GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Ilusión y negocio

Reportaje
Nacional
Infografía de elaboración propia
Cada vez menos parejas contraen matrimonio en nuestro país. Además de la elevada tasa de divorcios, una de las causas de ello puede venir del alto desembolso económico que suponen.

Los matrimonios han disminuido un 56% en España desde 1965. Una de las razones de esta bajada puede ser el alto coste que suponen. Según el portal especializado bodas.net, cada pareja se gasta en nuestro país una media de 12.000 euros en dar el sí quiero. Esto supone que, durante los meses previos, la austeridad y planificación de los gastos sean muy importantes. Así lo expresa Juan, que se casará en Alcalá de  Henares el próximo verano: “Han sido ocho meses en los que prácticamente nos hemos desprendido de cualquier gasto superfluo”.

Los mejores lugares

En cuanto a los lugares más codiciados para casarse en la ciudad Complutense, destaca la Capilla de San Ildefonso. Esta capilla, perteneciente a la Universidad de Alcalá de Henares (UAH), se construyó como Iglesia de la UAH en 1499, estando dirigida la construcción por Pedro Gumiel. La lista de espera para poder utilizar este lugar es larga y el precio alto, unos 600 euros en concepto de gastos y derechos de imagen.

Para los matrimonios civiles, la principal opción es el Ayuntamiento. Las tasas por celebrar un matrimonio en el mismo dependerán de si uno de los miembros de la pareja está empadronado en Alcalá o no: desde los 200 hasta los 400 euros. La otra opción será escoger los jardines de algún complejo u hotel. El precio en este caso fluctúa desde los 500 hasta los 1.000 euros, sin contar servicios especiales como el oficiante.

Los gastos principales

El banquete será la parte más importante de la factura y dependerá del número de invitados. Se puede celebrar desde en un hotel con todos los servicios integrados hasta en una finca. Estas últimas suelen tener servicio de catering y acuerdos con otros hoteles de la zona para la noche de bodas. El precio medio por comensal se sitúa entre los 90 y los 150 euros. Por eso, las parejas miran mucho la lista de invitados. “Al final solo quieres que ese día estén contigo los importantes, los que de verdad quieres que te acompañen en el día más importante de tu vida”, dice Juan.

Una vez sumados el resto de gastos que comporta la celebración, como los trajes o el coche nupcial, la cifra puede llegar a asustar. Quizás por ello la edad media en la que se contraen nupcias no deja de crecer y alcanza ya los 37 años.

Según el portal Business Insider, un 61% de los matrimonios que se celebran hoy en día en nuestro país acabarán por romperse. Entre estos datos que muestran poca esperanza y los altos costes, no es de extrañar que solo den el paso unas 165.000 personas al año.

Por todo lo expuesto, casarse no es una opción para hacer negocio, más bien es un gran gasto, planificado durante meses. Es cierto que buena parte de ello se recupera con las aportaciones familiares. No obstante, la ilusión del día más feliz de tu vida compensa todos estos gastos. 

Desarrollo en Drupal por Suomitech