GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Coslada, ciudad de acogida

Reportaje
Migraciones
Bazar y Locutorio
España ha pasado de ser un país de emigrantes, a ser uno de inmigrantes. Hemos estado en Coslada para retratar al que es el segundo municipio de la Comunidad de Madrid con mayor tasa de inmigración: el 20% de la población es de origen extranjeros, según datos del Ayuntamiento de Coslada.

 

Históricamente, España ha sido un país de emigrantes. Miles de compatriotas dejaban su familia, su casa, sus pertenencias… y emprendían una incierta aventura más allá de nuestras fronteras, con el objetivo de trabajar, ganarse la vida en cualquier oficio, y mandar dinero a su hogar. Este fenómeno migratorio alcanza su auge durante la dictadura y tiene como destinos prioritarios Francia, Alemania, Suiza, Argentina… Sin duda, un desafío solo apto para valientes héroes.

Pero desde la década de los 90 ha sucedido una transformación. Miles de personas llegan a España cada año en busca de un lugar donde vivir mejor, cada una de ellas con una historia distinta de angustia y sufrimiento detrás. Así, desde hace 25 años España se ha convertido en un país de inmigrantes y no de emigrantes.

 

 

Coslada, en los últimos años, se ha convertido en el lugar de acogida de multitud de ciudadanos extranjeros. Según el consistorio local, aproximadamente el 20% de la población es de nacionalidad distinta a la española. En la Comunidad de Madrid, esta cifra solo es superada por Parla, donde los inmigrantes empadronados son el 21,58%.  La región madrileña ha recuperado población inmigrante tras seis años consecutivos de caídas y ha alcanzado en 2017 las 864.485 personas extranjeras empadronadas, lo que supone el 13,1% de la población total, que actualmente asciende a 6.596.829 personas, según informa el Gobierno regional. Atendiendo a las diferentes nacionalidades, Coslada destaca por una enorme cantidad de población rumana (15,37%), seguida muy de lejos por la comunidad china (0,49%) y un escaso número de colombianos (0,22%).

Pero más allá de esta amalgama de cifras deshumanizada, la realidad presenta muchos puntos de controversia y discusión. ¿Cómo ven los cosladeños la llegada masiva de inmigrantes?; ¿Los extranjeros son bien acogidos y no sufren casos de racismo?; ¿Estas personas se integran fácilmente en nuestra sociedad? El debate sobre la inmigración, desgraciadamente, vuelve a resurgir tras la aparición de nuevos partidos de ultra derecha, bulos y fakes que cargan negativamente contra el extranjero, y un sentimiento patrio rancio, lleno de rechazo y de xenofobia.

 

 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech