GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Míchel: “Los errores que cometí solo me han perjudicado a mí”

Entrevista
Deportes
José Miguel González Martín del Campo, más conocido como Míchel, exfutbolista y entrenador, nos concede una entrevista tras su presente etapa en los banquillos. Nacido en Madrid en 1963, Míchel lleva una larga trayectoria en el mundo del fútbol desde que debutara con el Real Madrid en 1982 ante el Castellón, dónde consiguió el gol del triunfo. Es unos de los futbolistas internacionales del que el Real Madrid puede presumir de haber disfrutado en su cantera. Desde que tenía 13 años perteneció al club merengue. Jugaba de interior derecho , dónde formaba parte de la mítica “Quinta del Buitre”. También fue internacional con la selección española de fútbol con 66 partidos dónde marcó un total de 21 goles.

Resultado de imagen de michel gonzalez seleccion

Quedamos en su casa, en una tarde fría y lluviosa, nos recibe de brazos abiertos. Ante todo nos encontramos con una persona amable, nada que ver con las muchas críticas que ha recibido a lo largo de su carrera. Nos ofrece algo de beber y después de tan caluroso recibimiento nos dirigimos hacia el salón. Un salón repleto de trofeos, medallas, cuadros y objetos que para él y para el mundo del fútbol tienen un valor incalculable.

Empezamos la entrevista desde sus comienzos, buscando conocer algo nuevo de este emblemático deportista que para muchos es un desconocido. Posiblemente su carácter en gran parte esté marcado por sus inicios, “comencé jugando en una liga del ayuntamiento, nos organizábamos las camisetas entre nosotros y lo pasábamos muy bien. Estuve jugando ahí desde los 10 hasta los 12 años”. En cuanto a sus expectativas dentro del fútbol, cuando era pequeño no pensaba en jugar en el Real Madrid ni en la selección pero si nos confiesa que tenía ilusión de poder ser profesional en un futuro. Cómo no, todo niño tiene una referencia y Míchel desde muy pequeño lo tuvo claro, “me gustaba mucho Del Bosque y Antonini, los dos tenían la esencia de lo que yo quería ser como futbolista”.

Nos cuenta con una sonrisa en la cara cómo debutó, una huelga de jugadores hizo que ese día Míchel consiguiera cumplir su sueño. Pero solo era el principio de una larga trayectoria, y entonces, le preguntamos por la conocida “Quinta del Buitre”. Él nos comenta que no solo fue esa etapa, eran un grupo de amigos, de Madrid, que se conocían desde adolescentes.

Poco después le llegó la oportunidad de debutar con la selección, “Llevaba ya un año en el Real Madrid, y lo lógico es que cuando eres medio titular en el Madrid te llegue la oportunidad de la selección”.

Damos un giro a su carrera, y llegamos a su final como futbolista, él lo recuerda de esta manera, “Dos años antes había tenido una lesión de rodilla y empecé a pensar que había que prepararse para marcharme del Madrid, porque no te puede durar toda la vida. Creo que era el momento justo para irme’’. Pero su carrera como jugador no finalizó ahí, puso rumbo a México dónde nos comenta que fue una experiencia increíble pese al bajo nivel futbolístico.

Resultado de imagen de michel gonzalez

“Te das cuenta de que es una profesión muy diferente a la de futbolista, otra vida y otra manera de ver el fútbol, que se disfruta bastante menos’, así nos comienza hablando de su etapa actual, la de entrenador. Para hablar de esta etapa se pone algo más serio, y recuerda su primera experiencia. Comienza en el Rayo Vallecano, en Segunda B, dónde nos afirma que es una categoría bastante injusta e ingrata, porque no sabes cuál es la referencia para tener opciones de mejorar o de subir. El siguiente paso, posiblemente dónde se dio por primera vez más a ver como entrenador es en el Getafe. ‘’Cuando llegué, faltaban 5 partidos y el equipo estaba a un punto del descenso. Yo creía que teníamos buen equipo y lo acepté. Los dos años siguientes, formamos un buen equipo, e hicimos una campaña extraordinaria. Dejamos al Getafe sexto, algo que era inaudito”. Nos damos cuenta de la satisfacción que supone esa etapa para él.

Tras esto, otro cambio de aires. Sevilla era su  próximo destino. Posiblemente llegaba a uno de los clubs más exigentes del mundo, y posiblemente ese nivel hizo que tuviera que dejar el equipo antes de lo que querría. ‘’Es una parte normal de tu trabajo, lo mantienes como un hecho. Ya sabéis que mandan los resultados. Si estás en un equipo con expectativas medias, normalmente siempre es más difícil que si estás en un equipo grande, donde las cosas suelen salir más o menos bien”.

Pero la gran aventura llega al fichar por el Olimpiacos, algo que él recuerda como apasionante, “un día tenías que meter 5 goles a cada equipo jugando bien y de repente tres días después nos venía la Champions y éramos un equipo medio”. Lo que más aprendió fue a jugar con esa doble mentalidad y saber cómo inculcarla a sus jugadores.

Míchel lo tiene claro, el entrenador es quién debe amoldearse a los jugadores, algo que en casos como el de Pep Guardiola no es así. Nos menciona a su referente en los banquillos,  Leo Beenhakker. “Volvería a repetir lo vivido, incluso los errores, porque los errores que cometí solo me han perjudicado a mí”, se siente orgulloso ante todo, esto nos lo dice con la cabeza bien alta. Se hace tarde y es momento de terminar la entrevista, terminamos pidiéndole un consejo a futuros jugadores y entrenadores, y es claro:  “hay que hacerlo con ilusión y sobre todo una frase que digo siempre; No se puede ganar si no se compite. Te dicen, no vas a llegar. Bueno… si compites igual ganas. Lo que es imposible es llegar si no compites”.

 

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech