insosenible, en un país como España con una alta tasa de desempleo. Por ello soy partidario de gestionar la empresas públicas de otra manera. Sin embargo aparte de que existen otros sectores por privatizar antes que la sanidad, es neesario tomar medidas para hacer rentable o menos costosos estos servicios públicos siempre que no supongo a una bajada de la calidad.

Desarrollo en Drupal por Suomitech