GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

El arte inunda Fuenlabrada con el Colectivo de Pintores “La Fuente”

Crónica
Culturas
ceartfuenlabrada.es
El Centro de Arte Tomás y Valiente de Fuenlabrada albergó la inauguración de la exposición de arte del Colectivo de Pintores “La Fuente”. La exposición, que tenía al agua como protagonista, no dejó indiferente a los presentes y supone una maravillosa oportunidad para conocer nuevos artistas.

Decenas de personas se agolpaban a las puertas del centro cultural y esperaban con ansias admirar las pinturas que ya estaban preparadas para ser vistas. Los familiares y amigos de los artistas protagonistas, que eran la mayoría de los asistentes, esperaban con ilusión y con grandes expectativas. “Lo que sabemos es una gota de agua, lo que ignoramos el océano, un homenaje al agua con nuestros pinceles”, estas palabras daban la bienvenida a los invitados y abrían así la inauguración de esta exposición. De esta forma, los presentes comenzaron a deleitarse con las obras del colectivo de pintores “La Fuente”, mientras disfrutaban de un refrigerio.

Inmediatamente las reacciones de los invitados comenzaron a surgir. Las expectativas estaban siendo superadas con creces. Desde un “qué bonito”, hasta varios “impresionante”, podían escucharse entre los admiradores de las pinturas, que no dudaron en felicitar a algunos de los artistas que allí se encontraban. El agua, en sus diferentes versiones. era el elemento principal de la exposición. El azul y las líneas suaves, dando sensación de tranquilidad y serenidad, eran dos de las características más comunes en los cuadros expuestos.

La exposición se presentaba colocada por artistas. Las pinturas agrupadas en torno al nombre de cada artista dejaban claras las características de cada uno. Unos más realistas, otros utilizaban formas abstractas, otros optaban por los colores llamativos y otros por todo lo contrario. Cada uno, fiel a su estilo, ofrecía en forma de arte y pintura su visión del agua, dejando clara la amplitud de este concepto.

En la exposición podían verse paisajes naturales, e incluso lugares conocidos como el famoso Templo de Debod de la capital madrileña. A pesar de que los paisajes eran la representación del agua más elegida, también podían ver pinturas con animales marinos, bodegones y retratos humanos. Estos últimos muy aclamados por el público debido al gran realismo con el que estaban realizados. “La mujer de rojo” de Isabel Barrús, un retrato original y llamativo, se llevó todas las miradas destacando entre los demás por tener el rojo como protagonista.

Michael Finn fue uno de los artistas más felicitados debido a su gran realismo. El pintor había conseguido plasmar diferentes paisajes como si de una fotografía se tratase. Admirar sus obras ofrecía la sensación de encontrarse en esas playas. Otros artistas, como Nano Orte, quisieron ir más allá del realismo y mostraron su versión del agua añadiendo esculturas a sus pinturas. Ambas obras se complementaban de forma original sorprendiendo a los invitados por su originalidad.

Una vez finalizada la exposición, los presentes felicitaron a los artistas y comenzaron a abandonar el centro cultural de Fuenlabrada. Había una sensación común: hay que dar más voz a los artistas menos conocidos. Estas galerías y exposiciones ofrecen nuevos puntos de vistas en cuanto a arte se refieren y dejan claro que existe un gran talento que hay que explotar y hacer visible. La ciudad del sur de Madrid ha querido acoger las obras de este colectivo de pintores para darlas a conocer. Una buena forma de mostrar el talento de artistas menos conocidos.

Desarrollo en Drupal por Suomitech