GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Por qué Live! Resort no es el nuevo Eurovegas

Editorial
Economía
Escuchar hablar sobre la construcción de Live! Resort es resucitar la idea de Eurovegas, pero conviene analizar las diferencias entre ambos proyectos para entender el fracaso en Alcorcón y por qué en Torres de Alameda no será así

Fuente: ABCLa posible construcción de un macro-complejo de ocio en Torres de Alameda ha reabierto, una vez más, el debate en torno a la conveniencia de este tipo de obras mastodónticas.

Esta iniciativa, impulsada por la empresa The Cordish Company, recuerda al frustrado proyecto de Eurovegas. Sin embargo, existen acusadas diferencias entre ambos.

La propuesta de David Cordish resulta mucho más sólida que la de Sheldon Adelson, principal promotor de Eurovegas.  Y es que Las Vegas Sands nunca llegó a comprar los terrenos de Alcorcón. Por el contrario, The Cordish Company ya ha adquirido 134 hectáreas en Torres de Alameda y ha presentado el proyecto en el Registro.

Las exigencias de Adelson eran mucho más ambiciosas que las demandas de Cordish. El primero reclamaba cambios en la legislación laboral, exenciones fiscales, modificaciones de la normativa anti-tabaco, la supresión de la prohibición que impide la entrada a menores y ludópatas, así como otras medidas que suponían una vulneración de la libre competencia. El segundo únicamente se acoge a las fórmulas legales introducidas en su momento para facilitar la materialización de Eurovegas. Por un lado, podrá tramitarse como Centro Integrado de Desarrollo para agilizar el proceso. Por otro lado, se podrá beneficiar de la reducción en la tributación de los casinos.

Asimismo, el proyecto de Live! Resort es más discreto que el de Eurovegas. Se estima una inversión de 2.200 millones de euros. Una cifra que dista en gran medida de los 17 millones de euros previstos para el macro-complejo de Alcorcón.

La vocación de ambos proyectos es totalmente opuesta. Eurovegas estaba orientado al juego, que representaba el 80% de sus instalaciones. En cambio, el macro-complejo de Torres de Alameda está enfocado al ocio, mientras que el juego tan solo supone entre un 5 y un 10% del total.

El único aspecto en el que convergen ambas iniciativas es en la distribución de costes, que se llevará a cabo entre la propia empresa y la Comunidad de Madrid.

Como en todo proyecto o negocio, existen argumentos a favor de su construcción y en contra de la misma.

Cristina Cifuentes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, celebraba a principios del mes pasado la noticia de la llegada del Live! Resort Madrid a Torres de Alameda. Se prevé que este ambicioso proyecto cree alrededor de 56.000 empleos, todos ellos cubiertos por los vecinos de la zona que, previamente, habrán sido formados para los puestos. Será la misma empresa la que se encargue de cualificar a los futuros trabajadores en el aprendizaje de idiomas y de las funciones de los empleos vacantes.

Con la construcción de este complejo, se espera volver a atraer a los inversores extranjeros y poder, así, volver a recuperar la confianza perdida por la crisis. La propuesta de David Cordish será, a diferencia de lo que pretendía Eurovegas, un plan perfecto para ir con la familia. El 10% de su oferta será de ocio, y en el 90% restante podremos encontrar desde comercios, deporte y belleza, hasta espacios socioculturales.

Sin embargo, son muchos los que se preguntan qué tipo de turismo propiciará Live! Resort Madrid. La capital destaca por las numerosas actividades, monumentos y rincones secretos que ofrece a todo aquél que puede pasear por sus calles. Hecho que, según un segmento de los madrileños, puede quedar a un lado por la construcción del complejo. Y es que consideran que puede crearse un turismo cuyo recorrido sea aeropuerto - resort y resort - aeropuerto.

A pesar de que existan ciertos aspectos que invitan a reflexionar sobre las consecuencias de la instauración de este macro-complejo en Torres de Alameda, todo lo analizado lleva a pensar que este proyecto traerá más beneficios que perjuicios. No obstante, habrá que esperar hasta confirmarlo.  

Comentarios

El nuevo proyecto Live! Resort sin duda supondrá un gran impacto en Torres de la Alameda y, en definitiva, en todo el Corredor del Henares. Sin embargo, y pesar de que las previsiones económicas son esperanzadoras, hemos de preguntarnos qué impacto tendrá la construcción de este tipo de complejos sobre otros elementos, como por ejemplo el medio ambiente y la explotación de recursos naturales. 

Me gusta que la iniciativa del complejo de Torres de Alameda no se enfoque al juego, ya que invertir y fomentar este tipo de actividades es peligroso y poco conveniente, igual que publicitarlo, es como fomentar el consumo de tabaco o alcohol. Así que me alegro de que sea un lugar para el ocio y minimamente para el juego, pero habrá que tener cuidado para que esto no cambie.

Me parece bastante acertado el análisis que habéis hecho sobre el proyecto Live! Resort, sobre todo para conocer qué diferencias va a presentar en comparación con el fallido Eurovegas, pues, como bien decís, a priori quizás las comparaciones sean inevitables y en el fondo sean planes completamente distintos.

Sin embargo, echo en falta la opinión que los vecinos de Torres de Alameda puedan tener a este respecto, pues seguramente ellos serán los principales perjudicados/beneficiados. 

Desarrollo en Drupal por Suomitech