GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

DEVASTADOR TERREMOTO EN ECUADOR

Crónica
Sociedad Internacional
La tragedia derrumbó cerca de un millón de casas.
Un terremoto de magnitud 7,8 sacudió la zona costera de Ecuador. Por ahora se han contabilizado cerca de 600 víctimas mortales, según fuentes oficiales. El Servicio Geológico de EEUU registró el seísmo el pasado sábado sobre las siete de la tarde hora local.

 

El epicentro del temblor se situó entre las localidades de Cojimíes y Pedernales, en la zona norte de la provincia de Manabí, donde se encuentran las comunidades más afectadas. El tiempo retrocede a contrarreloj porque 2.000 personas todavía no han sido localizadas y unas 20.000 se han quedaron sin casa. Además, según el viceministro de Interior, Diego Fuentes, el número de víctimas puede crecer considerablemente con el paso de las horas, por eso el trabajo de rescate es vital en estas horas.

 

Por otro lado, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, interrumpió su viaje por Europa para visitar las zonas afectadas y conocer de primera mano los daños ocasionados. “Se trata de la mayor tragedia de los últimos 67 años”, según palabras de Correa.

El Gobierno de Ecuador decretó Estado de Excepción en todo el país con el objetivo de garantizar el orden, de modo que los servicios de rescate puedan actuar de forma eficaz y volver a la normalidad cuanto antes. Una normalidad que costará alcanzar pero una de las medidas que ha puesto Correa para poder financiar la reconstrucción del país ha sido subir los impuestos.

La comunidad internacional no ha tardado en mostrar sus muestras de apoyo y solidaridad. Los compatriotas de los damnificados se han organizado a través de grupos de voluntariado que ya han recolectado toneladas de alimentos, ropa y medicamentos. Desde Venezuela rápidamente llegaron alimentos no perecederos y un grupo especializado en rescates y emergencias médicas. Mientras que Bolivia envió un avión con agua, alimentos y medicamentos.

La respuesta de España tampoco se hizo esperar y el ejecutivo puso en marcha su maquinaria de cooperación internacional. Un avión con 44 miembros de la Unidad Militar de Emergencias y con perros adiestrados para localizar a los desaparecidos se desplazó hasta Ecuador. A su vez, las ONG españolas han puesto en marcha sus campañas de ayuda a las víctimas y ya han enviado más de 150.000 euros.

Desarrollo en Drupal por Suomitech