GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

El primer centro de Formación Profesional de Fuenlabrada abrirá sus puertas el próximo curso

Reportaje
Educación
I.E.S Federica Montseny
El actual instituto Federica Montseny se habilitará como centro específico de Formación Profesional en Fuenlabrada. La propuesta que está teniendo éxito en otras localidades, no ha sido bien recibida por el Ayuntamiento, que afirma que este cambio supone solamente un traslado de estudiantes y no un aumento de oferta educativa.

El primer espacio de Formación Profesional de Fuenlabrada abrirá sus puertas en el próximo curso 2017/18. Con esta medida, se dará solución a la constante caída en el número de alumnos detectada en el centro educativo a lo largo de los últimos años. El instituto Federica Monstseny ofrecerá una amplia oferta formativa para lo más de 600 estudiantes que albergará a partir del curso que viene.

El instituto ofrecerá todas las enseñanzas de Formación Profesional en la familia de Administración y Gestión y de Comercio y Marketing, que actualmente imparte el Instituto África. Situado a solamente 500 metros de distancia, cuenta con siete ciclos formativos, tanto de Formación Profesional Básica, como de Grado Medio y Grado Superior. Cada vez más valorados y dignificados, los ciclos formativos dan mucha importancia al dominio en nuevas tecnologías, idiomas, la adquisición de experiencia laboral, la formación en emprendedurismo y la alta empleabilidad, tanto en España como en el resto de Europa.

Isidoro Ortega, concejal de Educación, ha criticado que el cambio de centro supone solamente “un mero traslado, un intercambio, no se crean ni nuevas plazas ni nuevos ciclos", y no un aumento del número de alumnos en la FP. Añade también que Fuenlabrada "necesita más oferta de plazas y de ciclos formativos" y recuerda que 1.500 alumnos de la localidad se quedan sin plaza anualmente para estudiar estos ciclos. Así pues, según el edil, el único cambio radica en que el instituto Federica Montseny acogerá a los estudiantes de FP del instituto África y este, a su vez, a los de Bachillerato de ambos, y no un cambio estructural como promete la propuesta.

El centro albergará 40 aulas, 4 laboratorios, 3 aulas de informática y una biblioteca. La Comunidad de Madrid, por su parte, está evaluando la posibilidad de aumentar la oferta de ciclos formativos de cara a próximos cursos escolares en este futuro centro específico.

Con esta y otras muchas otras medidas, y la creciente oferta de ciclos formativos se intenta potenciar el ingreso de alumnos a este tipo de formación, tratando de desmentir la extendida creencia de que los estudios universitarios son imprescindibles para acceder al mercado laboral y que, sin ellos, el acceso a un puesto laboral es mucho más complicado.

 

Mayor competencia para los estudios universitarios

Actualmente, la oferta de Formación Profesional en Fuenlabrada está distribuida entre siete institutos públicos, dos colegios concertados y una unidad de Formación e Inserción Laboral. El municipio sigue así los avances que ya han dado ciudades como Alcorcón, Getafe, Leganés, Móstoles y Villaviciosa de Odón, que cuentan con un total de hasta 10 centros específicos de Formación Profesional.

Este tipo de formación presenta importantes ventajas: en primer lugar, se puede elegir entre Grado Medio y Grado Superior, pudiendo acceder a este último tras haber cursado cursos medios; además, la percepción del conocimiento adquirido en la universidad, resumido en “un poquito de todo pero mucho de nada” se convierte, en la FP, en una profundización y enfoque de los estudios al puesto laboral que se vaya a cubrir. Este primer contacto de los alumnos con el mundo laboral se tiene gracias a la FP dual, mediante la cual los alumnos realizan unas prácticas en centros de trabajos. El 21% de las ofertas de empleo cualificado requieren ya títulos de Formación Profesional, según la empresas de Recursos Humanos Adecco.

*Elaboración propia según datos de Adecco

A nivel internacional, en la Unión Europea, la FP tiene mucho más peso. La mitad de la población activa en el continente es titulada de FP. Eso se traduce también en un aumento de ofertas laborales de este tipo. Además, titularse en Formación Profesional supone una buena alternativa a la Selectividad para aquellos que no tengan excesiva prisa por entrar en la universidad.

Por suerte, los estudiantes de Formación Profesional tienen una gran ventaja con respecto al resto de los jóvenes que desean incorporarse al mercado laboral, el cual ellos ya conocen con una experiencia de la que el resto carece. Esto es lo que pretende el Federica Montseny, así como aumentar las plazas de estudiantes de ciclos formativos y convertirse en el primer centro especializado con esta oferta educativa.

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech