GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

La guerra de las basuras

Editorial
Local
Vertedero de Alcalá de Henares (Fuente: Alcalá Hoy)
A la espera de la construcción del vertedero de Loeches, la Mancomunidad del Este y la Comunidad de Madrid continúan con la disputa

El vertedero de Alcalá de Henares alcanzará a finales de abril su capacidad máxima. Desde la Mancomunidad del Este, se considera que es un problema al que se tiene que encontrar una rápida solución: el vertedero de Loeches. Aún no está construido y ahí es donde se pretende acumular los residuos. Mientras tanto, los gobiernos locales del corredor del Henares se encuentran con el obstáculo de la nula involucración de la Comunidad de Madrid, la cual ha negado su competencia para este asunto.

El alcalde complutense, y presidente de la Mancomunidad, Javier Rodríguez Palacios, rechazó en verano del pasado año aumentar la capacidad de su vertedero como propuso la Comunidad. Ahora le recrimina al Gobierno regional que el vertedero de Alcalá se vaya a cerrar por no ofrecer nuevas opciones.

Mientras ambas administraciones continúan sin tener claro el destino de la basura, Valdemingómez y Pinto se presentan como las opciones más factibles hasta que finalice la construcción del vertedero de Loeches. El tiempo sigue corriendo y los residuos continúan acumulándose. Una inoperancia que se suma a la ya mostrada por la Mancomunidad y la Comunidad de Madrid el pasado verano cuando el gobierno de la capital ofreció alternativas que no lograron contentar a la otra parte.

Lo que a priori debiera ser una simple cuestión de salud pública y medioambiental, con las elecciones a la vuelta de la esquina, se ha convertido en una verdadera cuestión política. La Comunidad no quiere arriesgarse a perder votos y se dedica constantemente a pasar la patata caliente al Ayuntamiento. Parece que ninguno de los dos bandos quiere dar su brazo a torcer, creando así una auténtica guerra de basuras.

No hay sitio para enterrar tanta basura. Ayuntamiento y Comunidad deberán llegar a un consenso que ponga fin al conflicto y optar por la mejor alternativa para la basura que producen a diario los 31 municipios que integran la Mancomunidad del Este: ¿prolongar la vida útil del vertedero, que conllevaría nuevos olores y molestias para los vecinos o instalar un centro de transferencia para comprimir la basura y reducir así su impacto?

Desarrollo en Drupal por Suomitech