GlocalPressUrjc

Menú principal

Se encuentra usted aquí

Dos estrellas, un solo apellido

Reportaje
Deportes
Los hermanos Gasol, Marc (izq.) y Pau, dándose un abrazo.
La vida ha dado un gran giro para los hermanos Gasol en las últimas semanas. Ambos han cambiado de franquicia y han pasado de estar en equipos sin aspiraciones a luchar por la NBA.

El tiempo pone a cada uno en su lugar, o eso dicen. El 16 de octubre comenzó una temporada nueva en la NBA, con nueve españoles en la competición y ninguno de ellos entre los equipos aspirantes al título. De entre esos nombres, dos destacan por encima de todos, posiblemente los dos jugadores más importantes de la historia del baloncesto de España, los hermanos Gasol

Dos jugadores que, pasado su esplendor físico, eran parte importante en sus equipos. Ambos jugaban en la Conferencia Oeste y, para más paralelismos, las dos franquicias eran la sombra de lo que fueron en la década pasada.

Mediada la campaña en la NBA, los dos Gasol parecen haberse repartido las dos fechas límite para cambiar de equipos, convirtiéndose cada uno en el gran protagonista de ellas. Marc cambió Memphis por Toronto el 7 de febrero (último día para hacer traspasos); Pau, San Antonio por Milwaukee el 1 de marzo (último día para poder firmar por un equipo con el que jugar playoff). 

Meses después de empezar en equipos sin aspiraciones, los dos hermanos afrontan la segunda parte de la temporada en los dos equipos que más victorias han conseguido en la primera mitad. Los dos, en la Conferencia Este, y los dos, acompañados por jugadores de la selección española. Por si el destino no fuese lo suficiente caprichoso ya con estos paralelismos, sus nuevos compañeros españoles juegan en la misma posición y son los dos nacionalizados, Ibaka y Mirotic. 

 

El último vals de Pau

Pau, a sus 38 años, empezaba su tercera temporada en los San Antonio Spurs, un equipo que acaba de terminar su histórico ciclo ganador e intenta recuperar su identidad, perdida con la retirada de sus grandes estandartes (como Tim Duncan o Manu Ginóbili). Desde el primer momento las cosas no empezaron con buen pie y los minutos del pívot español fueron decayendo progresivamente.

La máxima aspiración de los Spurs era hacerse con un puesto en los playoff, lejos de aquellos años en los que el mundo se rendía a su juego, más parecido al europeo que al que se veía en la NBA. Pau Gasol parecía encajar cada vez menos en el juego de Gregg Popovich y el español se dio cuenta de que su etapa en Texas había terminado. Pidió un traspaso antes de la fecha límite, pero fue imposible y todo apuntaba a que terminaría la temporada con los de San Antonio, pero todavía quedaba una bala.

 

 

La sorpresa saltaba la noche del 1 de marzo, el último día en el que los jugadores podían rescindir con los equipos para disputar el playoff con otra camiseta. El todopoderoso Adrian Wojnarowski, que no falla en ninguno de sus comentarios, anunciaba que Pau Gasol y los Spurs habían llegado a un acuerdo para terminar su contrato. Apenas una hora después, el mismo periodista vaticinaba que el español se iba al mejor equipo de la temporada en la NBA, Milwaukee Bucks.

El nuevo destino de Pau Gasol es el hogar del principal candidato a llevarse el MVP de la etapa regular de la liga, Giannis Antetokounmpo. Acompañando al griego, Kris Middleton, Malcolm Brogdon y Eric Bledsoe están en su mejor nivel, el entrenador, Mike Buldenhozer, ha sido el mejor de la Conferencia Este en dos de los cuatro meses. Además, el de Sant Boi se reencontrará en Milwaukee con un viejo amigo, compañero de selección y con quien compartió vestuario en los Chicago Bulls: Nikola Mirotic.

 

Once años esperando este momento

Marc tiene 34 años, aunque tenía 33 cuando empezó el año en Memphis Grizzlies. El jugador dio el salto a la NBA en el año 2008 y, desde entonces, había sido fiel a la franquicia de Tennesee. Once años permaneció el español allí, en los que fue tres veces All Star y mejor defensor de la liga en una ocasión, entre otros muchos premios. 

Los Grizzlies habían apostado muy fuerte por Gasol y Mike Conley hace varias temporadas, pero cada vez el equipo iba a menos. Desde 2015 no conseguían hacer playoff y era el momento de renovar el proyecto. La decisión por la que optaron fue la de cambiar a Marc por tres jugadores de los Raptors e intentar reconstruirse para los próximos años.

 

 

El último tren que podía llevar a Marc Gasol a emular a su hermano y ganar la NBA llegó puntual a su cita. El español estaba en la estación y así llegó a los Toronto Raptors, un equipo construido para intentar ser el campeón de la Conferencia Este después de que LeBron James dejara vacío su trono en ese lado del país. 

Los Raptors cuentan con varias caras familiares. El ala-pívot nacionalizado español Serge Ibaka es un jugador importante en los canadienses y el seleccionador nacional, Sergio Scariolo, es el principal ayudante del entrenador Nick Nurse. Cuentan además con dos jugadores determinantes en la NBA como Kawhi Leonard o Kyle Lowry

Duelo fratricida en el horizonte

Ahora resta la parte más importante de la temporada, los encuentros en los que ambos hermanos Gasol necesitan coger ritmo, hacerse a sus compañeros e introducirse en los automatismos de sus nuevos equipos. Apenas 20 partidos para mantener el ritmo y que los dos equipos luchen por ver cuál de los dos termina como líder de la liga regular en la Conferencia Este.

Más adelante llegarán los playoff, y eso ya será otra historia. En el momento de forma que atraviesan hace presagiar que los dos equipos, de cumplirse los pronósticos, se enfrentarían en una posible final de conferencia. Un duelo fratricida para entrar en la final de la NBA sería un nuevo capítulo importante en las vidas de dos jugadores que han escrito con letras de oro su nombre en la historia del baloncesto mundial. 

Dos medallas de plata (y una de bronce) en Juegos Olímpicos, dos medallas de oro (una de plata y otra de bronce) en Eurobasket, un Mundial de baloncesto y un premio Princesa de Asturias. Es el bagaje de los dos hermanos Gasol juntos.

 

Como rivales, ambos dejaron el icónico salto inicial entre dos hermanos del All Star del 2015 y ahora se dibuja en el horizonte la posibilidad de que se disputen llegar a la final de la NBA. Y es cierto, el tiempo pone a cada uno en su lugar y, de momento, ya ha colocado a los dos Gasol en la lucha por el anillo de campeón. 

 

Desarrollo en Drupal por Suomitech