GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

“Al actuar siempre siento un mini segundo de vértigo, cuando lo pierda me retiro”

Entrevista
Culturas
Jazmín Abuin
Jazmín Abuin. Google.
Jazmín Abuin es una actriz conocida por su paso como criada de los Álvarez Hermoso en la serie Acacias 38, pero no todo queda ahí. A sus 32 años combina su carrera de actriz con la de cantante. Confiesa que ha cumplido uno de sus sueños al realizar un musical en la Gran Vía de Madrid. La gallega admite que a pesar de pertenecer a los dos mundos se siente más actriz porque un cantante tiene que ser actor, pero un actor no tiene que ser cantante.

Salomé Valverde / Patricia Rey

Pregunta.- ¿Cómo decidió dedicarse al mundo de la interpretación y del canto, cuándo empezó?

Respuesta.- Pues yo creo que lo tuve claro desde que nací. Desde que era pequeñita estaba en el coro del colegio, en el grupo de teatro del colegio, en todas las reuniones familiares y de amigos  yo me disfrazaba con mi hermana, con mis amigos hacia obras de teatro improvisadas y todo. Yo creo que es algo que siempre he tenido dentro. Mis padres siempre me han dicho: “estudia, estudia…”, pero me han apoyado mucho. Y desde los 6 años hasta hoy, lo he tenido claro.

P.- ¿Le gusta más interpretar o cantar?

R.- No podría elegir, de hecho, siempre que alguien me pregunta eso digo: ¿a quién quieres más, a tu padre o a tu madre? Yo me siento más actriz porque creo que un cantante tiene que ser actor, pero un actor no tiene que ser cantante, es decir, para cantar y transmitir lo que quieres contar con la canción que elijas interpretar, tienes que ser actriz. Tienes que entender lo que dice la letra, intentar vivirlo, intentar transmitirlo. Necesito vivir la canción e interpretarla.

P.- ¿Qué sensaciones tuvo en su primera actuación?

R.- La misma que siento cada vez que me subo al escenario. En cámara pasa menos. Es entre nervios, alegría, ilusión, como si tuviera mariposas en el estómago. Al actuar, justo antes de salir pienso: “se me ha olvidado el texto, necesito toser, tengo sed…” Luego es mentira, sales y todo sale bien pero es un mini segundo de vértigo. Siempre digo que cuando pierda ese vértigo me retiro, porque eso es lo bonito.

P.- Ha hecho muchos musicales, como La Bella y la Bestia, Peter Pan, entre otros muchos. ¿Cuál ha sido su favorito?

R.- Al que más cariño tengo es al de la Bella y la Bestia, porque fue mi primer trabajo grande. Fue la primera vez que estuve en un teatro grande de Madrid, de la Gran Vía, que era mi sueño. Ese fue el primer teatro en el que trabaje. Fue muy duro ese musical, pero de él me llevo una gran lección. Luego el más divertido fue Quisiera Ser, que es el musical del Dúo Dinámico. Y el más bonito, sin duda, Peter Pan.

P.- Si el mundo real fuera un teatro y todos estuviéramos representando un papel, ¿qué personaje público sería?

R.- Me gustaría representar a María Pacheco, que es un personaje histórico que a mí me fascina. Es una mujer que dio su vida por luchar por aquello en lo que creía. Ella sabía que iba a acabar muerta y no le importó. Me gusta mucho la gente que no tiene miedo a dar la cara, que sale y dice lo que piensa, y llama las cosas por su nombre, y le da igual las consecuencias. Me gustaría representar una heroína moderna.

"Lo guay de hacer una serie es que el personaje tiene una continuidad"

 P.-  Nos adentramos ahora en el mundo de Acacias 38, como ya sabemos ha sido la criada de los Álvarez Hermoso. ¿Se le ha hecho difícil aprender los guiones de la telenovela?

  R.- Más que el vocabulario antiguo, porque eso me lo estudio y ya está, me resultó muy difícil lo mal que habla Herminia, porque es una persona muy ignorante, que no tiene estudios. Pero esto son los primeros días. Lo guay de hacer una serie es que el personaje tiene una continuidad.  Tienes el personaje y ya no te lo dice Jazmín, lo dice Herminia.  Y sabes que ella lo dice mal, entonces cada vez te resulta más fácil y lo tienes más interiorizado. Pero al principio me costó.

P.- Cuando vio que Herminia moría, ¿cómo se sintió?

R.- Yo pensaba que me iba a ir al pueblo o que me echaban de la casa donde trabajaba. Todo, menos morir. Recuerdo que vinieron mis padres a visitarme y estábamos en una cafetería. Me llegó un e-mail de producción y le dije a mi madre: "espera un momento, que le voy a echar un vistazo". Y de repente lo leo y empecé a llorar. Mi madre me decía: "¿qué te pasa?" Le dije que moría.

P.- ¿Nos puede contar alguna anécdota graciosa que recuerde?

R.- El primer día que me vistieron de guapa, tenía que esperar detrás de una puerta. Estaba escuchando para saber en qué momento me tocaba salir y no oía nada. Me pareció escuchar: "¡qué entre Herminia!" Y yo, con todos mis nervios, entré, y al cerrar la puerta, me pille el vestido por detrás. Yo quería avanzar pero no podía, estaba caminando en el sitio.

P.- ¿Qué consejo daría a los jóvenes que se quieren dedicar al mundo del espectáculo? 

R.- En primer lugar que estudien y se formen mucho. Hay buenas escuelas y que no dejen que nadie diga que no lo pueden hacer. Nadie te puede decir que no vales, eso solo lo sabes tú y tú aguantarás y lucharás hasta conseguir tu meta porque las cosas con constancia y esfuerzo llegan. Y por supuesto, no rendirse nunca.

Desarrollo en Drupal por Suomitech