GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

VECINOS NUEVOS PARA EL SISTEMA SOLAR

Reportaje
Ciencia
El pasado 24 de febrero, un grupo internacional de astrónomos descubrió un nuevo sistema con siete planetas. El ya conocido como Trappist-1 está compuesto por unos cuerpos celestes que podrían albergar vida, según la rueda de prensa que dio la NASA.

La NASA comunicó de manera oficial el descubrimiento de seis nuevos exoplanetas –hay un séptimo que está todavía por confirmar-, situados a 40 años luz de la Tierra. Esto se logró a través del telescopio Kepler.

Un telescopio que fue diseñado para buscar planetas del tamaño de la Tierra que transiten cerca de las estrellas. Mientras que la estrella encontrada es casi del mismo tamaño, temperatura y brillo que el Sol. Para ello, emplearon el método basado en las variaciones en el tiempo de tránsito o llamado también como VTT.

Cálculos parecidos permitieron descubrir Neptuno en 1846. El planeta más exterior de nuestro sistema solar, apenas era visible para los telescopios y se pensaba que era una simple estrella. La posición del planeta Urano sirvió para conocer Neptuno más a fondo.

 

Composición de los nuevos exoplanetas

A estos cuerpos celestes se les ha llamado, de momento, mini Neptunos. Cinco de ellos están más cerca de su estrella que Mercurio del Sol, y el restante está a la distancia de la órbita de Venus. Además, algunos astrónomos afirman de qué se trata del sistema planetario más compacto que se conoce. Estos son muy pequeños y ligeros, lo que indica que están compuestos por gases. Cuatro de ellos tienen atmósferas de hidrógeno y helio. No obstante, solo tres de los planetas encontrados pueden ser zona habitable, ya que contienen agua.

El grupo de planetas encontrado se generó de forma muy rápida. También se cree que se formaron lejos de la estrella, pero poco a poco fueron acercándose gracias a las dinámicas orbitales. Desde la NASA se apuntó que puede haber más planetas de menor tamaño que aún no han podido ser descubiertos.

A la estrella del nuevo sistema se le ha llamado Kepler-11. Los cinco planetas más cercanos a ella podrían estorbarse en su danza orbital. Mientras que el sexto planeta más alejado no sería nunca afectado. Sin embargo, de ese planeta no se conocen tantos datos como de los otros cinco.

La estrella Kepler-11 solo se encuentra a 127 años luz de la Tierra. Incluso cerca de esta se ha encontrado una señal que puede ser lo que se ha denominado como una Súper Tierra. Se trata de un planeta rocoso que es más grande que el nuestro.

Se busca nombre para los planetas

Con este descubrimiento, la NASA decidió lanzar una campaña por Twitter con el ‘hashtag’ #7NamesFor7NewPlanets (#7NombresPara7NuevosPlanetas) para poner nombre a estos nuevos planetas. Pero parece que no fue una de las mejores ideas, ya que prácticamente todas las respuestas eran humorísticas, como por ejemplo ‘Blancanieves y los siete enanitos’. Por el momento tienen asignado el nombre de su sistema: el Trappist.

Estos exoplanetas se unen a los 3500 planetas en 2500 sistemas solares distintos que ya se conocen. Con respecto a ello, habría que tener en cuenta las palabras que recogió la revista National Geographic de George Marcy, investigador de planetas en la Universidad de California, en cuanto a cuál es el verdadero objetivo que se persigue: “En astronomía llevamos 15 años descubriendo planetas gaseosos gigantes. Pero el objetivo último es descubrir mundos habitables, como la Tierra”.

El anuncio de este descubrimiento causó conmoción y desconcierto a nivel mundial. Este descubrimiento establece un nuevo record de mayor número de planetas de zona habitable que se encuentra alrededor de una sola estrella fuera de nuestro sistema. Este sistema se encuentra en la constelación de Acuario.

Ahora se está trabajando para encontrar signos de vida en ellos. Y como se dijo por parte de la NASA en la rueda de prensa, “la cuestión ahora no es si encontraremos un planeta como la Tierra, sino cuándo”.

Aunque no sólo se ha pronunciado la NASA. Michaël Gillon, del Instituto STAR en la Universidad de Lieja (Bélgica) ha mostrado su satisfacción con los resultados: "Se trata de un sistema planetario sorprendente, no sólo porque hayamos encontrado tantos planetas, sino porque son todos asombrosamente similares en tamaño a la Tierra", ha querido destacar.

Desarrollo en Drupal por Suomitech