GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

“La educación se ha convertido en un arma arrojadiza política”

Entrevista
Educación y Ciencia
Profesor Álvaro Real López
Álvaro Real López, profesor licenciado en filología. Trabajó durante seis años en el IES Profesor Emilio Lledo de Numancia de la Sagra y actualmente se encuentra trabajando en IES Enrique Flórez de Burgos, su ciudad natal. Durante la entrevista le preguntamos sobre la incertidumbre que viven los jóvenes sobre el nuevo modelo educativo y que piensa él que sería lo mejor, a ello el profesor nos reveló: “Mi sistema educativo perfecto debería fundamentalmente enseñar a los alumnos a aprender y que ellos fueran los protagonistas de su aprendizaje”.

 

Pregunta:-¿Por qué decidió hacerse profesor de lengua y literatura?

Respuesta:- Creo que siempre tuve clara mi vocación de profesor y cuando llegó el momento de elegir carrera universitaria no tuve dudas en dirigir mis pasos hacia la docencia. Sí que tuve dudas entre hacer Magisterio o Filología Hispánica. Al final mi pasión por la lectura me hizo inclinarme por la Filología.

P:-¿Cuántos años lleva ejerciendo esta profesión?

R:-Catorce años.

P:-¿Qué se siente al ser "responsable" de la educación de las generaciones del futuro?

R:-La responsabilidad de la educación de los estudiantes es una responsabilidad muy compartida. No solo educa la escuela, todos los miembros de la sociedad somos responsables de la educación de nuestros menores. Aun así, creo que los profesores somos referentes para muchos de nuestros estudiantes y nuestra labor en el aula debe ir más allá de lo académico.

P:-¿Cómo ha afectado la incertidumbre a los alumnos de 2 de bachillerato sobre no saber el tipo de prueba que debían realizar?

R:-La incertidumbre no solo ha sido para los alumnos. Los profesores nos hemos sentido también como ellos, engañados, perdidos y enfadados. Las pruebas de acceso a la universidad no son una broma y de ellas depende en gran medida el futuro de los estudiantes. Improvisar a mediados de curso unas pruebas tan importantes ha sido una verdadera muestra de lo que a los políticos de este país le interesa la educación.

P:-¿Por qué cree que en los últimos años ha habido tantos proyectos educativos distintos?

R:-La educación se ha convertido en un arma arrojadiza política. Las leyes educativas se están cambiando por motivos políticos y no educativos. 

“La educación debe estar al margen de los cambios políticos que se dan en un país”

P:-¿Qué ventajas y desventajas tiene el nuevo modelo educativo que se está implantando en los institutos?

R:-En general el nuevo sistema no es tan diferente de los que ya teníamos, pero las novedades son a mi parecer errores muy importantes que han hecho muy impopular esta reforma.

Las reválidas son totalmente innecesarias ya que los alumnos son evaluados de manera constante por sus profesores con pruebas que se ajustan a sus conocimientos y a su forma de adquirirlos.

La casi desaparición de la filosofía, plástica y música en todo el sistema educativo vuelve a mostrarnos una ley que desprecia las humanidades y se olvida de pensar, de imaginar y de todo lo artístico en general, de que la formación de los alumnos es algo más que memorizar.  

Los currículos no se adaptan al ritmo de aprendizaje de los alumnos y vuelven a ser amplísimos y repetitivos a lo largo de los diferentes cursos.

Los programas de mejora del aprendizaje y refuerzo están mal hechos y llevan a los alumnos con mayores problemas de aprendizaje a un callejón sin salida que les obliga, después de cursar segundo y tercero de ESO con refuerzos y medidas extraordinarias, a cursar un cuarto de la ESO ordinario para poder titular.

P:-¿Cuál es la opinión general de los alumnos con respecto a la nueva ley?

R:-Muchos de ellos la desconocen. Han oído en los medios de comunicación algunas cosas, otras las van experimentado según pasan de curso. En general creo que les causa bastante indiferencia y no es de extrañar porque todos estos cambios se van repitiendo tan a menudo que ya ni les importan.

P:-¿Qué piensa que sucederá con la educación y las reformas en un futuro?

R:-Es evidente que se necesita un pacto de estado por la educación. La educación debe estar al margen de los cambios políticos que se dan en un país. Se debería escuchar mucho más a los que nos dedicamos a enseñar y conocemos de primera mano las virtudes y defectos de los sistemas educativos. Establecer una ley educativa necesita su tiempo y es imposible establecer su éxito o su fracaso si se cambia cada cuatro años.

P:-De entre las diversas reformas educativas que han existido, desde que usted era alumno hasta ahora como profesor, en su opinión ¿cuál ha sido la mejor que ha habido?

R:-Para mí la LOGSE supuso un cambio importante en nuestro sistema educativo. Implantó numerosos y profundos cambios que no tuvieron suficiente tiempo para establecerse de manera adecuada. Creo que también hubo una clarísima falta de recursos humanos y económicos para que se llevara a cabo en condiciones óptimas. Era una buena ley pero sin el presupuesto adecuado.

P:-¿Se podría copiar el sistema educativo noruego en España?

R:-Cada país tiene sus características y peculiaridades sociales, culturales, económicas por lo que creo que copiar sistemas educativos no es buena idea. Evidentemente los sistemas educativos de los países del norte de Europa tienen buena fama y seguro que de ellos podríamos importar buenas ideas. Quizás también deberíamos echar un vistazo a sus presupuestos, a la responsabilidad de los políticos en sus leyes educativas, a la formación del profesorado, a la implicación de las familias, a la consideración de la educación en la sociedad para ver el porqué del éxito de esos sistemas educativos. Seguro que de todo esto último sí que deberíamos copiar muchas cosas.

P:-¿Cómo piensa que sería el sistema educativo perfecto?

R:-Creo que mi sistema educativo perfecto sería aquel que permitiese a los profesores mayor libertad a la hora de plantear los conocimientos que deben adquirir los alumnos. Estamos totalmente supeditados a unos currículos inmensos, repetitivos y anticuados que limitan toda nuestra práctica docente.

Un sistema educativo perfecto debería fundamentalmente enseñar a los alumnos a aprender. Que ellos fueran los protagonistas de su aprendizaje y que los profesores les acompañásemos en ese camino.

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech