GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

LA UNIVERSIDAD AL ALCANCE DE TODOS

Entrevista
Universidad
¿Quién no se ha quejado alguna vez a lo largo de su vida como estudiante de algún profesor, ya sea por la incompetencia de este, el carácter plúmbeo de una asignatura, o simplemente, nuestra propia desidia?
¿Quién no se ha quejado alguna vez a lo largo de su vida como estudiante de algún profesor, ya sea por la incompetencia de este, el carácter plúmbeo de una asignatura, o simplemente, nuestra propia desidia?
 
Estas pueden ser algunas razones para mirar con recelo el asistir a clase de nuevo tras la etapa de estudios obligatorios -incluyendo Bachillerato- y decantarse por una modalidad muy acorde a los tiempos de la inmediatez, el autodiseño vital y la preponderancia tecnológica.
 
Cuando Carlos comenzó a estudiar en 2009 en la Universidad Complutense ni siquiera había oído hablar de este modelo. Años más tarde, ya como alumno de Periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos cambió al sistema semipresencial en el tercer curso del grado. “Al terminar segundo quise irme a vivir fuera de España. Fue la única opción que tuve y, de haberlo sabido, me hubiese planteado estudiar toda la carrera online desde el comienzo”.
 
¿En qué consiste la enseñanza en la Universidad on-line?
 
“Una universidad on-line ofrece programas de educación superior a través de medios electrónicos, generalmente Internet. El objetivo de las universidades virtuales es proporcionar acceso a la parte de la población que no podría asistir a un campus físico, por razones tales como la distancia, en la que los estudiantes viven demasiado lejos de un campus físico para asistir a clases regulares; y la necesidad de flexibilidad: algunos
estudiantes necesitan flexibilidad para estudiar en casa siempre que les resulte conveniente hacerlo.
 
La entrega del programa en una universidad virtual se administra a través de tecnología de comunicación de la información, como páginas web, correo electrónico y otras fuentes en red.”
 
A día de hoy hay herramientas que ayudan al proceso del aprendizaje, sobre todo a distancia. El uso de las TICs es cada vez más amplio y su uso se acentúa cada año más. “Desde que empecé, -nos comenta Diana, alumna de 4º curso- el aula virtual ha cambiado y ha mejorado de una manera notable. Si bien es cierto que aún es necesario un feedback mayor, un nivel de respuesta que nos permita tanto a alumnos como profesores comunicarnos de una manera más personal y autosuficiente”.
 
¿Tenemos constancia de cuando se originó la Universidad on-line?
 
“Open University, en el Reino Unido fue la primera universidad de enseñanza a distancia. Se fundó en la década de 1960 con la creencia de que la tecnología de las comunicaciones podía brindar un aprendizaje de nivel de grado de alta calidad a las personas que no habían tenido la oportunidad de asistir a las universidades del campus. La idea de una "universidad inalámbrica" se discutió por primera vez en la BBC (British
Broadcasting Corporation) por el educador e historiador J. C. Stobbart.
 
La primera idea que surgió en el Reino Unido fue la de tener una tele-university que combinaría conferencias transmitidas con textos por correspondencia y visitas a universidades convencionales. En el escenario de la tele-university, los cursos se imparten por radio y televisión y, de hecho, muchas universidades adoptaron el uso de esta tecnología para sus cursos de educación a distancia. El nombre tele-university se transformó en la University of Air que aún tenía el mismo objetivo de llegar a los grupos sociales que no tenían acceso a la educación superior. El nombre University of Air no se mantuvo y cuando los primeros estudiantes ingresaron en enero de 1971, el nombre se había convertido en lo que es hoy "Open University". La Open University demostró que era posible impartir cursos de nivel universitario a estudiantes a distancia.
 
En los años ochenta, el aumento de la expansión continuó a medida que se introdujeron más cursos y áreas temáticas; a medida que crecía la importancia del desarrollo profesional, la universidad comenzó a ofrecer cursos de capacitación profesional junto con sus programas académicos. A mediados de los años noventa, la OU estaba usando Internet. A partir de 2008, más de 180,000 estudiantes interactuaban con OU en línea desde su hogar.”
 
Si bien es cierto, la Universidad Rey Juan Carlos no es la única con esta modalidad, aunque sí de las más conocidas por combinar ambas. La UNED es conocida a nivel nacional, pero su oferta de estudios sigue siendo reducida, aunque cuenta con la ventaja de ofrecer clases en diferido y ayudas a la hora de examinar a sus alumnos. La UOC, más conocida en Cataluña, ofrece una gran variedad de cursos, seminarios y grados online. Puedes cursar además asignaturas de libre elección y ellos te envían a domicilio todos los recursos (libros, apuntes, materiales…) que necesitarás para cursar dicha asignatura.
 
Actualmente, la octava parte del alumnado universitario está matriculado en una plaza online. Según la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) en 2014 el 11,38% de los títulos universitarios en España ofrecían el plan de estudios semipresencial. En Estados Unidos el 28% de los alumnos estaban matriculados en un curso online en 2016, como indicó Babson Survey Research Group.
 
¿Que la diferencia de la Universidad presencial?
 
Existen diferencias evidentes entre estudiar en una universidad on-line a estudiar de forma presencial. No hay edificios ni un campus al que ir porque los estudiantes reciben materiales de aprendizaje a través de Internet.
 
Se ofrece apoyo a los alumnos por parte del profesor o un tutor en línea a través decorreos electrónicos si tienen problemas con el curso.
 
Tomar cursos en línea significa que los estudiantes aprenderán en su propio tiempo leyendo el material del curso, trabajando en las actividades del curso, escribiendo tareas y trabajando con otros estudiantes a través de Internet. El aprendizaje en línea puede ser una experiencia aislante ya que el alumno pasa la mayor parte del tiempo trabajando solo.
 
Muchos cursos funcionan según un horario, que el alumno recibe con los materiales del curso. Estos pueden incluir las actividades planificadas para cada semana del curso y las fechas de vencimiento para las asignaciones. Si el curso tiene un examen, se les informará a los estudiantes a dónde tienen que ir para escribirlo.
 
El trabajo del curso puede ser el mismo para una Universidad Virtual que para la Universidad del campus, en ciertos casos.
 
Irene conoció que su propia universidad le ofrecía sus estudios de forma semipresencial después de dos años estudiando en el campus de Fuenlabrada. Actualmente, está cursando su segundo año online y afirma que cada día está más satisfecha con el cambio. “Por motivos personales fue un mal año y, tras mucho pensar, vi que no merecía la pena dejar el grado a medias.” La URJC online no solo ofrece periodismo de manera semipresencial, sino también educación primaria, derecho, educación infantil, administración y dirección de empresas, publicidad y relaciones públicas, turismo, contabilidad y finanzas, y ciencia, gestión e ingeniería de servicios.
 
¿Cuál es la metodología de enseñanza?
 
“Cuando comenzaron los cursos en línea, el modo primario de entrega era a través de una red audiovisual bidireccional. Entonces, así como ahora, muchos de los programas de estudio virtuales se basaron principalmente en documentos de texto, pero las tecnologías multimedia también se han vuelto cada vez más populares. Estos métodos de entrega basados en la web se utilizan para ampliar el acceso a programas y servicios que se pueden ofrecer en cualquier momento y en cualquier lugar. El espectro de modos de enseñanza en educación virtual incluye cursos basados en hipertexto, videos, audios, correos electrónicos y videoconferencias. También se utiliza la enseñanza en la web a través de material didáctico como WebCT y Blackboard.
 
Como las universidades on-line son relativamente nuevas y varían ampliamente, ¿quedan dudas sobre la acreditación y la calidad de la evaluación?
 
Los estudiantes que toman cursos "virtuales" están haciendo un trabajo real para obtener sus títulos, y los educadores que preparan y enseñan esos cursos pasan tiempo real al hacerlo. Es decir, los estudiantes alcanzan un nivel comparable de resultados académicos de aprendizaje y se evalúan a través de programas construidos de acuerdo con los criterios estándar de nivel universitario. Es por ello que las universidades online pueden acreditarse de la misma manera que las universidades tradicionales y operar de acuerdo con un conjunto similar de estándares académicos.

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech