GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

España suspende en abandono escolar

Opinión
Educación y Ciencia
A pesar de que el abandono escolar en España ha mejorado con respecto a los últimos años con un 19,7%, seguimos siendo el país líder de la Unión Europea en fracaso escolar. Está muy lejos aún del objetivo de reducirlo al 15% de aquí al año 2020.

España tiene el mayor porcentaje de jóvenes entre 18 y 24 años que ha obtenido como máximo el título de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y no ha seguido cursando ningún otro tipo de formación. El fracaso escolar es muy superior entre los hombres 25,6% que entre las mujeres 18,1%.

Uno de los factores que ha contribuido al descenso de esta tasa de abandono escolar ha sido la puesta en marcha de la FP Básica y de la FP Dual, que combina los procesos de enseñanza y el aprendizaje de empresas.

Una de las principales causas del abandono escolar es la consecuencia de un modelo de sociedad, donde las autoridades educativas deben ser conscientes de que no habrá mejora, sin introducción de nuevos hábitos y formas de comportamiento. Se trata de estimular al alumnado en el interés y en el compromiso con el estudio, en la asunción de responsabilidades y en la relación con la actividad escolar. Por otro lado, en la política, la educación se utiliza como arma arrojadiza, se debe primar el bien de los alumnos, por encima de los intereses políticos.

Uno de los problemas del temprano abandono escolar y del que los jóvenes no son conscientes, es que, al no tener estudios ni preparación, les será muy difícil encontrar un trabajo en un futuro, ya que cada vez se exige más estudios para ello, y si lo encuentran se tratará de trabajos temporales. Esto les ocurre a algunos adultos que ahora se encuentran en la franja de edad de 30 años, que dejaron el sistema educativo para entrar al mercado laboral con apenas cualificación, de modo que ahora se encuentran sin empleo y sin formación.

Es necesario cambiar el sistema educativo español, apostando por la creatividad y el aprendizaje vivencial y significativo, eliminando la memorización y los exámenes, ya que se debería medir el conocimiento diario, y dar un verdadero impulso a la educación emocional, la personalización y la atención de las necesidades individuales.

Desarrollo en Drupal por Suomitech