GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

"Eran cuatro cajas mal puestas"

Entrevista
Local
Imagen de la feria de empleo del Centro Comercial Sambil.
Muchos de los asistentes a la feria de empleo del Centro Comercial Sambil no quedaron satisfechos con la organización.

Lo que se presentaba como una gran oportunidad para encontrar trabajo, acabó siendo una pérdida de tiempo para muchos. Hablamos de la Feria de Empleo de Sambil, el centro comercial que abrirá sus puertas el próximo 24 de marzo.

La idea al principio parecía perfecta, tanto para las tiendas que iban a tener su espacio en el centro comercial como para los que se acercaran hasta allí para buscar un empleo; las marcas podrían elegir entre un gran número de personas para sus puestos de trabajo, y muchos de los que visitaran el lugar el día de la Feria podrían al fin encontrar una oportunidad de trabajo, que tan difícil resulta conseguir en la actualidad. Y puede ser que una idea a priori tan suculenta acabara yéndose de las manos de los organizadores, quienes fueron incapaces de prever la gran afluencia de gente que se iba a generar e incapaces controlar esta masiva llegada de gente en busca de una oportunidad.

Para conocer mejor lo ocurrido durante el evento nos intentamos poner en contacto con los organizadores de la feria, pero ante la falta de respuesta recurrimos al punto de vista opuesto, los visitantes del evento, para conocer cuáles eran sus expectativas antes de su celebración y cómo se sintieron después de asistir. Uno de los asistentes aceptó a que le entrevistamos aunque prefirió mantener su anonimato para contarnos su experiencia.

A pesar de lo llamativo de la exagerada afluencia del evento, que llegó a multiplicar por diez las expectativas de los organizadores, nuestro entrevistado quiso destacar la diferencia entre lo que se había explicado que iban a encontrarse con lo que realmente fue. Tras preguntarle si se encontró lo que esperaba su respuesta fue rotunda, “Para nada, se nos vendió de otra forma diferente. Creíamos que iba a haber unos puestos de cada tienda, con alguien recogiendo los currículos y quizás preguntarnos o hacernos algún tipo de entrevista o encuesta, y no echar los papeles en una caja de cartón mal puesta”, comentó el entrevistado acerca del evento, ya que en un principio el encuentro iba a servir no solo para que los visitantes dejaran allí sus currículos, sino que también podrían concertarse entrevistas de trabajo en cada uno de los puestos de las marcas allí presentes. Lo que allí sucedió fue totalmente diferente, ya que la feria se limitó a colocar unas urnas donde cada uno depositaba sus documentos sin saber muy bien qué se iba a hacer con ellos y qué utilidad iba a tener.

Con este panorama surgió un rumor, tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación, y es que más que una feria de empleo se empezó a comentar que pudiera tratarse de una estrategia de marketing, puesto que de los 1.500 puestos de trabajo que al principio se presentaban muchos estaban ya ocupados de antemano, otras franquicias emplearon a trabajadores de otros lugares para llenar las plazas que se iban a ofrecer en el evento; esta información fue llegando a los asistentes que hacían cola para optar a un puesto y nuestro entrevistado pudo confirmárnoslo, “nos enteramos de muchos trapos sucios que no habían salido a la luz antes porque lo anunciaron con muy poco tiempo de antelación. Pero ya había mucha gente contratada, otros que ya trabajaban en la franquicia fueron trasladados allí, y otras tiendas tenían abierta una bolsa de empleo hace tiempo”.

Por todo esto, más que una verdadera oferta de empleo, el evento ha acabado siendo una buena carta de presentación para el centro comercial, que abrirá en breve sus puertas en medio de toda la polémica y con una publicidad extra que quizás fue buscada por los propios organizadores del evento. 

Desarrollo en Drupal por Suomitech