GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Becas de formación sin obstáculos

Editorial
Nacional
Deniegan la beca a un estudiante andaluz por sobrepasar un euro el patrimonio permitido, a causa de un plan PIVE que solicitaron su padre.

Perpleja se tuvo que quedar la familia de Cristian, un joven que estudia en Andalucía, al comprobar que la beca de estudios solicitada había sido denegada. Un año de trabajos duros para los padres de la familia, que intentan sustentar una familia y mantener a su hijo en la universidad con 8500 euros anuales. Pero no es la renta lo único que tiene en cuenta la política de resolución de becas de nuestro país, sino otros muchos factores como pueden ser la nota media, los créditos universitarios aprobados en el curso anterior… Ninguna de estas le negaría el pago de la matrícula a Cristian, sería el conjunto patrimonial de la familia, qué es aquel capital que obtiene la familia fuera de la actividad laboral. Lo sorprendente es que este requisito está limitado en 1700 euros, en el caso del joven andaluz era 1701 euros, es decir, un euro y cuatro centimos le privaría del pago de su matrícula universitaria y sus cuantías correspondientes, fija y variable.

Llama más la atención que la familia de este joven tuviese unos ingresos anuales que son un tercio de la media española, que se encuentra en torno a los 26.000 euros. Pero aún es más alarmante que todo esto haya sido causado por una ayuda que recibió la familia para adquirir un vehículo, el Plan PIVE. Por si fuera poco, esta familia tiene que encontrarse con los altos precios que recogen las tasas de las universidades españolas, que son las terceras más altas de Europa, aunque el salario medio de los españoles sea el decimocuarto de Europa, un 39% más bajo que la media europea.

Por esto, algunos partidos políticos, como el PSOE, han pedido una remodelación del sistema de adjudicación de becas, para que casos como este no tengan cabida en la sociedad española. Una proposición no de ley que está parada en el Congreso, y propuesta en el Senado sin ningún desarrollo visible. Es evidente que se pretende cambiar el modelo educativo, pero no quiere decir esto que se den más facilidades para estudiar.

La universidad pública española se está convirtiendo en un muro infranqueable para muchas familias españolas, para muchos estudiantes que, aunque tengan méritos académicos y sobresalgan en sus habilidades educativas, no pueden estudiar por falta de recursos económicos, unos recursos que el Estado está dejando de facilitar. 

Desarrollo en Drupal por Suomitech