GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

25 años de danza en Leganés de la mano de Patricia Domenech

Reportaje
Culturas
"Escuela de danza Patricia Domenech"
Escuela de danza en Leganés
Calidad, humanidad y profesionalidad. Estos son los valores que se encuentran en la escuela de danza de Patricia Domenech para bailar, como ella dice,” con arte”. Con una gran variedad de clases y una amplia trayectoria profesional, la profesora de danza nos abre las puertas de su escuela para que conozcamos un poquito más de cerca y de primera mano el mundo de la danza y el baile en Leganés.

La directora de la escuela, Patricia Domenech, es titulada por el Real Conservatorio Superior de Danza y actualmente se encuentra terminando un módulo de grado superior en pedagogía y cursos de psicología y danza terapia. Esta estrella del baile ha estudiado con los mejores maestros de danza y realizado numerosas giras por países como Italia, Grecia, China y Taiwán. Todo esto, junto con la ilusión y la gran afición que tiene Patricia y sus colaboradores por la danza, son las que han hecho posible que la escuela que lleva su nombre lleve en pie en la localidad madrileña de Leganés desde hace más de un cuarto de siglo.

 Como ella misma nos cuenta, “la escuela pretendía dar un servicio de calidad y sus fundadores contaron con profesores que venían del Ballet Nacional,  como Antonio Gades”. Con ella al frente, la escuela ha evolucionado en dos vertientes de actuación muy importantes, la danza profesional, donde presentan y preparan a alumnos para exámenes, y donde también crean coreografías en certámenes relevantes, y la danza social, donde hay cabida para todos aquellos que no pretenden ser profesionales, pero sí conocer más a fondo lo que significa el baile y el arte y donde niños con dificultades físicas o motoras encuentran la terapia más amena y divertida.

La escuela de Patricia presenta un ambiente de trabajo agradable y acogedor, con tintes de profesionalidad para aquellos entusiastas bailarines que ven en el baile su vocación y su futuro profesional.

Esta profesionalidad de la que hace gala la escuela viene dada, en parte, por los profesores que allí trabajan, todos ellos titulados y especializados, y en un constante aprendizaje y reciclaje sobre las nuevas tendencias del espectáculo que hacen de la escuela un auge de tradición y modernidad. Este magnífico currículum, y la confianza que los alumnos depositan en la escuela a la que acuden para prepararse o aprender la disciplina de la danza, es lo que ha hecho posible que la escuela tenga tan buena acogida entre la población de Leganés.

Un ejemplo de temprana vocación es el de la profesora de danza española a la que tuvimos el placer de entrevistar tras una de sus clases con las alumnas más pequeñas. Confiesa que actualmente sólo está centrada en la enseñanza, pues es lo que más le llena y anima a todos los indecisos a tener un primer contacto con el mundo de la danza, disciplina que puede comenzar a practicarse a cualquier edad. Sin embargo, reconoce que para poder dedicarse profesionalmente a ello es necesario ser constante desde muy joven. Según la experiencia de la escuela la mayoría de los niños empiezan a bailar porque les llama la atención y a medida que pasa el tiempo se dan cuenta de si es realmente a lo que se quieren dedicar o sise trata de un hobby más. Aquí el papel del profesor es crucial pues son los que descubren si el niño tiene aptitudes o no, y son quienes hablan con los padres para involucrarles en mayor o menor grado.

 

 

 Patricia nos habla de forma serena sobre el presente y futuro de la escuela y comprendemos que el buen hacer durante todo este tiempo tiene su recompensa, ya que al preguntarle por si alguno de sus alumnos ha triunfado en el mundo de la danza, Patricia nos afirma que “algunos están en ello, acompañando a artistas de la canción española y realizando sus coreografías”. En lo que respecta al futuro de la escuela y los alumnos, Patricia lo tiene claro,” hay que seguir trabajando en esta línea profesional ofreciendo la máxima calidad”. Además el profesorado participa activamente en el desarrollo de la escuela, y plantea cursos para seguir mejorando con nuevas orientaciones como la danza creativa, un primer acercamiento entre el niño, la música y el movimiento corporal. Gracias a esta pronta iniciación, cuando el alumno quiere especializarse en una rama del baile ya tiene muchas de sus facultades desarrolladas.

El afán por ofrecer lo mejor de uno mismo es lo  que lleva a sus discípulos a seguir contando con sus servicios a pesar de la crisis económica que atravesamos, ya que tal y como opina Patricia, “la crisis se ha notado un poco, pero resistimos porque tenemos muchos años que nos avalan, muchos años de calidad, y al final si uno quiere bailar ofrece su dinero a quien sabe que no va a engañarle”.

Un ejemplo de formación low cost en la danza, son los cursos económicos ofertados por el Ayuntamiento de Leganés que cuentan con variedades como los bailes de salón, danza moderna o danza Bollywood. Sin embargo la proyección y la forma de aprendizaje se enfocan por vías distintas ya que en los municipales solemos estancarnos en un nivel amateur y no se ofrecen la posibilidad de “hacer carrera” con exámenes y valoraciones de lo aprendido durante el curso. En la escuela de Patricia Domenech tenemos el ejemplo de una alumna preparándose para las pruebas de acceso al Grado en Artes Visuales y en Danza de la Universidad Rey Juan Carlos.  

 

 

Este gran ambiente y forma de trabajo son los que han llevado a la escuela de danza de Patricia Domenech a representaciones tan importantes como el Certamen coreográfico Nacional de Danza, ganando el primer premio a la idea coreográfica y el segundo a la mejor coreografía; así como la participación en el festival flamenco de Leganés o la actuación para espectáculos benéficos para BUSF, Cáritas y el Comedor de Paquita Gallego.

Una dosis de optimismo en un gremio que no está valorado como profesión y que también se ha visto fuertemente azotado por la crisis, pues cada vez hay menos compañías de danza, y con esto menos oportunidades laborales. Tal y como nos confesaron, “la danza siempre ha ido por detrás”, por lo que es inevitable que ahora sea más complicado vivir de ello pero desde la escuela de Patricia Domenech confían en que esto mejorará y desean seguir ofreciendo este servicio social y cultural a los ciudadanos y vecinos de Leganés durante muchos años más. 

Comentarios

Interesante que una artista de tan amplio curriculum haga llegar la danza a un municipio de la zona sur de Madrid. Siempre que pienso en la danza lo veo como una modalidad de arte elitista, para clases de un alto nivel económico. La idea de una danza “low cost” la veo como muy interesante.

Pero para cualquiera que haya crecido en una localidad como Leganés, es evidente que falta muchas mas iniciativas como esta, acceso a la música, la opera, el teatro… cualquier cosa que no sea futbol.

Y es que hay un problema evidente: la falta de apoyo. Todo vale dinero, nada esta financiado. No existe este tipo de iniciativas en las escuelas, es inaccesible. Esperemos que este reportaje ayude a que esto cambie un poquito.

Desarrollo en Drupal por Suomitech