GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Kieu, una alternativa para los jóvenes sin oportunidades

Reportaje
Educación
Fuente: Proyecto Kieu
Comienzos del siglo XIX. Vietnam. El poeta Nguyễn Du escribe uno de los poemas más importantes de la literatura vietnamita, Truyện Kiều. Una obra sobre disputas dinásticas ambientada en este país oriental, y cuya protagonista es Thuy Kieu, una adolescente que tiene que prostituirse para ayudar económicamente a su familia. La joven acaba prometiéndose con el rey para más tarde abandonar la acomodada vida de palacio y cuidar de los suyos.

Principios del siglo XXI. España. Un pequeño grupo de españolas, tras unos intensos años de convivencia en Vietnam, regresan a su país de origen con muchas ganas de aplicar a su contexto local, lo aprendido en el continente asiático. Su inspiración, la joven Kieu. El personaje deja huella en las chicas, que ven a Kieu como una referencia emancipadora, un ejemplo de lucha en el que fijarse para crear un mundo mejor.

De esta manera nace Proyecto Kieu, una ONGD que actúa en la comarca de La Sagra,  en la provincia de Toledo. A esta comarca pertenece la coordinadora de proyectos e impulsora principal de la organización, María Díaz Murillo: “Vietnam me abrió los ojos, pero aún más lo hizo el regreso a mi pueblo. Fue un verdadero choque descubrir la situación en la que se encontraba La Sagra, por lo que decidí moverme para ayudar a cambiar las cosas”. Al volver a su localidad natal, Numancia de La Sagra, María fue consciente de los grandes problemas que allí había . El paro, la falta de oportunidades, el consumo de drogas o el desarraigo con el territorio eran el pan de cada día de la juventud de Numancia. Tras este diagnóstico la co-creadora de Proyecto Kieu fue consciente de que estos indicadores sociales se daban en toda la comarca toledana, por lo que era necesaria la creación de una institución que atendiese a tan serias necesidades.

Desde entonces María y sus compañeras han reunido un equipo muy heterogéneo, formado por voluntarios, expertos y asesores de diferentes disciplinas relacionadas con el ámbito del trabajo social, la sociología o la cultura. Sus líneas de actuación son muy diversas, pero todas van en una misma dirección, ayudar a conseguir la independencia de los jóvenes de la comarca. “Para conseguir abrir la mente de los jóvenes es necesario servirse de la educación. No de una educación normativa, sino de una educación no formal y alternativa, que no limite a los chavales” añade Alex García, voluntario de Proyecto Kieu desde los 15 años.

La ONGD se sirve de una serie de herramientas que permiten un desarrollo rápido y eficaz. “La incubadora de proyectos”, denominada así por la organización, da la posibilidad a cualquier persona de La Sagra de presentar propuestas de acción social para mejorar el entorno local. Para este proceso Kieu se encarga de toda la cuestión burocrática en aras de conseguir subvenciones a nivel regional, nacional o internacional. Además de esto, cuentan con multitud de formadores educativos que se encargan de impartir cursos y seminarios destinados al desarrollo de un sector tan vulnerable como el de los jóvenes. Desde formaciones laborales a servicios de voluntariado o intercambios juveniles, en los que personas sin recursos ven una oportunidad para poder aprender y conocer de otras culturas, además de la enseñanza que ofrecen los trabajadores sociales en el proceso del intercambio.

Porque aquí juega otro de los puntos clave, los que participan con Kieu, lo hacen de forma gratuita. “Quien accede a los programas de Kieu no necesita tener dinero, sino muchas ganas de aprender. Esto no quiere decir que se beneficie sin dar nada, ya que la colaboración de los participantes es un elemento transformador, que vale mucho más que unos billetes”, añade el administrador de Kieu, Alberto Chico.

 Sin embargo, sostener toda esta estructura no es nada fácil. Kieu necesita mucho apoyo económico que llega de dos maneras: las donaciones particulares y las subvenciones. Kieu alberga una importante masa de socios que aportan voluntariamente una cuota para que la ONGD siga funcionando. Los subsidios vienen sobre todo desde la Unión Europea y la Agencia Nacional Española. Además cuentan con el apoyo de los diferentes ayuntamientos sagreños. La concejala de cultura de Yuncos, Eva María García reconoce la gran labor de Proyecto Kieu, al afirmar que está cambiando la percepción que la gente tiene sobre los pueblos de La Sagra, relacionados muchas veces con robos o la droga, cuando son mucho más que eso.

Una década después de su creación, Proyecto Kieu ha conseguido el objetivo con el que nació: Ofrecer una alternativa consistente a la juventud sagreña, ampliando así sus horizontes. “Estoy muy orgulloso de lo que hemos sido capaces de hacer en tan poco tiempo. Cuando todo esto comenzó no teníamos pensado llegar tan lejos”, afirma Sonia López, consultora de administración de la entidad. El proyecto, que empezó siendo un proyecto de ámbito local, se ha extendido hasta el punto de traspasar fronteras, llegando a países como Finlandia, Perú o Francia. Y los que quedan. Thuy Kieu estaría orgullosa de verse reflejada en un proyecto así.

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech