GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

El devorador ahorrador

Crónica
Economía
Princesa, Argüelles, Comida, Bebida, Barato, Crónica, Universidad
Plaza de los Cubos, en la Calle Princesa
Para muchos, los estudiantes están viviendo los mejores y más memorables momentos de sus vidas. Sin embargo, a la hora de salir, bien sea de fiesta, a comer o solo para tomar algo, la cartera de estos tiembla al tener que enfrentarse a un nuevo gasto.
 
Cuando eres estudiante, la economía no es el mejor aliado. Por ello, durante los últimos años se han potenciado en los establecimientos los productos a un euro. Un buen ejemplo de ello la zona de Argüelles, en Madrid.
 
En primer lugar, el McDonald’s, en la Plaza de los Cubos, ofrece sus ya tradicionales y conocidas hamburguesas a un euro. Pan sin pepitas, kétchup mostaza y carne de ternera, sin más, ni siquiera tienen queso, pero son sabrosas y sacian cuando el hambre es tu mayor problema.
 
 
Un clásico de los productos a un euro son los 100 Montaditos. Este tiene una grandísima variedad de mini bocadillos, tanto dulces como salados, aunque también ofrece varios aperitivos como patatas fritas con beicon y queso, palomitas de pollo… Sin embargo, si la sed te preocupa más que el hambre, también puedes optar por una caña de Cruzcampo o cualquier otro tipo de bebida si vas un miércoles.
 
Otra opción es Taco Bell, situado a pocos metros de los 100 Montaditos. Es un restaurante de comida mexicana donde, por un euro, se puede tomar un rollito relleno de carne picada, queso y kétchup. A esto se le puede añadir uno de los tres tipos de salsas que ofrecen. El sabor de este producto es bastante bueno, pero no es una opción para aquellos a los que no les gusta el picante.
 
Debajo de Plaza España, en el parking, también hay un establecimiento al que ayuda a la economía de todo estudiante. Aquí hay un establecimiento de comida asiática que tiene, por un euro, un pan con forma circular relleno de carne y un tipo de salsa espesa. Es cierto que no es la mejor opción, ni en sabor ni en textura, pero está caliente y, por ese precio, quita el hambre.
 

Siguiendo con la comida asiática, al salir de Argüelles hay una tienda que ofrece una bebida de importación también por un euro. Este producto es algo peculiar. Es un té con leche y unas bolitas de tapioca. Esta bebida no tiene gas y de sabor es muy dulce. Al beberla por completo, en el fondo del vaso quedan unas bolitas gelatinosas cuyo sabor es bastante aceptable.
 
A poca distancia se encuentra el Mercado Provenzal, donde se puede pedir una oferta de tapa y caña por un euro. La cerveza deja que desear y la tapa aún más, pueden tocarte unas migas o un pisto recalentados en el microondas, pero, por un euro, qué más se puede pedir.
 

 

Se acaba el día y, tanto en bebida como en comida, tu cuerpo podía haber recibido algo mejor. Sin embargo, la cartera, por el contrario, sí agradece estas opciones, pero es posible que acabes acudiendo a mejores establecimientos tras probar estos productos. Al fin y al cabo, es cierto lo que dicen: lo barato sale caro.

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech