GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

“El cierre de las centrales nucleares es una propuesta muy bonita, pero no realista”

Entrevista
Ciencia
El partido Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea han propuesto al Congreso cerrar las centrales nucleares y alcanzar el 100% de producción por renovables en un plazo de siete años en España.

 

 

 

Las energías renovables son respetuosas con el medio ambiente, proceden de fuentes inagotables y no generan residuos que puedan resultar peligrosos, como sí ocurre con la energía nuclear. España cuenta con unas condiciones climáticas y territoriales idóneas para potenciar el uso de estas energías, pero la media de producción de electricidad con estas energías no es muy alta. 

Miguel Ángel Caldera Muñoz es un estudiante de ingeniería Medioambiental y de Energías en la Universidad Rey Juan Carlos. Está preparando su Trabajo de Fin de Grado sobre energías renovables. Charlamos con él sobre las ventajas y el futuro de las energías renovables en nuestro país.

Entrevistadora: ¿Cuál ha sido la evolución de las energías renovables en los últimos años?

Miguel Caldera: A partir de los años 70 comenzaron a instalarse las primeras plantas que funcionaban mediante fuentes de energía renovables. Desde entonces, su uso se ha multiplicado por diez y su precio se ha reducido un 11%. 

E: ¿Varía mucho el coste de producción de energías no renovables a energías renovables? 

M: Si las compararas, son más caras las renovables. Dentro de ellas, la más simple es la de los aerogeneradores, porque no necesita mucha inversión en instalación. La termosolar de alta temperatura, por ejemplo, sí que necesita materiales más caros. Pero, en general, los dos tipos de centrales utilizan el mismo tipo de potencia. Las renovables son más caras, por la inversión en investigación que requieren.

E: Entre 2002 y 2012 España era un país exportador neto de energía y, a partir de ese año, en el que se retiraron las ayudas a las energías renovables, España ha tenido que importar más energía de la que ha exportado. ¿A qué crees que se debe esta situación?

M: En 2015, respecto a 2014, hubo que importar un 97% más de electricidad de Francia. Una de las razones es la reducción de las subvenciones. También, ha habido periodos de sequías en los que las hidroeléctricas y sus respectivos pantanos han sufrido un descenso del nivel de agua enorme. Además, el carbón que produce España es de muy baja calidad y resulta más barato comprar directamente electricidad a otros países. 

E: El precio de los paneles solares ha bajado un 75% en los últimos tres años y, aun así, se sigue comprando energía a otros países. ¿Por qué crees que realmente España no llega a invertir en impulsar este tipo de energías?

M: En pleno boom de los paneles solares, podías adquirir un panel, instalarlo en tu casa y desconectarte totalmente de la red eléctrica. Recibías una subvención y no te salía tan caro tenerlo. Ahora quieren poner un impuesto al sol, es decir, si adquieres fotovoltaica tendrás que pagar permisos e impuestos por estar desconectado de la red eléctrica.

E: Un grupo parlamentario ha llevado una propuesta para cerrar las centrales nucleares en un plazo de 7 años. Consistiría en no renovar las licencias según vayan expirando y, así, alcanzar el 100% de energía renovable en España. ¿Crees que realmente se puede llegar a conseguir eso?

M: La propuesta es muy bonita, pero no es realista. El acuerdo que ha firmado España con la Unión Europea es para que en 2020 se autoabastezca de renovables en un 20%. Con el ritmo que llevamos, no lo vamos a conseguir. No es tan fácil como decir: “Vamos a cerrar nucleares y a implementar renovables”, hay que hacerlo progresivamente, mientras se mejora la tecnología. 

Actualmente, España tiene una deuda eléctrica de más de 23.000 millones de euros y sin embargo, es uno de los países con más horas de sol y kilómetros de costas. Por tanto, de cara al futuro, tal y como nos señala Miguel Caldera, una posible solución “podría ser instalar aerogeneradores en el mar o, incluso, aprovechar la energía de las olas o de las mareas”.

Desarrollo en Drupal por Suomitech