GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

La fórmula del amor, un algoritmo

Reportaje
Culturas
Ilustración sobre las nuevas formas de encontrar pareja.
Ilustración sobre las nuevas formas de encontrar pareja. CC by amrothman
Sergio conoció a su novia en Tinder. La iniciativa surgió un día de cañas con un amigo. Al quejarse de lo solo que estaba y lo poco que le apetecía salir para conocer a alguna chica, este lo invitó a hacerse un perfil en la aplicación para ligar. Sin embargo, Sergio lo rechazó, aunque no llegó a cerrarle la puerta a aquella posibilidad. Así pues, su amigo decidió tomar la iniciativa e instalársela. Allí realizó lo que él denomina “pesca de arrastre”, que consiste en aceptar a todas las chicas que aparecen en pantalla. Cuando empezó a hablar con Bea, su actual novia, decidió comenzar haciéndole reír con un chiste malo, y así, a través del humor, es como surgió el amor.

Al igual que Sergio, mucha gente decide crearse un perfil en este tipo de aplicaciones para poder conocer a gente cómodamente desde casa. Por un lado, en España hay 14,4 millones de solteros y, por otro, el 85% de la población usa móviles inteligentes. Aplicaciones como Tinder, por ejemplo, acumulan ya 100.000.000 de descargas. La tecnología ha cambiado todo en nuestra vida, hasta la forma de relacionarnos. Las apps para ligar han convertido las relaciones en una máquina de refrescos: tú decides qué tomar, en qué momento hacerlo y en qué cantidad. En el caso del amor, algunos buscan una relación estable, hay otros que buscan pasar el rato y están los que solo buscan compañía.

 

Cristina Fuentes Lara, socióloga | Imagen cedida de su twitter @crisfuentes7

Cristina Fuentes Lara durante una conferencia | Imagen cedida de su twitter @crisfuentes7

La evolución de la comunicación social ha propiciado la aparición de nuevos métodos con los que relacionarse. “Las relaciones sociales se han dinamizado muchísimo desde que Internet tomó forma en nuestra sociedad. Es muy sencillo, antes contactábamos con un círculo de 20-25 personas a lo largo de nuestra vida, ahora estamos recibiendo información diaria de 500 personas, como mínimo. Nuestras dinámicas sociales han cambiado porque nuestra capacidad de interaccionar es superior a la que era antes de Internet”, asegura Cristina Fuentes Lara, socióloga y doctora en Estudios Migratorios.

 

Fragmento de la entrevista a Cristina Fuentes Lara.

Tinder, en concreto, se inpiró en un experimento de Skinner, un psicólogo y filósofo estadounidense que, en los años 40, consiguió que unas palomas picotearan el suelo con el objetivo de recibir un alimento a cambio que, sin embargo, se les proporcionaba de manera aleatoria. Esto ocurre con los usuarios de Tinder, así lo define Nancy Jo Sales, periodista encargada de esta investigación. "Es como si la paloma se convirtiera en jugador, porque cuando picotea y consigue comida, se aburre, así que picotea y picotea, no sabe cuándo va a conseguir la comida. Puede que lo consiga, puede que no. Simplemente quiere jugar al juego".

Isabel Peña, psicóloga especialista en educación social, durante la entrevista

Isabel Peña durante la entrevista | Suleima Pérez.

A su vez, Isabel Peña, psicóloga especialista en educación social, cuenta que “estamos perdiendo bastante las relaciones de tú a tú. Se asocia bastante a una pérdida de habilidades sociales, sobre todo, adolescentes, primera juventud… en los perfiles de las redes sociales te puedes construir tu personaje prácticamente perfecto, porque más o menos van sabiendo muy bien qué perfil tienes que cumplir para gustarle al otro o a la otra”. Las apps para ligar son una extensión más de nosotros, ya son un servicio más de nuestra sociedad. Además, suponen una fuente de negocio. Solo Tinder, en un año, fue capaz de recaudar 550 millones de dólares.

Sin embargo, a pesar de lo recaudado, existe un riesgo asociado a estas aplicaciones, que pueden resultar peligrosas y convertirse en objeto de numerosos delitos, como la estafa o el robo de identidad. Rodrigo Nogueira, por ejemplo, el llamado ‘donjuán estafador’, timó a 65 mujeres con las que contactó a través de Internet, recaudando una cantidad cercana a los 3.000 euros. En Reino Unido, la policía británica ha investigado más de 30 casos de violación infantil desde 2015 en las que las víctimas contrataron con su agresor a través de este tipo de apps

 

Fragmento de la entrevista a Isabel Peña Ramírez.

En una encuesta realizada por este equipo, el 40,5% de los encuestados asegura haber utilizado alguna aplicación para ligar, de los cuales alrededor de un 70% son heterosexuales, seguidos por los bisexuales, un 17,6%, y, casi el 10%, se declaran homosexuales. Además, el 32% siguen empleando estas apps actualmente. Las más utilizadas son Tinder, Badoo, Lovoo y Grindr. En cuanto al grado de satisfacción, un 41% afirma haber encontrado lo que buscaban en la app.

 

Gráfico sobre las apps más usadas para encontrar pareja

Gráfico sobre las apps más usadas para encontrar pareja. Elaboración propia

En cuanto a las ventajas que proporcionan las aplicaciones para ligar, Cristina Fuentes destaca que “actualmente, puedes encontrar pareja o intentarlo en cualquier intervalo de edad. Hace diez años, una mujer de 45 años lo tendría complicado para encontrar una potencial pareja”. Precisamente, su origen se debe a este tipo de casos. “Hay ya estudios sociológicos de cómo las apps para ligar se desarrollaron por páginas webs como meetic, que ya trabajaban en buscar pareja a personas mayores. De ahí nacen las aplicaciones para ligar”, recalca Fuentes.

Las apps para ligar pueden ser una gran herramienta en nuestras vidas, cada vez más ocupadas, así como también pueden ser de gran ayuda para personas tímidas o con grandes exigencias, pero es fundamental saber utilizarlas con responsabilidad y precaución. En un primer momento, resultaron muy innovadoras y eran consumidas para lo que realmente habían sido creadas, buscar pareja. Sin embargo, pese a que sus efectos pueden ser positivos o negativos, en la actualidad han perdido gran parte de su sentido original, ya que, lo que nació con el objetivo de facilitar las relaciones sociales, se ha convertido en un juego, como el que realizaban las palomas de Skinner.

 


Noticias relacionadas:

Ligar en tiempos modernos

La Guardia Civil investiga delitos contra menores que usan aplicaciones de citas como Tinder o Grindr

¿Ligar? El nuevo ‘boom’ son las apps para encontrar amigos en la soledad ‘millennial’

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech