GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Cobrar sin trabajar en la universidad pública

Noticia
Universidad
Miembros del 'Capítulo 6' / Fuente: Asociación Capítulo 6
¿Es posible cobrar sin trabajar? Lo es, y además sin necesidad de ser hijo de un magnate, un asesor de alguna empresa del IBEX o un alto directivo jubilado. ¡Y además en la Universidad pública! Un grupo de más de medio centenar de trabajadores readmitidos por la Universidad de Huelva se encuentra en esta situación desde hace un año. Puede parecer idílico, pero la realidad dista mucho de serlo.

La rocambolesca situación que viven los 55 trabajadores de la Universidad de Huelva tiene su precedente en la mala gestión que esta joven universidad ha hecho sobre su personal laboral. Durante los últimos años, más de 200 trabajadores con contratos de tipo obra o servicio habían prestado de manera continua servicios específicos y cualificados en toda la Universidad con cargo a proyectos, realizando tareas tanto de investigación como de gestión técnica y administrativa, agrupados en el denominado Capítulo VI de los presupuestos. Este personal acumulaba renovaciones de contratos que se habían ido prorrogando en el tiempo, llegando así a acumular, en algunos casos, un tiempo total de servicio superior a los 15 años.

En la mayoría de los casos, la vinculación laboral de estas personas tenía como fecha de finalización el 31 de diciembre de 2013, pero muchos de estos puestos laborales se transformaron en fijos antes de la fecha marcada. Los que no, unos 80, fueron recibiendo cartas de despido durante los últimos días de 2013.

Agrupados en la Asociación Onubense de Personal Universitario Contratado 'Capítulo 6', este colectivo decidió denunciar a la Universidad de Huelva. El primer hito se consiguió seis meses después, cuando los tribunales declararon nulo el despido de una trabajadora de limpieza y condenaron a la institución universitaria a readmitir a la demandante “en su puesto de trabajo en iguales condiciones que antes del despido”, además de abonarle los salarios dejados de percibir.

Fue la primera sentencia. En los últimos dos años los tribunales han obligado a la Universidad onubense a readmitir hasta a 55 trabajadores. Todas las sentencias con la misma argumentación: la Universidad de Huelva no se había ajustado a la normativa vigente, ejecutando un Expediente de Regulación de Empleo ilegal, declarándose nulos todos los despidos. Dicha nulidad se fundamenta en cómo se intentó extinguir la relación laboral de los trabajadores, y no en el origen o naturaleza de las contrataciones. 

Según un abogado de la asociación: "a fecha 30 de junio de 2015, la Universidad de Huelva lleva gastados alrededor de 750.000 euros en nóminas de empleados que no están en activo", sólo teniendo en cuenta a los trabajadores a los que él representa, 47 de los readmitidos. En septiembre de 2015 el colectivo lanzó una propuesta al Equipo de Gobierno, renunciando a parte de derechos adquiridos judicialmente pues “nuestro objetivo no es beneficiarnos económicamente de la Universidad sino poder volver a nuestros puesto de trabajo”. Dos meses después, dicha propuesta recibió la negativa verbal por parte de la Dirección de Recursos Humanos.

La situación de estos trabajadores, al menos en los casos entrevistados, dista mucho de ser idílica. A la fama de “enchufados” de estos “trabajadores sin trabajo” de la universidad hay que unir el estigma de encontrarse cobrando sin trabajar a cargo de una institución pública en una de las provincias más castigadas por el paro de España, casi un 40%. “No es fácil porque somos pocos y en esta ciudad nos conoce todo el mundo. Cuando familiares, amigos y vecinos me reprochan que vivo muy bien sin dar un palo al agua no sé qué responder. Es inmoral, yo sólo quiero ser productivo”, dice uno de los miembros de la asociación.

Según la asociación, la Universidad de Huelva ha reconocido en Consejo de Gobierno que "se han provisionado 2,3 millones de euros para atender a las reclamaciones e indemnizaciones judiciales de los empleados del capítulo 6 y más de 400.000 euros para los ex trabajadores de la Corporación". La web de la institución recoge la sesión extraordinaria del Consejo a la que alude la asociación (24 junio 2015) pero sin mostrar el detalle del desarrollo de la misma ni la concreción de la aprobación de sus cuentas anuales.

A pesar de que este conflicto laboral lo tienen que resolver los tribunales de justicia, la asociación manifiesta a la comunidad universitaria y a la sociedad onubense en general su "disconformidad" por la actitud que mantiene el equipo de gobierno de la Universidad de Huelva de no reincorporar a los trabajadores a sus puestos de trabajo aun teniendo sentencias de los juzgados de lo Social de Huelva donde se dictamina que los despidos fueron nulos.

Desarrollo en Drupal por Suomitech