GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

ATENTADO EN SAN PETERSBURGO

Crónica
Internacional
Imagen del tren tras la explosión del artefacto
Este lunes, 3 de abril, la ciudad rusa de San Petersburgo ha sido golpeada por el terrorismo; 14 personas han perdido la vida y casi medio centenar de personas han resultado heridas en una explosión producida en un vagón de metro, ésta se produjo cuando el convoy circulaba entre las estaciones Sennáia Plóshad y Tejnologícheski Institut.

En un primer momento las declaraciones del Primer Ministro Ruso, Vladimir Putín, apuntaban a que no se podía estar seguros de los motivos del trágico acontecimiento vivido ese día, pero los investigadores estaban trabajando muy duro para esclarecer las causas de los hechos. Unas horas después, Putín, volvía a realizar una declaración con nuevas informaciones, esta vez, el Primer Ministro, aseguraba que se trataba de un atentado terrorista.

Unos días más tarde, el Comité de Instrucciones de Rusia ha comunicado que la explosión en el metro de San Petersburgo se produjo a causa de un terrorista suicida que se inmoló entre las estaciones de Sennáia Plóshad y de Tejnologícheski Institut.

 

Akbarzhón Dzhalílov nacido el 1 de abril de 1995, 22 años, de origen centroasiático, concretamente de Kirguistán, fue el autor del ataque terrorista de este lunes en Rusia queacabó con 14 muerto y 49 heridos. Dzhalílov recibió la ciudadanía rusa en 2011 y trabajaba en un taller de reparación de automóviles en San Petersburgo.

 

Se supo de la identidad del terrorista porque éste mismo, también colocó un segundo artefacto en la estación de tren Plóshad Vosstania, que no llegó a explotar y fue desactivada por los artificieros de la policía, de aquí se pudieron obtener muestras de ADN y junto con las grabaciones del metro se puedo realizar la identificación del autor de la masacre. Sus padres que viven en la ciudad de Kirguis de Osh están siendo interrogados por las autoridades competentes del caso.

Erlán Abdildáyev, ministro de Exteriores de Kirguistán que justo se encontraba en Moscú los días posteriores al atentado procedió con una rueda de prensa en la que explicó que aún no se podía determinar si Akbarxhón Dzhalílov pertenecía al Daesh o a otra organización terrorista. Fuentes oficiales que están trabajando en la investigación del atentado afirman que la agencia rusa Interfax confirma que el autor de la masacre en el metro ruso estaría vinculado a un grupo guerrillero en Siria que lucha contra el régimen de Bashar al Assad, al que Rusia está ayudando con recursos militares.

 

Vladimir Putín, visitó el mismo lunes de los atentados, por la noche, la estación Sennáia Plóshad, lugar de la tragedia, para colocar una ofrenda floral con motivo de respeto y condolencia a los muertos en el atentado y a los familiares afectados. Proclamó, además tres días de luto oficiales en todo el país que finalizarían este jueves día 6 de abril.

El miércoles tras los atentados en las estaciones de tren en San Petersburgo, Vladimir Putín, Primer Ministro ruso, se reunión con los jefes de los órganos de seguridad de la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI), en la que hizo las siguientes declaraciones: “Lamentablemente, vemos que la situación no mejora. Y la mejor confirmación de esto son los recientes y trágicos sucesos en San Petersburgo. Como resultado de un atentado terrorista, murió gente y hubo muchos heridos”, y añadió, además; “Somos conscientes de que casa uno de nuestros países, prácticamente todos, somos posibles, potenciales objetivos de ataques terroristas. Además, ha otras muchas amenazas para nuestros países”.

 

Ese mismo día, también, la policía llevó a cabo una serie de allanamientos en San Petersburgo donde se realizaron las detenciones de seis ciudadanos de origen centroasiático, sospechosos de colaborar con el Daesh y otras organizaciones relacionadas con el yihadismo.

 

Tras los acontecimientos sucedidos a lo largo de la semana podemos advertir que el gobierno ruso creía tener la seguridad del país bajo control, pero el atentado en el metro que acabó con 14 muertos y casi medio centenar de persona heridas, le han propinado un duro golpe a la moral del país de Vladimir Putín. Todo ello les plantea de alguna manera, reforzar la seguridad que ya había dentro de Rusia y de la Comunidad de los Estados Independientes.

El Primer Ministro ruso, no olvidó que cualquier país está en el punto de mira de los ataques terroristas y por ello todos debemos de estar unidos; haciendo alusión al atentado del mes pasado en Londres, dónde un terrorista suicida arremetió con un coche a los transeúntes que circulaban por el puente de Westminster, en el que murieron 5 personas y hubo más de 40 heridos.

Desarrollo en Drupal por Suomitech