GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Una enfermedad silenciosa

Reportaje
Sociedad

 

 

 

De los más de 3.650 millones de mujeres que hay en el mundo, solo ocho son consiederadas supermodelos. El duro canon físico que impone la sociedad, así como la percepción de que el éxito pasa por la delgadez, son algunos de los factores que han convertido la anorexia y la bulimia en una enfermedad tristemente habitual.

Estas dos patologías pueden ser contraídas por cualquier tipo de persona, aunque existen alguos factores de riesgo de diferente tipo. En el caso de los factores individuales, exisen sobre todo connotaciones bilógicas y genéticas. El mayor colectivo de riesgo serían las chicas jóvenes, durante la adolescencia, sobre todo en casos de personalidad muy autoexigente y personas inteligentes y perfeccionistas.

Ante la incapacidad de conseguir metas imposibles, así como un rechazo a todo lo que significa crecer y hacerse mayor, las jóvenes caen en este tipo de trastornos alimenticios, aunque a priori nunca se hubiesen preocupado por su peso.

Otro de los factores imprescindibles en estos casos son los familiares. Los trastornos alimenticios por defecto tienen más probabildiad de darse en personas que hayan tenido algún familiar que las haya sufrido o antecedentes de adicciones en familiares de primer grado (se multiplica el riesgo entre dos y veinte veces) . 

Por último, existen una serie de factores socioculturales, básicos para el desarrollo y, sobre todo, la perpetuación de esta enfermedad. El impacto que tienen los cánones de belleza, tremendamente exigentes e inalcanzables, así como la importancia que los medios, el cine y la publicuidad le dan al físico, son muy impactantes en jóvenes con las características descritas.

Centros en Alcalá

Debido a la proliferación de este tipo de enfermedades, Alcalá de Henares cuenta con diferentes centros en los que se da asistencia de uno u otro tipo, tanto a familiares como a enfermos. Entre ellos se encuentran el centro ADANER (Asociación en Defensa de la Atención a la Anorexia Nerviosa y la Bulimia), en el que se ofrece información y atención psicológica tanto a los enfermos como a las familias.

Por otro lado, existen organismos que se ocupan de estos trastornos, aunque no de forma específica, como es el caso del Hospital Universidatario Príncipe de Asturias, que tiene un ala especializada en psquiatría en la que hay especialistas de nutrición. Por otro lado, el centro complutense también se ocupa de la atención física y mental de los enfermos.

Además, hay multitud de centros en los que se ataca la enfermedad desde un factor psicológico, imprescindible para la recuperación de los enfermos, que se encuentran en un estado de inseguridad, vulnerabilidad y baja autoestima extremo. Este es el caso de Mensana, un centro que cuenta con dos sedes en Alcalá de Henares y tratan decenas de casos de anorexia y bulima al año. 

Desarrollo en Drupal por Suomitech