GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Feminismo y movimiento LGTBI ¿Van de la mano?

Entrevista
Género
Los patrones de desigualdad entre hombres y mujeres se trasladan también a los colectivos LGTBI. Temas tan importantes como la gestación subrogada, la violencia intrafamiliar o la endodiscriminación, perpetúan las diferencias de género que relegan a la mujer a un papel secundario.

La Asociación Colegas se encuentra en pleno barrio de Lavapiés, centro cultural de Madrid y sede de otras muchas comunidades LGTBI. En este centro se realizan pruebas de VIH gratuitas y su programa de actividades varía desde cursillos de inglés hasta charlas sobre sexualidad.

Su director, Paco Ramírez, es también presidente del Observatorio Español contra la LGTBIfobia. Paco nos atiende en su local junto a Mari Luz López, coordinadora de la asociación, para hablarnos acerca de feminismo, gestación subrogada o discriminación interna dentro del colectivo de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales.

 

 

-Sara Gómez Cuadrado: ¿El movimiento LGTBI debe apoyar al feminismo?
 
-Paco Ramírez: Yo creo que hemos sido durante muchos años aliados. Nos hemos ayudado mutuamente, tanto en reivindicaciones de las mujeres como del colectivo LGTBI,porque partíamos de una misma situación social. Obviamente el movimiento feminista tiene unas reivindicaciones distintas que no coinciden plenamente con las reivindicaciones que planteamos toda la variedad de colectivos. Aquí sí que hay más diferencias. Hay colectivos que sí están a favor de todas las reivindicaciones de las mujeres y otros movimientos que consideran que no les conviene.
 
-Sara Gómez Cuadrado: ¿Qué opina de la gestación subrogada?
 
-Paco Ramírez: En ese tema concreto yo sí estoy a favor de la maternidad subrogada siempre que no haya economía por medio. Los hombres gays estamos en una desigualdad de condiciones total respecto a las mujeres que son heterosexuales o lesbianas. Ellas sí que pueden acceder a la maternidad subrogada a través por ejemplo de la inseminación
artificial. Los hombres en cambio solo podemos tener hijos de relaciones heterosexuales anteriores o adoptarlos con las dificultades que supone. Solo nos queda la maternidad subrogada que ahora mismo solo está abierta a determinados miembros del colectivo gay con una posición económica mayor. 
Desarrollo en Drupal por Suomitech