GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Alcorcón, la capital con más grafitis de Europa en los 80

Entrevista
Culturas
Grafiti en la localidad de Alcorcón. / HH Groups
La localidad madrileña de Alcorcón fue una de las cunas del grafiti a nivel europeo entre los años 80 y 90. De aquí salieron nombres reconocidos en el programa nacional como Dark, Jes, Most o Beto. Gracias a estos grafitis, considerados “obras de arte”, Alcorcón tenía un hueco en las guías internacionales y gente de distintas partes del mundo acudía a contemplarlos. Sin embargo, a partir del año 92, el Ayuntamiento empezó a eliminar los grafitis.

Hoy día, las multas por pintar en las paredes son cada vez más elevadas. Al igual que existe una patrulla del Ayuntamiento para recoger basura, existe otra que limpia los grafitis. Esto nos lleva a un tema que siempre ha generado gran controversia: ¿Es el grafiti un arte o un delito?

Cada vez son más los artistas que se ganan la vida de esta peculiar forma y que acaban convirtiéndose en referentes a nivel mundial, como es el caso de Banksy, cuyas obras se han llegado a vender por hasta 300.000 dólares. En España, la capital madrileña recoge cada vez más a grafiteros de gran prestigio y procedentes de diversos puntos del mundo.

Richy Loker es un grafitero y rapero madrileño. “Empezó siendo un hobbie, pero ahora creo que se puede vivir de ello. Más que un trabajo, lo considero una vocación. Creo que puede dar muy buenos resultados para la sociedad”, comenta.

Muchos de los artistas que se dedican a esto, consideran el grafiti como una forma de expresarse y de evadirse de la realidad, al igual que hacen pintores, escultores, músicos... es decir, artistas cuyas obras sí que se consideran arte por la mayor parte de la sociedad. “Cuando era adolescente y tenía problemas, recurría al grafiti como vía de escape. Era lo que me ayudaba a soltar toda esa rabia y buscar adrenalina y nuevas experiencias”, afirma Richy. Añade que no es un simple hobbie, sino una parte de él. “¿Qué sería yo sin el grafiti? No lo sé”, cuenta.

La Ley 3/2007 del 26 de Julio de la Comunidad de Madrid establece que, con el fin de proteger el paisaje urbano, están prohibidos los grafitis y pintadas en la vía pública. Permite la habilitación por parte de los Ayuntamientos de espacios para realizar grafitis de valor artístico. Además, establece que la resolución de las infracciones y sanciones esté en manos de cada Ayuntamiento, pudiéndose sustituir la multa por la limpieza de las pintadas.

La vigencia de esta ley deja claro que, actualmente, los grafitis siguen considerándose en la mayoría de los casos un delito en la Comunidad de Madrid. Richy Loker considera que el grafiti no deja de ser un acto vandálico, ya que es de donde proviene. Sin embargo “hay que abrir la mentalidad de las personas, y hacerles ver que no todo es vandalismo, ya que el grafiti ha tenido una gran evolución y puede llegar a transformar edificios, barrios, fachadas y dar una imagen totalmente distinta a una ciudad”, concluye. 

Desarrollo en Drupal por Suomitech