GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

El CV Alcalá busca su despegue económico

Reportaje
Deportes
Entrenamiento del club de voleibol de Alcalá
Este año se jugará en Polonia el Mundial de Voleibol. Su cobertura mediática distará notablemente de la que recibirá el Mundial del deporte rey: el fútbol. Sin embargo, son cientos de seguidores los que el voleibol tiene no solo en España, sino en todo el mundo.

Ángel Loeches es entrenador del Club de Voleibol de Alcalá, y admite que cada vez que se publica algo sobre este deporte en el Diario de Alcalá es porque ellos mismos se encargan de hacer el reportaje y mandar las fotos. “Si hay faltas de ortografía, salen también las faltas” recalca. 

A nivel nacional, la cobertura es similar. Por ejemplo, Canal+ solo emite la Lega Pallavolo (la liga italiana, denominada la NBA del voleibol), con muchísimos aficionados en su país. Y en los diarios deportivos de referencia (As y Marca), apenas encontramos una crónica semanal.

Sin embargo, a nivel local muchos deciden practicar un deporte minoritario como este. El Club de Voleibol de Alcalá tiene más de 300 personas federadas, y es uno de los clubes de la Comunidad de Madrid más laureado, con más de 30 títulos. Han sido campeones de España con el equipo masculino de cadetes en dos ocasiones (1987 y 1988) y subcampeones de España con los masculinos juveniles.

Los recortes públicos perjudican al voleibol

La poca atención mediática no disuade a quiénes se acercan al voleibol. Sin embargo, la crisis económica sí está dejando sus huellas en este deporte minoritario, que carece de la gran infraestructura de marketing que tienen por ejemplo el fútbol o el baloncesto. Angel Loeches nos confiesa que actualmente reciben 24.400 euros de la partida municipal de deportes. Esta cantidad, un 50% menos de lo que recibían en años anteriores, se destina únicamente a la categoría alevín (11 y 12 años), mientras que las categorías infantil, cadete y juvenil (de los 13 a los 18 años) deben ser costeadas por los padres.

Los recortes en financiación han tenido consecuencias muy visibles. Hace un par de años, el Club no pudo disputar los partidos de la final del Campeonato de España porque los socios no tenían suficiente dinero para desplazarse al lugar de la final (Blanes, Girona), y el Ayuntamiento había retirado la subvención que antes concedía para estos desplazamientos.

Una subvención que no obstante, no se ha pagado desde 2010. En el año 2010, el CV Alcalá acudió a tres finales del Campeonato de España, en las categorías de infantil, cadete y juvenil masculino. Ese año el Ayuntamiento aún concedió 1000 euros por cada uno de los torneos (3000 euros en total). A día de hoy, 4 años después, el Club aún no ha recibido ese dinero del Ayuntamiento, que tuvieron que cobrar por adelantado a los padres.

Otra consecuencia ha sido la desaparición este año del equipo juvenil femenino, porque no reunieron suficientes personas para formar equipo.

Otros modelos de financiación

No solo la financiación pública ha desaparecido, también la privada. Anteriormente tenían a Audi como patrocinador, lo cual les daba una cantidad de ingresos suficiente para costear parte de los gastos del equipo. Sin embargo, con el inicio de la crisis la empresa alemana decidió retirar su mecenazgo. “Nos dijeron, oye mira, que hemos vendido treinta coches en un trimestre”, se lamenta Angel Loeches.

Pero la crisis económica no ha afectado tanto a todos los equipos de voleibol de Madrid. Un ejemplo de financiación es el Alcobendas. Su Club de Voleibol, que tiene al equipo femenino 7º en la SuperLiga (la primera división nacional), se financia con el dinero que recibe de la Fundal (Fundación Deporte Alcobendas). Esta fundación cuenta con un gran número de patrocinadores de la ciudad de Alcobendas (como Alcampo, Indra o Mercedes), y reparte el dinero que recauda entre diversos deportes minoritarios. También otorga becas a deportistas sobresalientes. Loeches admite que esta iniciativa local beneficiaría mucho al deporte en la ciudad de Alcalá, y nos explica que la ha planteado diversas veces en las reuniones deportivas, sin éxito hasta el momento.

Falta de referentes deportivos en voleibol

Los precios de la inscripción han subido, porque a pesar de que las subvenciones van desapareciendo, la federación, los árbitros y los desplazamientos siguen teniendo el mismo precio. La inscripción al Club actualmente es de 360 euros, 160 más que hace unos años cuando ésta era de 200. “A un niño de fútbol le pides 600 euros y te lo paga. A un niño de voleibol le pides 600 euros y no te lo paga. Porque la idea de los padres es que su hijo va a ser Raúl o Zidane, y en el voleibol no hay una referencia deportiva”. Otros deportes tienen sus referentes: Rafael Nadal o Arancha Sánchez Vicario en tenis; Pau Gasol o Ricky Rubio en básquet; David Meca en natación. Pero no en voleibol.

Muchos jugadores de la selección española de voleibol se han marchado a las ligas italiana, francesa o polaca, con una financiación mucho más potente y una competición más emocionante.  Pocos de estos jóvenes jugadores, que en 2007 se hicieron con la Eurocopa de voleibol, juegan en España. Se trata de una auténtica fuga de talentos, sin los cuales es difícil despertar el interés de la afición y de los jóvenes por este deporte.

El 2014 para el Alcalá

Con todo, las perspectivas de este año para el Club de Voleibol de Alcalá no están mal. No tienen ningún equipo en competición nacional, pero sí tienen 7 equipos que prometen mucho en el campeonato de España. Para lograr competir a nivel nacional, es necesario clasificarse en el de España primero, compitiendo primero a nivel autonómico. “Con poco dinero hacemos mucho”, se enorgullece Ángel Loeches.

https://www.youtube.com/watch?v=YcwARcagAHI&feature=youtu.be

 

 

 

Comentarios

En mi opinión, es muy acertado este reportaje sobre todo para personas que, como yo, hemos estado en un equipo de voleibol de barrio, no en uno profesional. Estuve en el equipo de voleibol de Móstoles, y nos tuvimos que buscar las mañas para poder jugar, poner dinero de nuestros bolsillos, hasta hacernos camisetas e intentar destacar en este deporte que para mi es apasionante y disfruto muchísimo viendolo y jugandolo. Aunque no sea tan importante para otros como lo puede llegar a ser el fútbol. 

A mi todo el tema de deportes me recuerda a la pescadilla que se muerde la cola. Principalmente porque de deportes solo se habla de futbol y, dando gracias, de baloncesto. Lo que se habla de motos y formula 1 es porque las cadenas han invertido en ello y por tanto tienen que darle publicidad.  De esta manera, los deportes minoritarios apenas tienen presencia en los medios y si no tienen presencia difícilmente tendrán publicidad y adquirirán mayor importancia. Y sin importancia, volvemos al principio, no tendrán cabida en los diarios o informativos principales. 

Es lógico que los deportes con menor seguimiento mediático se resientan más económicamente. Si el fútbol está como está, el voleibol no me lo quiero ni imaginar... De todas formas, con un sistema justo y equilibrado de subvenciones por parte del Estado a las distintas federaciones, estas situaciones extremas no se darían, aunque los empresarios deportivos también tienen mucha culpa por sus malas gestiones pasadas. Tampoco estaría de más que llegase ya la nueva ley de mecenazgo, que tantas ilusiones ha creado alrededor de los sponsor deportivos. Buen artículo.

Fútbol, fútbol y más fútbol. En medio de la crisis que sufren hoy en día los medios de comunicación la publicidad aparta las noticias y siempre se busca lo que más vende. Es ahí donde los deportes minoritarios pierden ya que la masa social que arrastran no es suficiente para cubrir económicamente las exigencias de los empresarios  periodísticos.

En España somos campeones de casi todos los deportes, y deberíamos estar orgullosos de ello pero no celebramos esos éxitos porque simplemente no nos enteramos de ellos. Sin embargo vemos como en las celebraciones de los campeonatos de fútbol hay masificación de personas. Una pena.

¡Enhorabuena! Un tema interesantísimo el de este reportaje.

Tamara Sánchez, Nahiara Alonso, Paula López, Eva Mosquera, Laura Dapena

 

 

Es una pena que los deportes minoritarios estén condenados ya no a un segundo plano, sino a un decimosexto. El deporte rey, sin duda es el fútbol, pero, sin menospreciarlo, no todo es dar patadas a un balón. Desde las instituciones deberían potenciarse otro tipo de deportes.

Es una buen anoticia, sin embargo, que a nivel local se busquen fuentes alternativas de financiación y se intente potenciar este tipo de deportes, el voleibol en este caso. 

 

Alejandro Espejo Fernández, Alba Expósito Díaz, Inés García Maturana, Paloma Martín-Esperanza Montilla, Víctor Morales Pérez, Andrea Requejo Zubillaga.

Desarrollo en Drupal por Suomitech