GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Teresa Perales, deportista paralímpica: “Nunca se me dio bien nadar, pero me ha salvado la vida”

Entrevista
Deportes
Teresa Perales en el Campeonato de España de paralímpica'15
Desde que con 19 años perdiera la movilidad de cintura para abajo, Teresa Perales (Zaragoza, 1975) ha ganado 26 medallas olímpicas y se ha convertido en la deportista paralímpica más laureada de la historia de España. Ya se ha lanzado a la piscina en cinco ediciones de los Juegos, desde Sidney 2000 hasta Río 2016 y, aunque a ella le cueste aceptarlo, es todo un ejemplo de superación. Su próximo objetivo: Tokio 2020.

“Yo solo quería aprender a nadar, chapotear un poquito y hacer algo de ejercicio...”, nos cuenta sobre los meses posteriores a la pérdida de movilidad. Fueron tiempos duros, en los que no paraba de preguntarse “¿por qué a mí?”, pero gracias a la natación logró transformar esas limitaciones en oportunidades: “al principio me quedé con lo negativo, pero el deporte me sacó de aquello y me metió en la piscina”.

Y ahí fue cuando Teresa descubrió, como ella dice, su don oculto. A pesar de que asegura que nunca se le ha dado bien nadar, hoy en día es una de las deportistas paralímpicas que más medallas acumula.  Por eso afirma que “me gusta mucho decirle a la gente que no hay que descartar nada”.

Fan incondicional de los cubos de rubik (¡tiene más de veinte!), los utiliza como una forma de explicar la discapacidad y de afrontar la vida: “a veces tienes que aprender a hacer las cosas de manera distinta y a veces tienes que desmontar algo para volverlo a hacer”.

Para Teresa, el mayor enemigo al que se tiene que enfrentar es el paternalismo: “lo odio con toda mi alma”. Siente que sigue siendo una persona que “puede hacer un montón de cosas” y que no tiene que estar todo el día demostrándolo. Además, “no me molesta cuando mis amigos se olvidan de que voy con silla de ruedas y quedamos en un sitio donde hay muchos  escalones.” Prefiere eso, asegura, a que se la trate de forma diferente por su discapacidad.

Teresa no duda en bromear acerca de la magia que envuelve al deporte paralímpico: “nosotros nos vemos a la legua de qué pie cojeamos, y eso hace que tengamos un feeling  muy especial”. La deportista y coach entiende la rivalidad exclusivamente cuando se tira a la piscina, y nos confiesa el asombro de la gente, sobre todo de los niños, cuando cuenta que “una de mis mejores amigas es noruega y a la vez es mi mayor rival”.

La nadadora aragonesa desmiente el mito que rodea al deporte paralímpico de que “sea más fácil triunfar que en el convencional” por haber menos deportistas discapacitados: “no es que compitamos con menos gente porque haya menos gente, sino porque hay países que no tienen la posibilidad económica de enviar a más deportistas”.

De los cinco Juegos en los que ha participado, es de Londres 2012 del que se lleva un mejor recuerdo: “fue la primera vez que mi hijo me acompañó, cuando conseguí el oro por primera vez, cuando gané la plata y se la regalé…”

Como deportista paralímpica, Teresa se siente más que orgullosa de la visibilidad que han alcanzado estos Juegos: “son el tercer evento más retransmitido y más conocido a nivel mundial, por detrás de los JJ.OO y los Mundiales de futbol”. Para ella, Londres fue sin duda “el pistoletazo de salida de una era moderna, el nacimiento de un deporte profesional”. Aún así, cree que todavía queda mucho por recorrer porque, “a pesar de ser una actividad profesional, es un deporte amateur, y en muchas ocasiones no es remunerado”. Su solución: una mayor cobertura mediática, “que los medios de comunicación le den algo más de cancha, pero que salga desde dentro”.
Teresa no se rinde. Afirma que seguirá al pie del cañón, como siempre lo ha hecho: “este año tengo el Campeonato europeo, el Campeonato de España, y un Open en Berlín”. Pero ella piensa a lo grande, y al preguntarle sobre su presencia en los Juegos de Tokio 2020, lo deja muy claro: “941 días quedan para Tokio, así que imagínate si lo tengo presente”. Pues mucha suerte, Teresa.

Desarrollo en Drupal por Suomitech