GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

BBVA estudiará cada caso individualmente por la sentencia "cláusulas suelo"

Entrevista
Economía
Cliente firmando un documento.
Las cláusulas suelo aplicadas por los bancos en la formalización de los diferentes préstamos hipotecarios han sido declaradas nulas. Como consecuencia, los bancos tendrán que devolver el importe cobrado de más a todos los clientes en cuyas escrituras figure dicha cláusula.

La cláusula suelo es una cláusula extracontractual, es decir, puede firmarse el contrato al margen de ella. La funcionalidad que tiene es fijar un porcentaje mínimo a aquellas hipotecas que tengan un tipo de interés variable, que normalmente suele fijarse respecto al Euribor. En una hipoteca cuya cláusula suelo fije el interés mínimo en el 3%, por mucho que el Euribor se encuentre al 0%, nunca pagará menos de ese 3%.

Esta cláusula ya fue considerada ilegal en 2013, tras una sentencia del Tribunal Supremo Español. En esta sentencia, la cláusula se declaró nula y se obligó a los bancos a retirarla de los préstamos hipotecarios. De este modo, los clientes pudieron observar como bajaba el importe su cuota.

Recientemente, en diciembre de 2016 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea falló contra los bancos declarando abusivas y con falta de transparencia las cláusulas suelo que se aplicaban y que impedían que los clientes se beneficiaran de las rebajas en los tipos de interés.

Esto ha supuesto un fuerte golpe para la banca española. El impacto según ciertos especialistas se ha estimado en torno a los 3000 y 5000 millones de euros. Los bancos españoles más afectados son: BBVA (1200), CaixaBank (750), Sabadell (352), Popular  (334), Liberbank (129) y Bankia (101).

La protagonista de nuestra entrevista es Alicia González, trabajadora de atención al cliente de la entidad bancaria BBVA.

P1: ¿Qué es la cláusula suelo?

Es aquella cláusula que puede contener los préstamos hipotecarios de interés variable mediante la cual se fija el tipo de interés mínimo que se le va a aplicar al préstamo, pese a que el índice de referencia pactado, por ejemplo el euríbor, baje por debajo de este porcentaje mínimo estipulado en la cláusula suelo.

P2: ¿Qué perjuicios pueden tener para los clientes?

Siempre van a abonar más intereses a la entidad, aunque el tipo de interés que tengan referenciado en su préstamo hipotecario de interés variable esté por debajo del porcentaje mínimo que le van a aplicar.

P3: ¿Por qué han sido consideradas ilegales, abusivas y poco transparentes estas cláusulas?

La sentencia del Tribunal Supremo del 9 de mayo de 2013 resuelve una acción colectiva en la aplicación de las cláusulas suelo. Consideró que éstas eran abusivas en los contratos de los préstamos hipotecarios por un defecto de transparencia. Esta carencia de transparencia se debe a una condición general de la contratación redactada unilateralmente por la entidad que, produce una alteración inesperada del precio del contrato. El cliente tiene un tipo de interés referenciado, en la mayoría de préstamos hipotecarios en España es el Euríbor, con un diferencial, y siempre se le va a aplicar un mínimo que va a ser superior a la suma de estos dos factores.

P4: ¿Qué postura ha tomado el tribunal de justicia europeo contra ello?

Ha declarado a la banca que tendrá que devolver a todos los clientes el total percibido gracias a esta cláusula suelo.

P5: ¿Qué supone para los bancos, en concreto para BBVA, esta sentencia?

Supone que va a tener que devolver a todos los clientes que ha cobrado demás o de manera abusiva este tipo de interés mínimo, la devolución de todos los interés cobrados desde la apertura del préstamo hasta la actualidad. Esto supondrá un gran desembolso para la entidad.

P6: ¿Cómo está tratando el banco la situación?

BBVA ha comunicado que estudiará cada caso concretamente para realizar la devolución de aquellas cláusulas que se hayan cargado con poca transparencia. Esto significa que no devolverá el dinero directamente a los afectados.

P7: ¿Crees que los clientes también tiene responsabilidad a la hora de firmar este tipo de documentos sin informarse?

Sí, creo que es importante cuando vamos a realizar la firma de cualquier documento, pero sobre todo cuando vas a firmar un préstamo hipotecario que va a conllevar probablemente unos 30 años de tu vida cumplir el pago. Hay que informarse de cada punto, de cada cláusula, de cada letra pequeña, de cada tipo de interés que nos cobran ya que va a ser algo que se va a tener que abonar durante muchos años.

P8: ¿Crees que ciertos colectivos, como los abogados, están tratando de lucrarse de la sentencia?

Sí, lo que perjudica a unos siempre beneficia a otros. Esto ahora mismo perjudica a los bancos que, en su momento, les benefició. Probablemente, ahora, esté beneficiando mucho más a abogados y personas del mundo de la justicia por los posibles clientes que vayan a reclamar de manera judicial los intereses cobrados de manera abusiva. El abogado va a llevarse un beneficio por ello, por lo tanto, aprovecharán la situación y se algo lucrarán.

Esta vez no gana la banca, esta es la conclusión a la que llegamos con el caso de las cláusulas suelo. El dinero será devuelto a las manos de quienes nunca debieron soltarlo, pero no será si la pertinente lucha de los clientes. Un banco es un banco, y como tal, nadie puede esperar que vaya a regalarle nada. Bien es cierto que ya en 2013 se dejaron de aplicar estas cláusulas y las cuotas de los afectados fueron debidamente reducidas. Sin embargo, ahora el impacto es mayor, más mediático y el hecho de acatar la sentencia sin rebelarse, supondría no sólo un golpe económico, sino también contra su orgullo, pues no habrían logrado salirse con la suya. Pero, ¿hasta cuándo puede defenderse lo indefendible? Es cierto que puede haber cierta controversia a la hora de determinar qué grado de responsabilidad tiene el cliente como firmante y contrayente del contrato. Pero también es cierto que la aplicación de estas cláusulas abusivas sin informar debidamente a los clientes, son inadmisibles y poco éticas por parte de las entidades bancarias, y por lo tanto, también condenables. La justicia esta vez ha fallado a favor de los más débiles en este caso, los ciudadanos españoles afectados.

 

Alfonso Castro

Desarrollo en Drupal por Suomitech