GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Sanción para los alumnos que no denuncien el acoso escolar en las aulas

Noticia
Educación
Fotografía de Getty Images.
Los centros educativos de la Comunidad de Madrid podrán expulsar hasta seis días lectivos a los alumnos que no denuncien el acoso escolar. Este nuevo decreto, aprobado por la Consejería de Educación el 9 de abril, será obligatorio a partir del curso 2020-2021.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid pone en marcha el decreto sobre convivencia escolar que pretende dar una respuesta a la nueva situación social. Una de las medidas aprobadas es la posibilidad de sancionar a un alumno sin derecho a recreo o con la expulsión de seis días lectivos. El decreto sostiene que el alumnado deberá “comunicar al personal del centro las posibles situaciones de acoso que puedan poner en riesgo grave la integridad física o moral de otros miembros de la comunidad educativa”.

 

El debate sobre la violencia en las aulas se reabre por el suicidio de un chico matriculado en un colegio público de Orcasitas. La policía investiga que podría haber sido víctima de comentarios xenófobos por parte de otro alumno. En la tramitación de esta propuesta, la Consejería ha querido dar más autonomía y libertad de gestión a las direcciones de los centros. Los centros educativos podrán “elegir la forma de resolver los conflictos que consideren más adecuada”.

 

Corto animado sobre el acoso. Es un proyecto del Hospital General Universitario Gregorio Marañón que está financiado por el Gobierno de España.

 

 

 

Este marco regulador que deberá adoptar cada centro, tendrá la obligación de “informar a la Fiscalía o al organismo correspondiente en función de la gravedad de los hechos” si los profesores incumplen con su deber de comunicar la presencia de violencia o bullying en las aulas. La resolución será comunicada al alumnado, a las familias, al Consejo Escolar, al claustro de profesores y al Servicio de Inspección Educativa de la Comunidad de Madrid

 

Además, el nuevo decreto define los tres tipos de malas conductas que pueden existir y cómo actuar ante cada una de ellas. Las conductas leves; que se corregirán por alguno de los profesores de forma inmediata, las conductas graves; en este caso el alumno podrá ser expulsado de clase, de las actividades extraescolares o incluso del centro durante un tiempo máximo de seis días, y las faltas consideradas muy graves; que pueden llegar a expulsar al alumno de forma definitiva del centro.

 

Con estas medidas se pretende reducir los casos de acoso escolar que constituyen un problema social.

Desarrollo en Drupal por Suomitech