GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Roca, o el enésimo ejemplo de la lenta agonía del sector industrial español

Reportaje
Economía
Logo de la empresa Roca
La compañía cumple 100 años en este 2017 con el futuro de su fábrica de Alcalá de Henares en el aire tras un paro que ha durado 4 meses y afectado a más de 100 trabajadores.

En febrero de este año, el humo volvió a salir de la fábrica de Roca en Alcalá de Henares 4 meses después. El paro en la fabricación, debido a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), terminó y los 125 obreros afectados pudieron volver a ocupar su puesto de trabajo.

El futuro de la fábrica no obstante sigue sin estar claro. La factoría, construida en 1962, la 2º más antigua de la compañía, está especializada en bañeras de hierro. La demanda de este producto se restringe a Rusia y otros mercados emergentes. La caída del mercado ruso ocasionó una acumulación de stock que llevó a decidir el parón en la producción a los directivos. La difícil situación del país con una gran depreciación de la moneda, la caída del año pasado de los precios del petróleo o las sanciones impuestas por la UE ha causado estragos principalmente en las ventas entre las clases medias y bajas rusas según la compañía

Los sindicatos han pedido que la fábrica se reoriente a la fabricación de otros elementos que produce la compañía relacionados con la fundición como los grifos. Sin embargo, desde la dirección se asegura que esta reconversión traería numerosas dificultades y no lo ven probable.

Un conflicto que viene de lejos

Las tensiones laborales en la empresa de cerámicas no son nuevas. El primer gran conflicto se dio en 2009. Roca anunció un Expediente de Regulación de Empleo (ERE)  que afectó a casi 2.000 trabajadores no solo a la fábrica de Alcalá de Henares (602 trabajadores despedidos), sino también a las de Gavà, Barcelona, (1.030)  y Alcalá de Guadaira (358).

Los despidos masivos no terminaron ahí y un nuevo ERE fue anunciado en 2012. Pese a que los sindicatos lo llevaron a juicio y consiguieron declararlo nulo, Roca redactó un nuevo expediente que sí cumplía las condiciones legales. Este expediente afectaba a 258 empleados de la fábrica de Alcalá de Henares y  la totalidad de la plantilla de Alcalá de Guadaira (228), lo cual suponía el cierre de la fábrica.

¿Una deslocalización encubierta?

Los sindicatos han denunciado desde 2012 que todos los expedientes de regulación de empleo no son más que una táctica para deslocalizar la producción de la empresa. En los 90, Roca comenzó su internacionalización y la producción no es un sector de la empresa que se haya quedado atrás. Actualmente, la compañía tiene un total de 83 fábricas repartidas entre 5 continentes y 18 países. Junto a España con 9 fábricas, India con 7, China con 9 y Brasil con 11 son los centros donde más factorías posee el grupo. 

 

 

 

Asimismo, otra de las denuncias de los sindicatos es que la empresa genera beneficios por lo que no tendría la necesidad de cerrar la planta. La empresa cerró el año con 83 millones de € de beneficio y acumula 4 años seguidos con cifras positivas y creciendo.  Al mismo tiempo, según las memorias de cuentas de la compañía, la deuda del grupo se ha ido reduciendo. El mayor de sus mercados viene siendo el español, pero en los últimos años ha pasado de significar el 42% de sus ventas en 2007 al 14.5% en 2014. Esto se debe al crecimiento en el mercado americano que representa el 26% de las ventas y el de Europa del Este y Rusia, que supone el 25%. 

Desarrollo en Drupal por Suomitech