GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

No hay escapatoria al calentamiento global

Editorial
Ciencia
Cambios previstos en temperaturas medias

En el año 2017 se registraron las temperaturas más altas después de 2016, año que se encuentra en el primer puesto tras sufrir el fenómeno el Niño. Dicho fenómeno hizo que aquel año encabezase la lista de los años más calurosos desde que se empezaron a resgistrar datos, allá por 1880. Según la NASA, y sin contar con este episodio, el año 2017 registra la mayor temperatura media a nivel global. Lo cierto es que la diferencia de temperaturas en estos últimos tres años, sobre todo en 2015 y 2017, es de menos de un centésima de grado, por lo que establecer una distinción entre ellos sería imposible estadisticamente hablando, según la Organización Metereológica Mundial (OMM). «De los 18 años más cálidos de los que se tienen datos 17 se han registrado en este siglo, y el grado de calentamiento de los tres últimos años ha sido excepcional», declaró el secretario general de la OMM, Petteri Taalas.

La NASA explica que el calentamiento global suele afectar más a las temperaturas regionales, pero sin embargo, el aumento del calentamiento global está provocando fenómenos meteorológicos extremos en muchas partes del mundo, y cada vez con mayor frecuencia. Cuanto mayor es la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, mayor es el problema, ya que el planeta tiende a concentrar más calor en vez de rebotarlo al espacio.

Por tanto, es fundamental reducir considerablemente las emisiones de CO2 para que la temperatura media no siga aumentando. Como podemos observar las postura del gobierno ante la situación no están a la altura, como tampoco lo está nuestra postura, la de los ciudadanos. No somos verdaderamente conscientes de que con cada mal acto que hacemos estamos contribuyendo al deterioro del medio ambiente, es decir, nuestra vida y nuestro planeta. Es por ello que debemos concienciarnos ya que estamos ante un suceso de gran importancia y seremos juzgados por las generaciones venideras.

Las consecuencias del cambio climático son una sucesión de problemas en cadena, entre ellos estarán el calentamiento de los polos, que consecuentemente se derriten y provocan un aumento del nivel del mar y calentamiento de los océanos; también se reducen las precipitaciones. Los fenómenos extremos provocarán crisis migratorias y daños económicos incalculables en áreas costeras.

El calentamiento global también puede alterar los climas fríos haciéndolos más fríos, los cálidos más cálidos, y alterar gravemente los ciclos hídricos en algunas zonas, bien con exceso de lluvia o con sequías prolongadas, incluyendo el secado de ríos o lagos. Estos problemas incidirán directamente en la producción de alimentos, impactando en las comunidades más vulnerables.

Actualmente el cambio climático produce víctimas mortales humanas y animales, como los osos polares, que según National Geographic se acabará extinguiendo toda la especie, así lo avisaba ya en 2002. De tal aviso ya han pasado 16 años y ya se han producido extinciones de especies a lo largo del mundo. ¿Qué cantidad de extinciones tienen que producirse para ponerle solución?

Los ciudadanos podemos contribuir a reducir las emisiones de CO2 con pequeños gestos, como comprar productos locales, utilizar menos el vehículo privado, reducir el consumo de energía y los residuos, apurar la vida útil de los aparatos eléctricos, invertir en iniciativas sostenibles, votar a partidos políticos con programas más ecológicos, concienciar a los demás, etc. En definitiva, ningún ser humano puede escapar a las consecuencias del cambio climático, solo se pueden hacer más llevaderos sus efectos donde no son todavía insoportables. Otras personas no gozan de esa suerte y ya han comprobado el alcance del problema.

Desarrollo en Drupal por Suomitech