GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Un asterioide de 100 metros roza la tierra

Noticia
Educación y Ciencia
Un asteroide hacia La Tierra. Fuente: NASA
Se trata del meteorito que más cerca ha pasado de nuestro planeta desde 1930

Una gran roca procedente del sistema solar rozó la Tierra de manera inesperada el pasado domingo 14 de abril. Este asteroide, con unas dimensiones de 48 por 110 metros, ya ha sido bautizado con el nombre de “2018 GE3, y aunque pasó a una distancia inferior a la que separa la Tierra de la Luna, los astrónomos no lo detectaron hasta varias horas después, cuando la roca ya se había alejado de nuestro planeta. Viajaba en el espacio a una velocidad superior a los 100.000 km/h, a la que posiblemente se hubiese destruido al colisionar con la atmósfera. No obstante, debido a sus grandes dimensiones, tenía el suficiente potencial como para arrasar una ciudad entera y sus respectivos alrededores.

Unas horas después de su acercamiento, el asteroide también visitó nuestro satélite, tardando nada más que dos horas en llegar a la Luna. Tras analizar el 2018 GE3, se estimó que su tamaño era seis veces superior al que cayó en Chelyanbinsk en 2013, un meteorito que tras colisionar sobre Rusia originó más de 1.500 heridos debido a su gran onda expansiva. Lo impactante del 2018 GE3 es que se trató de una visita inesperada, y que ni siquiera la NASA lo vio venir. El asteroide fue descubierto por Catalina Sky Survey, y horas más tarde, el ingeniero aeroespacial Andrew Rader grabó en vídeo la roca deslizándose a través de la constelación sureña de Serpens.

No es la primera vez que sucede algo así. Más a menudo de lo que creemos, un buen número de asteroides rozan o atraviesan directamente nuestra atmósfera sin que nadie haya podido detectarlos. La mayoría de las rocas espaciales se desintegran debido a la fricción del aire al intentar cruzar la atmósfera, bien caen en el océano o en una superficie desértica sin causar ningún daño. Un buen trabajo, sin duda, de la atmósfera terrestre que protege nuestro planeta de los peligros del espacio exterior. En los últimos 14 años se registraron alrededor de 30 rocas espaciales que no causaron ningún daño a la Tierra. El más significativo fue el asteroide 2012 TC4, de 30 metros de largo, aproximadamente del mismo tamaño que el asteroide que explotó sobre Chelyabinsk.

La NASA rastrea los asteroides más próximos a la Tierra, estudiando la distancia y el diámetro estimado de cada uno. Además, desde el pasado 12 de octubre, se llevan a cabo pruebas en tiempo real en observatorios y laboratorios para poder frenar el posible impacto que todos estos asteroides puedan tener sobre la Tierra. Se estima que al menos otras tres rocas espaciales de dimensiones más reducidas volarán próximas a nuestro planeta el martes 24 de abril; y la más grande medirá 34 metros de diámetro, siendo un 60% más pequeña que el 2018 GE3.

Desarrollo en Drupal por Suomitech