GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

La nieve asola de manera dispar la Comunidad de Madrid

Crónica
Comunidad de Madrid
Nevada del día 27 de febrero en Madrid
El Goloso (Madrid) nevado. Fuente: Glocal Press.
Esta mañana Madrid se ha levantado con el cielo blanco por segundo día consecutivo. Las carreteras, los aeropuertos y, en general, el transporte público de la capital española se han visto afectados con retrasos e incluso cancelaciones de servicios. Las previsiones apuntan a que la nevada continuará al menos un día más en la mayor parte de la Comunidad.

La nieve ha provocado que botas, bufanda y guantes sean los complementos más vistos en las calles madrileñas. Los primeros estragos, debido al temporal, se han producido en la zona norte de la Comunidad, donde se han necesitado las máquinas quitanieves para normalizar la jornada. En puntos específicos de la sierra, como los puertos de Cotos, Navacerrada y Navafría, el espesor de la nieve ha imposibilitado la conducción sin cadenas. La peor parte se la han llevado los pueblos montañosos, donde la alerta amarilla, establecida a toda nuestra comunidad por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), realmente se merece esta denominación. Sorprende el hecho que estos territorios tengan el mismo grado de alerta que el resto de la Comunidad, cuando resulta evidente que las consecuencias no han sido las mismas. Se pone de esta manera en entredicho la forma que el sistema de AEMET valora el riesgo de nevada en cada región. 

En Madrid, donde la nieve ha alcanzado los 3 centímetros de espesor, el Ayuntamiento ha promovido el Plan Nevada. En él, alrededor de 6000 operarios han garantizado la seguridad y movilidad de los ciudadanos. Entre los 800 medios que se emplearon para paliar esta situación destacan vehículos quitanieves, máquinas auxiliares con cuchillas y esparcidoras de sal. Además, tanto la unidad del SAMUR como Protección Civil no sólo han incrementado sus efectivos móviles, sino que también han sustituido parte de ellos por todoterrenos. El objetivo de todas estas acciones es la llegada de la asistencia sanitaria en los puntos más afectados por las nevadas. Se ha pretendido evitar situaciones anteriores en las que, por falta de previsión, la capital se vio paralizada en su totalidad.

Situaciones extremas como la vivida en enero del 2010 en la Comunidad de Madrid. En aquella ocasión, los municipios de Leganés y Móstoles fueron los más afectados. Tal fue la gravedad del caso, que la unidad de emergencias del ejército tuvo que movilizarse para asistir a los habitantes de las localidades sureñas. Sin embargo, la mañana de hoy ha sido mucho más tranquila que aquel entonces. Una mala noticia para los más pequeños, quienes no han podido disfrutar en esta ocasión del placer de construir muñecos de nieve.

A pesar de haber sido una nevada prolongada, únicamente ha dado problemas en la carretera del sur, A-4, donde se han producido retenciones de varios kilómetros. No sólo los turismos han notado los problemas del temporal, pues la línea de Cercanías C9 vio parcialmente cortada su circulación hasta las 9.35 del día de hoy. Esto ha llevado a que los pueblos de Navacerrada y Cotos se quedasen sin transporte ferroviario durante una larga espera de 19 horas. Una situación más alarmante para estos municipios si tenemos en cuenta que los transportes públicos con los que cuenta ya son de por sí escasos. Si a esto le unimos los problemas técnicos acontecidos en las líneas C3, C7 y C8 de la mañana de ayer, nos encontramos con dos días caóticos para los trabajadores y para el desplazamiento de los habitantes de las regiones afectadas.

Los vuelos, en cambio no han sufrido ningún percance gracias a la previsión llevada a cabo por el Aeropuerto de Barajas. Debemos recordar que en las anteriores nevadas, un mal pronóstico provocó que centenares de personas vieran frustradas sus ganas de volar. Tras estas nevadas, no nos extrañaría cualquier sorpresa meteorológica que pudiera acontecer mañana en la capital española.

Comentarios

Publicación retrasada

Desarrollo en Drupal por Suomitech