GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

"Después de la crisis del sector de la construcción, está la de los medios de comunicación''

Entrevista
Comunicación
Fachada del Ayto. de Coslada

El coordinador del Área de Comunicación del Ayuntamiento de Coslada, Pablo García Lozano, se muestra rotundo frente a la grave situación que vive el sector del periodismo en la actualidad. “Es una de las mayores crisis de nuestro país, yo diría que después de la crisis del sector de la construcción, está la de los medios de comunicación’’, afirmó el pasado viernes a las puertas de su lugar de trabajo.

Con gran experiencia en el ámbito periodístico  -ha trabajado en radio y prensa escrita-, se encuentra preocupado por la situación que vive el periodismo hoy en día. Lo que más le entristece de todo es ver como un compañero pierda su empleo: “tenemos la maleta preparada como los entrenadores de fútbol, hoy estamos aquí pero mañana podemos estar allí’’  manifestó.

Siempre hay futuro

“Esto es como la vida, hay veces que tienes buena suerte y otras que no la tienes, pero siempre hay futuro si te lo trabajas y tienes pasión por esta profesión’’, añade cuando se le pregunta si entiende que la profesión periodística está viviendo sus últimos días o puede resurgir como el Ave Fénix. El periodista señala como posible solución la creación de cooperativas. “Muchos periódicos o radios locales han nacido de la unión de periodistas’’, ha argumentado. “Yo lo veo muy factible aunque sería complicado buscar la financiación, pero es una buena solución para el futuro’’.

Ante esta visión para salvar la profesión y en referencia a los comentarios de personas que intentan desestabilizar o quitarle valor a la prensa, se muestra contundente: “Esta profesión tiene futuro, ¿Quién va a informar? Radio, televisión, Internet o prensa escrita, hay que trabajar y tener ilusión’’, ha dicho.

La tradición resistirá

Preguntado sobre las nuevas fórmulas periodísticas que han dado origen al conflicto entre prensa tradicional y periodismo electrónico, Pablo García piensa que la prensa tradicional no va a desaparecer tan fácilmente. “Con el periódico de papel es muy difícil acabar, ya que los grandes diarios se reservan la información ampliada en ese soporte. Además sería una mala noticia’’ ha señalado.

Otro de los temas que salta a la palestra es el denominado Periodismo ciudadano, donde la gente de a pie puede, gracias a la tecnología, informar de cualquier hecho que suceda en el mundo. Sobre esta cuestión, el entrevistado no tiene duda alguna y apunta que los profesionales del periodismo no son siempre los primeros en obtener la información. “Los mejores informadores no están en el medio, ya que siempre hay personas que ven el suceso antes del periodista’’. Pero a pesar de la importancia de esta modalidad, asegura que la información la debe dar un periodista.  En este sentido, el coordinador entiende que el periodismo tiene dos caminos: “el primero es que veas lo que está ocurriendo y lo cuentes y el segundo es el que no lo ve y tiene que  preguntar y contrastar’. La forma de plasmar lo sucedido es propia del periodista y además se lleva dentro”, ha añadido.

Todo por y para el pueblo

Además de explicar la situación con la que tiene que lidiar a menudo como es la de ver a amigos sin empleo, el entrevistado informó de la iniciativa del Ayuntamiento de Coslada sobre la publicación de noticias en su Web. “Trabajamos desde el Ayuntamiento para todos los ciudadanos a través de varios canales,  para comunicarle todo aquello que se hace y los servicios que tiene a su disposición’’. Sin embargo, el coordinador reconoce que a veces la labor que ejerce el gabinete de prensa a favor de sus ciudadanos intentando llegar al máximo número de hogares posibles se convierte en una tarea complicada. “A pesar de ello, es muy difícil llegar a 93.000 personas. Aunque al final sí les llega la información, ya sea de manera directa o por otras personas’’.

Por último, de entre todas las informaciones publicadas, la de  que Coslada se ha adherido al Fondo Social de viviendas para evitar desahucios es la que más alegría le ha provocado. “Las peores son en las que hay pérdidas humanas’’, ha apuntado en contraposición con las anteriores.

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech